RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Y de repente… Jessica Chastain

En la gran mayoría de ocasiones, podemos encontrar un amplio número de posts, artículos, libros, monográficos, etc… referentes al trabajo y carrera de profesionales de la industria del cine. Directores, guionistas, directores de fotografía, directores artísticos, diseñadores de vestuario… En cambio, a los actores (bueno, mejor dicho, a las actrices) siempre se les atribuye un reconocimiento por su vida privada y su personalidad: con quién se le relaciona, cuáles son sus círculos sociales, si marca tendencia o no, si es agradable o una auténtica diva… En pocas palabras, el interés de la amplia mayoría del público se focaliza en su faceta de celebrity. Más allá de ciertos medios especializados y, por supuesto, los cinéfilos que defienden con uñas y dientes a sus artístas favoritos, pocos son los que se plantean (re)conocer el duro y fascinante proceso que se esconde detrás de esas interpretaciones que tan fáciles nos parecen sentados desde nuestro sofá o butaca de cine.

Entonces, dentro de este contexto se encuentra el «Nombre Propio de Cine» al que proponemos hacer un modesto homenaje. Una actriz que poca introducción necesita para algunos cinéfilos y que, poco a poco, se está consolidando como una de las mejores actrices del Hollywood actual: Jessica Chastain. Con la excusa de la celebración de su 39º cumpleaños – que es hoy, por cierto, así que… ¡felicidades! – haremos un repaso a su carrera, a sus pensamientos sobre la interpretación y a los papeles que la han convertido en una de las actrices más versátiles y camaleónicas que podemos encontrar hoy en día.

Nacida en Sacramento el 24 de marzo de 1977, Jessica Chastain proviene de una familia humilde de clase media-baja. Siendo la mayor de cinco hermanas (tres de ellas hermanastras), no todo han sido alegrías en su vida. Su madre se quedó embarazada de ella a los 16 años y su padre, de 18, las abandonó tras el nacimiento de su hermana pequeña, Juliet, un año menor que Jessica (y quién se quitó la vida en 2003 tras sufrir una terrible depresión) Y es que, la infancia y juventud de esta chica no sido nada sencilla. Criada en un entorno íntegramente matriarcal y teniendo a su madre y abuela de referentes, no es de extrañar la predilección de Chastain por encarnar papeles femeninos fuertes e independientes. De hecho, será gracias a su abuela – con la que mantiene una relación muy estrecha – cuando descubrirá el mundo de la interpretación a los 7 años al ir a ver una obra de teatro de su barrio. Chastain afirma que, desde ese momento, había encontrado lo que quería SER.

Chastain1
Chastain en Wilde Salome, Lawless, Coriolanus, The Debt, Miss Julie y Mama

Animada por sus compañeros, profesores y familia al apreciar su talento para la interpretación, Chastain cursaría entre 1999 y 2003 en una de las mejores escuelas artísticas a nivel mundial, Juilliard, gracias a una beca donada por uno de los ex-alumnos más prestigiosos de la institución, el cómico Robin Williams; y, siendo la primera persona de su familia en ir a la universidad. Haciendo una de las más impresionantes audiciones que el propio tribunal de admisión de Juilliard recuerda – por lo que parece, un monólogo bastante subido de tono de Julieta en el balcón esperando a su Romeo (quién pudiera ver esa audición ¿verdad?) – la carrera de Chastain se fue sucediendo a cuentagotas. Participando de secundaria como víctima en algún que otro episodio de series policíacas (como ER, Veronica Mars o Close to Home) no fue hasta 2007 en el que uno de los grandes actores de Hollywood la acogió bajo sus alas. Nada más y nada menos que Al Pacino se fijó en ella para ser la protagonista de la obra de Oscar Wilde que él mismo iba a dirigir, Salome, más adelante convertida en una película de la representación teatral filmada titulado Wilde Salome.

Y es que, es normal que Chastain llame a Pacino su «padrino de la interpretación», porque, de hecho, fue Pacino quien la recomendaría al cineasta Terrence Malick para que la fichara en una película que estaba preparando ¿Os empiezan a encajar las piezas? Después de protagonizar su primer largometraje profesional, Jolene (2008), donde interpreta a una joven desde los 16 hasta los 30 años superando desventuras personales y amorosas – sino habéis visto el film, una brillante manera de comenzar una carrera – y de trabajar bajo la dirección de Philip Seymour Hoffman en el teatro con Othello en el papel de Desdémona; Chastain se pondría a las órdenes de Malick como Mrs O’Brien, la sufrida esposa de Brad Pitt y madre de Sean Penn en The Tree of Life.

Tras estar trabajando sin descanso durante casi cuatro años, ese esfuerzo se vió recompensado en 2011 cuando siete de sus películas se estrenaron de golpe en las carteleras de todo el mundo. «Lo bueno que tiene estrenar tantas películas a la vez es que no le da tiempo a nadie a encasillarte. Como no conocen nada de lo que he hecho, tengo la oportunidad de empezar desde cero. La verdad, se me ha brindado un regalo que pocos actores disponen» Y es que, Chastain tiene toda la razón. 2011 es la perfecta descripción de lo que es su carrera: una interpretación diferente y compleja una tras otra. Desde una agente del Mossad torturada por su pasado en The Debt; una agente de policía en un mundo de hombres en Texas Killing Fields; una despechada y vengativa Salome en Wilde Salome; pasando por la mujer de un soldado en la libre interpretación de la obra de Shakespeare, Coriolanus, y la confundida esposa de Michael Shannon en Take Shelter; hasta dos de sus interpretaciones más aclamadas hasta la fecha: Mrs O’Brien en The Tree of Life y Celia Foote en The Help.

Chastain3
Sus papeles más reconocidos: Mrs O’Brien (The Tree of Life), Maya (Zero Dark Thrirty) y Celia Foote (The Help)

Está claro que estos dos últimos papeles son los que le hicieron saltar a la fama. La primera, una sufrida madre silenciosa ante el comportamiento de su autoritario marido; y, la segunda, una joven extrovertida e ingenua que tendrá que sobrevivir en un pueblo donde se le desprecia por ser diferente. Dos caras completamente opuestas que Chastain nos brindó con apenas unos días de diferencia en la cartelera. Hasta yo misma fuí incapaz de reconocerla tras verla en ambas películas, prácticamente, la misma semana… La primera nominación al Oscar le cayó por Celia Foote en The Help, lo que fue la guinda perfecta para cerrar un 2011 maravilloso para ella – y, también, para los que la descubrimos – y situarla en el objetivo de todos los cineastas de Hollywood. Su segunda nominación a los Oscar le vendría un año después por su magistral interpretación de la agente Maya, responable de liderar la operación de búsqueda y captura de Bin Laden en Zero Dark Thrirty (2012). Siendo este su mejor rol – en mi modesta opinión – hasta la fecha, Chastain representará el desgaste esta mujer durante 12 años con una sutilidad física y emocional realmente extraordinario.

A partir de aquí, todo es historia. Prometiéndose a sí misma que nunca repetiría el mismo rol, ha mantenido su promesa en cada uno de los proyectos en los que ha trabajado. Atreviéndose con toda tipología de historias y géneros: thrillers de acción, cintas de terror, blockbusters intergalácticos, dramas históricos, cintas de gángters, películas indies, adaptaciones teatrales, etc; y la hemos visto como la inestable y desquiciada señorita Julia en la adaptación de la obra de Strindberg, Miss Julie (2014); como la oscura y sanguinaria Lucille Sharpe en Crimson Peak (2015); como Melissa Lewis, la comandante jefe de un grupo de la NASA en The Martian (2015); como la bajista de un grupo punk y madre coraje en Mama (2013); como científica e hija torturada por su pasado en Interstellar (2014); como una mujer hundida por la tragedia en The Disappearence of Eleanor Rigby (2014); como la intransigente esposa de un empresario corrupto en A Most Violent Year (2014); incluso, poniéndole voz a Gia, la jaguar trapecista italiana en Madagascar 3 (2012) Y, quedándose a las puertas de papeles como el de Kate Winslet en Steve Jobs (2015) o el de Rachel McAdams en A Most Wanted Man (2014)

Aún nos queda por disfrutarla en 2016 en su primera película de aventuras fantástica como la guerrera Sarah en The Huntsman: Winter’s War (que se estrena en podas semanas) y en otras tres cintas: The Zookeeper’s Wife, Miss Sloane y The Death and Life of John F. Donovan (la primera en fase de postproducción y las otras dos en fase de rodaje). Incluso, se lleva rumoreando desde hace tiempo la posibilidad de que encarne a Marilyn Monroe en un biopic que se prepara para 2018 titulado Blonde.

Siendo una actriz que se denomina a sí misma como «a research actor«, a Chastain le fascina investigar el contexto, construir el backstory y profundizar lo máximo que puede sobre cada personaje hasta el más mínimo detalle. Explica: «Pienso que si el actor realmente siente cada emoción – amor, miedo, nerviosismo – entonces, el espectador también lo sentirá. Recientemente me han preguntado el porqué soy actriz: por la conexión tan fuerte que siento hacia las personas […] Existe una conexión inmediata, una intimidad cuando estás interpretando donde no cabe ni la pulcritud ni la vergüenza. Como actriz tengo la oportunidad de conectar con mujeres que nunca he conocido antes«.

Chastain2
Aquí la tenemos en Crimson Peak (2015), A Most Violent Year (2014), Texas Killing Fields (2011), The Martian (2015) y Take Shelter (2011)

Feminista declarada y ferviente defensora del rol de la mujer en Hollywood, Chastain es una de las múltiples actrices que han denunciado las injusticias y expresado sin pelos en la lengua su opinión sobre la falta de papeles femeninos en las películas y la falta de paridad salarial. «En el cine siempre vemos las cosas desde la perspectiva de los hombres. Nosotras también queremos las perpectivas femeninas. Como espectadora, quiero ver representadas a las mujeres tal y como yo las conozco: inteligentes, fuertes y vulnerables. No estoy interesada en interpretar estereotipos […] Si necesitas una mujer que se le conozca por otra cosa que no sea su sex-appeal, entonces, un personaje masculino se puede cambiar perfectamente por un personaje femenino» La carencia de posiciones directivas dentro de la industria cinematográfica le han hecho concebir una productora propia, Freckle Films, con la intención de ayudar a la creación de proyectos desarrollados íntegramente por mujeres. Una estupenda propuesta que, seguro, lleva a buen puerto.

La carrera de Jessica Chastain parece irreal: pasar de ser una actriz desconocida a ser, casi de la noche a la mañana, en una de las mejores actrices de Hollywood. Pero, no olvidemos que antes de ser la Jessica Chastain que todos conocemos, tuvo que superar inumerables obtáculos personales y retos profesionales.  En varias ocasiones a comentado la negativa de muchos intendidos en la industria que la advirtieron que era demasiado mayor para comenzar una carrera de interpretación – recordemos que en 2003 terminó su formación, con 26 años. Como bien expresa la propia actriz: «Si he obtenido un papel es porque he luchado por conseguirlo» La edad no fue un obstáculo para ella, quien saltó a la fama a los 34 años (quiero recordar que Meryl Streep, Jessica Lange y Glenn Close fueron reconocidas a los 28, 33 y 35 años, respectivamente) y, a pesar de que, hace apenas cinco años que es reconocida, Chastain lleva años y años de trabajo duro irreconocido que le ha llevado a estar en la posición donde está ahora mismo ¿No dijo que descubrió su vocación a los 7 años? Me parece que eso es tiempo de trabajo sufuciente ¿no?

Abajo podéis disfrutar del trailer de su nueva película The Huntsman: Winter’s War. En cines el 8 de abril.

Después 30 temporadas de éxito continuado, es difícil que Matt Groening pueda evitar que cualquier
El 13 de septiembre Netflix estrenaba Unbelievable. Desarrollada a lo largo de ocho episodios, la
La fama que precede a Doctor Foster como serie de culto es bien conocida dentro
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *