Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para ver «The Family» (ABC, 2016)

Hoy desde Grupo RIRCA os ofrecemos nuestras cinco razones para ver (o no), la nueva serie de la ABC The Family.

1.Un drama político con tintes de thriller de misterio de la network americana ABC, cadena emisora de series de la talla de Anatomía de Grey, Modern Family, Once Upon a Time o Scandal. La serie está producida por Jenna Bans junto con Todd Lieberman, David Hoberman y Laurie Zaks y es habitual guionista de la compañía productora de Shonda Rhimes, Shonda Land y también productora de Anatomía de Grey y Scandal.

2.Ecos a Resurrection (ABC, 2014-2015). ¿La premisa? A modo de flashback, la serie empieza con Claire Warren (interpretada por Joan Allen), una ama de casa con plena vocación política y arraigada de forma exacerbada a su familia. En una reunión social con su familia, su hijo menor Adam (interpretado por Liam James) desaparece y es aparentemente secuestrado y declarado muerto. La serie se sitúa diez años después con el supuesto regreso de Adam a la ciudad ficticia de Red Pines cuando parecía que Claire había podido apartar el dolor de su vida, aceptando la trágica pérdida y centrándose en su faceta política, con ansias de convertirse en gobernador.

3. ¿Quién es en realidad Adam? El joven Adam ya no es aquel tímido niño de hace una década y será el objeto de deseo de la prensa sensacionalista así como la curiosidad y atención de los vecinos quienes centrarán sus ojos en la casa de los Warren. Su regreso ha estado marcado por un cierto escepticismo familiar y solamente le ha hecho falta acudir a comisaría después de señalar el cartel de “Missing” en el desierto en el que afirmaba sentirse identificado con el niño. Además, se libera inmediatamente de pedofilia al vecino Hank (Andrew McCarthy).

MV5BZWE2ODJmMjItNWYwOS00NDQwLWE5MWEtN2FkYzY5NGI3MWM2XkEyXkFqcGdeQXVyMTExNDQ2MTI@._V1_SX1777_CR0,0,1777,999_AL_

4. La familia, lejos de ser el terreno de seguridad y de protección, se erige como un espacio de corrupción en cuyo núcleo subyacen, también, fantasmas del pasado y está presente la traición, la venganza o el adulterio. Es necesario hacer mención a los otros dos hijos de los Warren: Willa (Allison Pill) es la hija devota que lleva consigo una cruz como señal de protección en malos momentos. Por otra parte, tenemos a Danny (Zach Gilford) que es el hijo con problemas etílicos y es una persona poco fiable. Sin embargo, es quien se percata de que Adam no es quien dice ser y, pese a confesárselo a su madre, ésta le silencia. El entorno se vuelve opresor en ocasiones y el odio se palpa entre las cuatro paredes pues, tras la pérdida y la “misteriosa vuelta” de Adam, la familia debe reestablecerse lo cual conllevará acciones incómodas para todos.

5. Sin embargo, se nos propone una apuesta televisiva que entronca con un discurso hegemónico en el que se puede palpar la supremacía de la familia por encima de cualquier tipo de interés político en el caso de la madre la cual antepone su faceta privada y de labor a los ciudadanos para permitir que su hijo sea el que se presente como candidato a la presidencia, después de haberlo (re)cuperado (si es que, en verdad, se puede recuperar a alguien que en realidad nunca existió, y en esa nebulosa titubeante nos deja el primer episodio de la temporada que no desvelamos en este post).

 459 total views,  3 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *