RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Especial 67th Primetime Emmy Awards 2015 – Los Ganadores

¡Ayer fue la noche! La 67ª edición de los premios Primetime Emmy Awards, la mayor y más esperada fiesta de la televisión se celebró puntualmente a las 17h – 2 h de la madrugada en España – en el Nokia Theater en downtown Los Ángeles. La gala, emitida por la cadena Fox, fue presentada por Andy Samberg, cómico salido de Saturday Night Live y protagonista de la comedia Brooklyn Nine-Nine.

Los premios de este tipo de ceremonias siempre comienzan mucho antes de que los nominados entren en el recinto. Sí, me refiero a la alfrombra roja, donde las actrices se enfrentan por competir por la Mejor Vestida. Alrededor de las 3h de la tarde – las 0:00h hora local – las estrellas empezaron a llegar al Nokia Theater y a enseñar sus modelitos. Tampoco quiero centrarme mucho en ello, solo comentar que las favoritas para triunfar en la red carpet no defraudaron: Laverne Cox, Taylor Schilling, Taraji Henson, Sarah Hylland, Sofía Vergara, las scream queens Emma Roberts y Jamie Lee Curtis, Tatiana Maslany, Natasha Lyonne, Sarah Paulson, Elizabeth Moss, Jessica Lange y la esperadísima Lady Gaga, fueron las actrices más elegantes de la noche, sin duda.

Dresses
De las más elegantes: Jamie Lee Curtis, Emma Roberts, Lady Gaga, Tatiana Maslany y Laverne Cox

Pero, antes de entrar de lleno en los galardonados de esta edición, haré un breve repaso a los ganadores de «los otros Emmys«, los premios Creative Arts Emmys Awards – emitidos el 12 de septiembre – que celebran el trabajo de los profesionales detrás de las cámaras de nuestras series de televisión favoritas. Los máximos triunfadores de la noche fueron Game of Thrones y AHS Freakshow, con 8 y 5 premios dentro de sus categorías, respectivamente. La primera se llevaría Mejor Montaje, Dirección de Casting, Maquillaje, Efectos Especiales, Diseño de Producción y Edición y Mezcla de Sonido; mientras que la segunda, se llevaría Mejor Vestuario, Peluquería, Efectos Especiales, Maquillaje y Maquillaje Prostético.

En esta ceremonia, también se entregan los premios a los Mejores Invitados en series de comedia y drama. Los ganadores fueron, contra todo pronóstico: en drama Margo Martindale por su interpretación de Claudia en The Americans y Reg E. Cathey, Freddy, el íntimo amigo de Frank Underwood en House of Cards; y, en comedia, Bradley Whitford por su Marcy en Transparent y Joan Cusack quien, por fin, se lo lleva por su papel de Sheila Jackson en Shameless US tras haber estado cinco años consecutivos nominada en la categoría. Otros de los premios importantes de la noche fueron a Jane Lynch (Mejor Presentador), al 40ª Aniversario de Saturday Night Live (Mejor Programa Especial) y el Emmy a Mejor TV Movie para Bessie.

CPZLABiUAAA-Ns_.jpg-large
Amy Schumer cumple los pronósticos y se lleva el premio al Mejor Porgrama de Sketches

Bueno, es hora de entrar en materia. Dentro de la categoría de Comedia no hubo ninguna sorpresa – más allá del triunfo de Tony Hale por su papel de Gary Walsh en Veep como Mejor Actor Secundario, quitándoselo al Pinot Noir de Titus Burgess por Unbreakable Kimmy Schmidt como todas las quinielas indicaban. La gran triunfadora de la categoría fue, sin duda, Veep, que rompió la hegemonía de Modern Family y se llevaba Mejor Comedia y Mejor Guión por el episodio Election Night. La batalla entre Amy Poehler/Julia Louis-Dreyfus acabó inclinándose hacia ésta última, la que consiguió su cuarto Emmy consecutivo a la Mejor Actriz de Comedia por su interpretación de Selina Meyer en Veep.

El primer premio de la noche fue para una estupenda Allison Janney, la que acabó su divertidísimo discurso cantando y que hacía historia alzándose con su séptimo Emmy – el segundo por interpretar a Bonnie como Mejor Actriz Secundaria en Mom. Mientras Jill Soloway se hacía con el Emmy a Mejor Dirección, el Mejor Actor de Comedia fue para Jeffrey Tambor – ambos por la serie Transparent – el que dedicó el premio a la comunidad transexual <<por su paciencia, valentía e inspiración>> y se convertía a sus 71 años, el actor más longevo en ganar en la categoría. La cómica del momento Amy Schumer también conseguió, siguiendo los pronósticos, el Emmy al Mejor Programa de Sketches por Inside Amy Schumer.

34
Allison Janney recibe su segundo Emmy por Mom como Mejor Actriz Secundaria

La miniserie de Olive Kitteridge se impuso el resto de nominadas llevándose seis de los siete Emmys a los que optaba, incluyendo Mejor Miniserie. Estaba muy claro que la serie lograría triunfar en los galardones. A pesar de los imponentes nombres de su categoría, Frances McDormand – que hizo un discurso exprés muy de su estilo – era la clara favorita para llevarse la Mejor Actriz, junto con Bill Murray, que su breve aparición en la serie le hizo ganar al Mejor Actor Secundario. Tampoco fue de extrañar los premios de Jane Anderon y Lisa ChodolenkoMejor Guion y Dirección, respectivamente – a las que agradecieron a McDormand su labor por llevar a cabo el proyecto. Richard Jenkins completa los galardones de la miniserie, muy emocionado al recibir el premio a manos de Lady Gaga como Mejor Actor.

La única que no consiguió alzarse con el premio fue Zoe Kazan, nominada como Mejor Actriz Secundaria. El Emmy se lo llevaría, al final, Regina King por American Crime contra todo pronóstico. Sarah Paulson, que partía como absoluta favorita – y la mía, también – de la noche, se quedaría sin premio por cuarto año consecutivo tras estar nominada por Game Change (2012) y como Lana Winters (2013), Cordelia Foxx (2014) y Bette/Dot Taddler (2015) por AHS. De hecho, en la alfombra roja bromeaba sobre si le darían dos Emmys sin ganara <<¿Si me darán dos premios? Pero, si yo rezo para que me den, al menos, uno>> Parece que Paulson no tiene suerte. Pero, lo mejor fueron las reacciones de las propias nominadas cuando Taraji Henson pronunció el nombre de King: una combinación de sorpresa, euforia y alegría. No hay nada como un poco de competición sana, ¿verdad?

CPY8PNHWEAAEwDu.jpg-large
Regina King gana a la Mejor Secundaria en Miniserie bajo la sorpresa y euforia de sus compañeras de nominación

Finalmente, semisorpresas satisfactorias en la catergoría de Drama. Game of Thrones sería la triunfadora de esta edición de los premios – a los 4 que se llevó ayer, hay que sumarles los 8 de los Creative Emmys. La batalla entre GoT y Mad Men se mantuvo hasta el final de la gala, con los Emmys a Mejor Guión y Mejor Dirección, que fueron para el apoteósico episodio Mother’s Mercy que tanto a dado que hablar. Sin embargo, a pesar de la tristeza de los fans de Mad Men, que apoyaron a su serie hasta el final, todos los seriéfilos se reconciliarion con la Academia tras el anuncio de Jon Hamm como el Mejor Actor por su icónico papel de Don Draper tras haber estado ocho años nominado en la categoría. Sin duda, el premio más esperado de la noche, el que Hamm recogió arrastrándose por el suelo de agotamiento a manos de su íntima amiga Tina Fey – porque él se puede hacer permitir esas cosas…

Un soprendido Peter Dinklage recogería el premio al Mejor Actor Secundariosu segundo como Tyrion Lannister por GoT- y una emocionadísima Uzo Aduba se llevaría entre lágrimas la Mejor Actriz Secundaria por su papel de Crazy Eyes en OITNB – también es segundo Emmy ; quienes ganarían contra todas las predicciones a Jonathan Banks y Lena Headey. Otra de las batallas de la gala la protagonizaron el trío Viola Davis/Taraji Henson/Tatiana Maslany por el puesto de Mejor Actriz. Pero, a pesar de que el auditorio rugió al oir los nombres de Taraji y Tatiana, fue Viola la que se alzó con el galardón. Como ya nos tiene acostrumbrados, Davis hizo el discurso de la noche criticando la falta de roles femeninos de color en la industria: <<Lo único que diferencia a las mujeres negras del resto de la gente son las oportunidades. No se puede ganar Emmys por papeles que no existen>>

CPZP68_UAAA2e3o.jpg-large
El momento más esperado de la noche: Jon Hamm recoge su merecido Emmy

En cuanto a la gala en sí, Andy Samberg hizo un buen trabajo, nada excepcional comparado con sus predecesores Jane Lynch o Neil Patrick Harris. Comenzando por un skit musical que se esperaba de él cachondeándose de la enorme cantidad de series que hay para ver, con intrusión en los shows más populares – al más puro estilo Billy Crystal en los Oscar – y cameos de lujo como Jon Hamm, Kerry Washington, Nathan Fillion, Will Forte y Bob Odenkirk; seguido de un monólogo inicial donde no podían faltar las bromas hacia Bill Cosby y Donald Trump y dando donde más duele con chistes como <<Hemos dicho adiós a varias series este año como Mad Men y Parks & Rec. Y también despedimos a True Detective, aunque aún siga en antena>>

Sin embargo, los momentazos de la noche se lo llevaron tres de las grandes: Jane Lynch, que hizo su aparición como la monja del último episodio de Game of Thrones (Mother’s Mercy) amenazando a todo aquel que se pasara del tiempo en los discursos, tendría que enfrentarse a un momento de shame, shame, shame! – chiste sólo apto para los fans de GoT; Amy Poehler, que se colocaba gafas de sol y sudadera con capucha el nombrar las nominaciones a Mejor Actriz de Comedia, de pasota absoluta; y Tatiana Maslany, con el divertidísimo skit en el que descubrimos a la actriz buscando joyas en una alfrombra roja desierta con un detector de metales, para acabar comiéndose una lata de alubias en conserva y pelear por ella contra Tony Hale.

momentazos
Tatiana Maslany, Jane Lynch y Amy Poehler protagonizaron los momentazos de la gala

Emotivos fueron el homenaje al estilo in memorian que recibieron las series a las que dijimos adiós este año como Two & a Half Men, Nurse Jackie, Boardwalk Empire, Sons of Anarchy, Glee, The Newsroom, Hannibal, Parenthood, True Blood, Mad Men, Parks & Recreation y los late nights de David Letterman y Jon Stewart – quien se llevó todos los premios de su categoría (Mejor Guion, Dirección y Programa de Variedades) y la reaparición de Tracy Morgan tras su accidente de coche hace un año que le dejó en coma durante varios días y con lesiones cerebrales, quien demostró que no ha perdido el humor que le caracteriza.

Con una duración de 3 horas – con publicidad incluída – la gala de este año ha sido amena, con un buen ritmo y entretenida; aunque con sorpresas en algunas categorías contra todos los pronósticos, pero satisfactorias en su totalidad. Unos premios donde se celebró la diverisad y donde la mujeres en toda la ceremonia han sido las auténticas protagonistas. Aunque, la gran triunfadora de la noche, sin duda, fue la HBO que consiguió los galardones más importantes con sus producciones Game of Thrones, Olive Kitteridge y Veep, provando la calidad de sus series y la hegemonía de la cadena.

Los días 2 y 3 de noviembre de 2014 el canal estadounidense HBO retransmitiría en
Ahí va la última entrega de nuestro análisis y predicciones sobre los premios de la
Todas aquellas personas que nos habíamos quedado huérfanas de serie cuando tuvo lugar ese apocalipsis
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *