Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

El regreso de Euphoria: La punta del iceberg (02×01)

Por fin han vuelto. 2 años, 6 meses y 25 días después, los chicos de Euphoria han vuelto. Y lo han hecho por la puerta grande con un episodio al más puro estilo de la serie. Esta segunda temporada se vuelven a introducir algunos de los personajes que quedaron en la primera y que estamos ansiando conocer. El artículo contiene spoliers de la primera temporada y del primer episodio de la segunda temporada.

Ha sido el turno de Fezco (Angus Cloud): un chico que era brillante hasta que, accidentalmente, su abuela le dio con una palanca en la cabeza provocándole lagunas mentales. Pero aunque parezca que vive en otro mundo, Fez tiene las cosas bien claras y es notable ya que para llevar todo un negocio de trapicheo hay que tener una buena cabeza, además de muchas más cosas. En este capítulo nos muestran que Fez no tuvo una infancia normal y que todo lo que sabe sobre drogas es por su abuela, quien llevaba antes el negocio. En el inicio de temporada vemos las dos caras de Fez: el chico que es capaz de hacerle cumplidos a Lexi (Maude Appatow) y al minuto darle con una botella a Nate (Jacob Elordi) en la cabeza para después darle puñetazos sin cansarse. Obviamente, recuerda al momento en el que su abuela comienza a darle con una palanca al hombre que le había vendido aspirina como si fuera droga, y no para de atizarle. Fez golpea a Nate para dejarle claro que no es ningún tonto y que si le hace la vida imposible a las personas a las que quiere se va a enterar. Y creo que Nate va a captar las cosas. De tal palo, tal astilla.

Calma antes de la tormenta.

El episodio alude un poco al primero de la primera temporada ya que las partes importantes ocurren en una fiesta: Jules (Hunter Schafer) tiene su primer enfrentamiento con Nate; Cassie (Sydney Sweeney) y McKay (Aglee Smith) comienzan una relación; Maddie (Alexa Demie) pone celoso a Nate; Kate (Barbie Ferreira) pierde la virginidad y Rue (Zendaya) y Jules se conocen. Pero en esta fiesta las cosas son muy diferentes: vemos a una Rue totalmente desmejorada y con una necesidad desmedida de colocarse, además del caos en el que están sumidos los protagonistas. Nos encontramos en la fiesta de año nuevo en alguna casa del vecindario y todos los personajes tienen algo entre manos; pasan muchas cosas al mismo tiempo y el espectador comienza a agobiarse porque hay mucha incertidumbre del desenlace de las historias. Pasan cosas muy relevantes en este episodio que van a desencadenar en muchas discusiones y altercados en esta temporada, y estoy aquí para verlo.

Rue vuelve a narrar estas historias aunque en este episodio hay una ausencia de la narración del episodio en general, y ha sido notable aunque también tiene sentido porque en la primera temporada, Rue nos cuenta la historia de como conoció a Jules y las cosas que pasaron a partir de que ella estuviera en el pueblo. De todas maneras, Rue va a ser ella narradora de las historias de los personajes porque ella sí que los conoce y por fin podemos ver la ansiada reconciliación entre Jules y Rue, que ojalá les vaya tan bien como en la primera sin el final trágico.

Como siempre, HBO da cabida a este tipo se series más crudas y retratando una realidad que no se ve a diario pero que existe. En este episodio en concreto es el trapicheo, los traficantes de drogas y lo peligroso que es este negocio. Nos lo cuenta a partir de un recuerdo. Además, hay un uso de las drogas muy explícito en este episodio, más que en toda la primera temporada junta y es que es un reflejo de como Rue lidia con los problemas, en concreto con la ruptura con Jules. Se ponen los sentimientos sobre la mesa y Rue deja el orgullo aparte para decirle a Jules como se siente, qua ya es hora de arreglar las cosas y seguir adelante. Todo el mundo comete fallos y ambas aprenden a perdonar porque es visible que ambas se quieren. Ahora habrá que ver si Rue volverá a dejar de consumir por ella.

Desenlace feliz después de un final tan amargo.

Esta segunda temporada se ha demorado tanto tiempo porque el inicio de la grabación empezó días antes de que se declarase la pandemia mundial y obviamente se paralizó todo. Esto hizo que los guionistas y el director pudieran implicarse un poco más en el desarrollo de los próximos ocho episodios. Además, para contentar a los fans y para que la demora no pareciera tanto, escribieron unos episodios a modo de puente para poder engancharlos con los de la nueva temporada. Ambos episodios se estrenaron en enero de 2021 y ha tenido que pasar un año para ver a la pandilla de nuevo. Los episodios especiales se centran en Rue y Jules. En el primero podemos ver como Rue y Ali discuten sobre inquietudes o temas importantes para Rue y hacen reflexionar bastante; y el segundo fue coescrito por Hunter Schafer, ya que en el episodio se habla sobre la transición y reflexiona sobre sus emociones, sentimientos y la relación con Rue. Creo que hay mucho de Hunter en Jules y eso me parece maravilloso.

Jules y Rue en su supuesto apartamento en Nueva York planificando la vida.

El estreno de la segunda temporada ha batido el récord del estreno digital más potente de una serie de HBO ya que la vieron alrededor de 2.4 millones de personas a través del canal y de la plataforma HBO MAX y no es de extrañar porque los seguidores de la ficción han estado esperando más de 2 años y las expectativas de la serie están muy altas. En definitiva este episodio ha dejado muchas dudas y muchos conflictos que están por ver y ha sido un comienzo de temporada muy potente, con además la introducción de un nuevo personaje que será un nuevo amigo de Rue. Habrá que esperar hasta el lunes que viene para ver como siguen las cosas y hay que estar pendientes ante la posible renovación de una tercera temporada.

 606 total views,  7 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.