RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 extensas razones para ver de nuevo «Farscape»

Hace poco más de un mes que llegó a la pantalla la última entrega de Star Wars: el despertar de la fuerza. La última entrega de la saga no solo pasará a la historia como una de las películas que ha batido récords de taquilla y de espectadores en todo el mundo sino también como el regreso de la cosmología creada por George Lucas en 1977 de la que los seguidores conocen hasta los más mínimos detalles. Como también conocen las más complicadas networks de space operas como Stargate (1994-2011), Battlestar Galactica (1978 y su reboot de 2004) y, de manera especial Star Trek (1966) sin olvidar al mundo del anime con la inigualable Cowboy Bebop (1998).

Hoy queremos dar cinco extensas razones para ver de nuevo -los que ya la hemos visto-  o conocer una serie considerada de culto, una serie australiana creada en 1999 por Rockne S. O’Bannon y emitida hasta 2003, Farscape,  en la que el astronauta norteamericano John Crichton (Ben Browder) se ve engullido por un agujero de gusano durante una prueba aeronáutica que lo llevará a una nave con vida propia, la Moya, en la que se encontrará con seres de distintas razas con una característica común: el ser disidentes y prisioneros de la raza dominante en el espacio, los Pacificadores.

1. La factoría Henson. Frente a la contemporaneidad de las series con grandes efectos especiales digitales, Farscape es una serie artesanal surgida de la factoría encabezada por el creador de los muppets Jim Henson. Los personajes no humanos que aparecerán a lo largo de la serie son todos ellos animatronics con lo que este hecho conlleva no solo de avance tecnológico en su momento sino, de manera especial que cada uno de ellos -y son muchos, entre los que destacan el arribista Dominar  Rygel XVI  y el piloto de la nave- tiene un diseño propio y un marionetista encargado de su manipulación. De esta manera, la serie no debe ser contemplada desde un punto de vista del espectador contemporáneo sino que debe situarse en los años de su producción. Pero no solo eso, debe valorarse en ella todo el trabajo de Jim Henson como precursor de lo que después será la productora Weta Digital encabezada por el también australiano Peter Jackson que beberá de las propuestas hensonianas. Un trabajo, el de Henson, que no solo será reconocido en sus series infantiles -bueno, no tan infantiles-  protagonizadas por la sin par rana Gustavo o la extraordinaria Miss Peggy sino que será utilizado por grandes nombres de la industria como George Lucas quien fichó a Henson para algunas sus producciones de las que deseamos mencionar a una en especial, Labyrinth (1986) protagonizada por el recientemente desaparecido David Bowie.

PilotJohn
El piloto de nave viviente La Moya

2. La evolución de la trama. Si bien los primeros episodios nos pueden parecer un tanto pueriles ya que siguen de manera bastante estricta los esquemas del cuento maravilloso más ingenuo -recomendamos a los nuevos espectadores un poco de paciencia en su visionado- , las cuatro temporadas de Farscape irán evolucionando y cambiando de manera drástica hacia una introspección de los personajes, la creación de estructuras de espejo en la narración y en los caracteres que deambulan por los numerosos mundos que atraviesan los viajeros de La Moya, la creación de historias para cada uno de los personajes principales de los que conoceremos sus backstories y la inclusión de temáticas muy alejadas de los esquemas de las space operas habitualmente centradas en la acción o la descripción de los distintos escenarios  como ejes vertebradores de la historia.  Así, Farscape reflexionará no solo sobre la tecnología, la ciencia y el posthumanismo sino de manera especial sobre la espiritualidad y la condición humana, la identidad sexual y los modelos de masculinidad o femineidad, o la posible creación de un único orden mundial, es decir, de un estado orwelliano galáctico.

3. Los personajes principales.  Los personajes principales de la serie, como en cualquier cuento maravilloso que se precie y como también sucede en las space opera canónicas, van a pertenecer a mundos distintos si bien eso no es obstáculo para una convivencia más o menos consensuada a pesar de las enormes diferencias que se dan entre ellos. Así, en la Moya convivirán y se enfrentarán John Crichton en su deseo de volver a la tierra y descubrir el funcionamiento de los agujeros de gusano para poder conseguirlo, la pacificadora renegada Aeryn Sun (Claudia Black) consciente del peligro de esta organización global para el destino de la galaxia, el guerrero luxiano Ka D’Argo (Anthony Simcoe) condenado por un crimen que no ha cometido, la promiscua ladrona adolescente nebari Chiana (Gigi Edgley), pero especialmente la espiritual sacerdotisa delviana Zhaan (Virginia Hey). A todos ellos se unirá uno de los villanos más inquietantes de la televisión, el híbrido humano-reptil Scorpius (Wayne Pygram) quien mantendrá una especial pugna con Crichton durante todas las temporadas de la serie. La variedad ideológica y las distintas cosmovisiones de cada uno de los personajes son, pues, más que evidentes como también lo es la selección de los mundos a los que  cada uno de ellos pertenece a modo de muestreo y que servirá para conformarlos a través de la oposición.

Farscape3x04
Zhaan, la sacerdotisa delviana, una especie que en realidad es una planta con forma humanoide. Para mi siempre será «Blava» que por algo vi la serie en TV3

4.La mitología de la serie. El universo de Farscape es tremendamente amplio como corresponde al género al que pertenece, como también resulta más o menos fácil su memorización gracias a los elementos narrativos que facilitan esta tarea en el espectador. Todos los miembros de cada uno de los mundos tendrán su propia cultura que pivotará entre las formas humanoides -con distinciones físicas basadas sobre todo en el color y el vestuario- y las más puras construcciones artificiales. Todos ellos tendrán una organización jerárquica y una distribución del trabajo dentro de la galaxia y dispondrán de microbios traductores en la base de su cerebro para poder comprender sus respectivos lenguajes. Los Ancianos tendrán el conocimiento científico más avanzado, los Delvianos van a ser plantas con forma humanoide capaces de sentir el dolor ajeno y obtendrán su energía del sol que también les conferirá una fuerte energía sexual, los Eidelon se caracterizarán por su enorme capacidad diplomática y política, los Leviathan serán híbridos biomecanoides, los Luxanos serán guerreros poderosos gracias a su corazón doble, y los Nebari servirán de conejillos de indias para los experimentos de control mental de los Pacificadores. A este mínimo ejemplo de la multiculturalidad del universo Farscape que, evidentemente, es mucho más amplio, se unirán los distintos tipos de naves de transporte y robots animatrónicos que tendrán en los Hynerianos y a su emperador, el Dominar, a su máximo representante. Un mundo que se asemeja bastante al presentado por Isaac Asimov en su trilogía de la Fundación.

kmp-dvd00586200-45-23
El más que desagradable híbrido de humano y reptil Scorpius que no solo le hará la vida imposible a John Crichton sino que buscará la verdad sobre su origen

 5.Los productos transmediáticos. El universo de Farscape va más allá de la serie de televisión y de su continuación en formato de miniserie titulada Farscape: the Peacekeeper Wars (2007). La organización periódica de una convención sobre la serie en la que los fans -al más puro estilo Star Wars– se reúnen una vez al año para revivirla o recordarla es una buena muestra de su etiqueta como serie de culto aunque estas reuniones finalizaran en 2011. Igualmente el mundo creado por Jim Henson y Rockne S. O’Bannon ha continuado en formato de minisodes a través de internet,  de tres novelas editadas por Boxtree y Tor Books entre 2001 y 2002 (House of Cards,  Dark Side of the Sun y Ship of Ghosts), de una revista de la serie publicada por Titan Magazine, de las colecciones de cómics War Torn editada por Wildstorm Productions desde 2002 y Farscape: Uncharted Tales de Boom! Studios hasta 2012; y, finalmente,  de un videojuego para PC producido por Red Lemon Studios en 2002.

Espero que mis cinco razones os hayan convencido para volver a ver la serie o para iniciaros en este mundo galáctico que nos regalaron de manera tan soberbia Jim Henson y su equipo de marionetistas.

Hace casi una semana que se estrenó una de las películas más esperadas de la
Basada en el manga homónimo de tan solo 3 volúmenes creado por Yahusiro Nightlow en
El poder de Grayskull: La historia completa de He-Man y los Masters del Universo es
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

One thought on “5 extensas razones para ver de nuevo «Farscape»

  1. Hola!
    Nosotros no hemos vuelto a ver Farscape por segunda vez, sino que actualmente vamos por la tercera ocasión y de hecho, ya hemos visto la primera temporada completa y vamos por el principio de la segunda.
    Es una serie estupenda, para nada aburrida y que recomendamos encarecidamente a quienes gusten de series de calidad, bien argumentadas y muy ricas en detalles.
    Nos encanta y desde luego no desdeñamos una cuarta ocasión para visionarla.
    Saludos y Suertes.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025