Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para ver «Oscuro Deseo» (Netflix, 2020)

Hoy en RIRCA vamos aportar nuestras «5 razones» para ver la nueva serie mexicana «Oscuro Deseo» (Netflix, 2020):

1. Pese a su apariencia de telenovela, se trata de un thriller psicológico erótico. Las escenas tórridas tan esperadas en las promos de la serie están presentes pero sin exagerar. Alma está casada con un juez muy conocido y de éxito pero vive atrapada dentro de su propio matrimonio ya que el diálogo brilla por su ausencia, al igual que la pasión que es prácticamente inexistente. De ese modo, el desencanto se convierte en su rutina monótona que se rompe con la aparición de Darío, un nuevo alumno mucho más joven que ella que muestra un gran interés en ella como mujer. Tras varios intentos, acaban teniendo un encuentro sexual, una noche de pasión que es un soplo de aire fresco en la vida de Alma. No obstante, éste estará rodeado de incógnitas crecientes. Él intenta recabar toda la información sobre Alma y su familia, mientras que intenta mantener en el anonimato cualquier información personal. Hasta tal punto que consigue flirtear con su propia hija e intentar convertirse en un empleado del buffet del magistrado. 

2. Una muerte polémica y un misterio por descubrir. La serie gira en torno al descubrimiento de los misterios que rodean la muerte de Brenda Castillo, íntima amiga de Alma, una profesora de universidad casada con el juez Solares, quien llevó el caso. Los problemas maritales no están exentos de polémica y de una posible relación con el caso que se convierte en todo un enigma. Una aventura con un alumno acaba convirtiéndose en una peligrosa obsesión que convierten a Alma en víctima elegida conscientemente por ser la mujer del juez, quien habría obrado moralmente mal con un familiar de Darío Guerra por el cual en el momento presente busca venganza. En ese sentido, existe un gran nivel de telenovelización y de un cierto dramatismo que, en ocasiones, resulta excesivo pero se ve compensado con la trama y el desarrollo de descubrir qué pasó con la muerte de Brenda Castillo y qué conexiones hay detrás que conciernen a Alma y a su marido.

Alma y Darío

3. Melodrama y erotismo mexicano. Las escenas de sexo se hacen presente en la mayoría de los capítulos aunque esa supuesta imagen de thriller erótico esconde realmente su verdadero propósito: el de desvelar las incógnitas y el misterio que han surgido alrededor de la muerte de Brenda, la mejor amiga de Alma que supuestamente se suicidó. Los guionistas juegan al despiste, intentando aportar facetas ocultas de los distintos personajes para posicionarlos como posibles sospechosos por sus secretos o traiciones. El misterio radica en saber quién mató a Brenda y por qué, qué mostraba el DVD que se ocultó en las pruebas del supuesto suicidio, dónde estuvo y con quién estuvo. 

4. Paradoja de acoso: Alma, una profesora universitaria experta en violencia de género que acaba siendo una víctima de manual y de sus propias clases. Esta premisa bien nos recuerda a la recién estrenada miniserie española “El desorden que dejas” (Netflix, 2020) en la que dos profesoras de literatura (Viruca y Raquel) acaban siendo víctimas de acoso de sus propios alumnos. No obstante, en el caso de Alma resulta también notorio cómo las clases magistrales que ofrece donde se explican los roles dentro de la violencia de género y las características y rasgos (a veces sibilinos) entre víctima y agresor.

¿Quién mató a Brenda Castillo?

5. Adolescencia controlada (¿y visceral). El tema de las redes sociales y el control a través de las distintas plataformas está muy presente en toda la serie. En algunos momentos nos recuerda a la serie “You” (Netflix, 2018) en tanto que la geolocalización, el robo de objetos personales o incluso el robo de la propia identidad digital están presentes en ambas series con fin muy parecido: en “Oscuro deseo” el control se realiza para intentar recabar pruebas que conduzcan a resolver un crimen, mientras que en “You” se utilizan para intentar conocer en profundidad a la protagonista, conocer sus gustos y enamorarla. En ambos casos, tal y como sucederá también en “El desorden que dejas” (Netflix, 2020), las redes sociales y el móviles son armas de control que acrecientan la adicción y el componente obsesivo de los que lo ejercen, hombres que desean cautivar a sus víctimas femeninas.

 677 total views,  1 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *