5 razones para ver «13 Reasons Why» (o 13 razones para aniquilar la inocencia)

thumbnail_13reasonswhy
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

En Grupo RIRCA nos hacemos eco de la serie “Por trece razones” y nuestra colaboradora externa Elena Ferrutxe, Graduada en Lengua y Literatura Españolas por la Universitat de les Illes Baleares (UIB), nos ofrece sus razones para verla (o no). ¡No te las pierdas!

Una de las series que está en boca de muchos ahora es “Por trece razones” (Netflix, 2017), adaptación a la pequeña pantalla de la obra original literaria de Jay Asher (2007). Después de diez años la creciente compañía audiovisual Netflix ha apostado junto a la productora y cantante Selena Gómez por la actualización de esta historia que no deja de ganarse adeptos. ¿Pero qué es “Por trece razones”? Ante todo diré que no es una serie para adolescentes, su capacidad de raciocinio no está suficientemente desarrollada para comprender que esta serie implica un ejemplo “ex contrarium” y podría darse el efecto de imitación, como parecen haberse hecho eco últimamente varios psicólogos al alertar de ello.

Antes de entrar de pleno en materia, haré una breve sinopsis: Hannah Baker (Katherine Langford) se ha suicidado hace casi dos semanas dejando en shock a todo el vecindario. El aplicado adolescente Clay Jensen (Dylan Minnette) encuentra en la puerta de su casa un paquete a su nombre con trece cintas de casete. Cuando da al “play” escucha la voz de Hannah, quien nos cuenta que se ha suicidado por trece razones, recogidas en esas cintas, y que si se han recibido significa que apareces en una de ellas; es decir, participaste de su muerte por hacer algo o no hacer nada. Se alerta de que ha de mantenerse en secreto y escuchar todo para pasar las cintas a la siguiente persona, de lo contrario serán publicadas, pues alguien de su confianza lo sabe todo.

thumbnail_168046

Después de esta introducción, me adentraré en el mundo de esta cautivadora y catártica serie con las siguientes cinco razones para verla:

1)      Por las técnicas empleadas:

  • La herida de Clay en la frente es un símbolo de la evolución del personaje: Se la hace al caer de la bici al principio (cuando descubre las cintas y le causan un shock); su madre intenta curársela pero él no la deja (no le cuenta que conocía a Hannah y que sufre por su muerte); la tapa con una gran tirita cuando va al instituto (interpreta el papel de chico estudioso y esconde sus sentimientos); llega un punto en que le desborda conocer el sufrimiento de Hannah y entonces la herida empieza a volver a sangrar; a medida que comprende que todavía puede hacer algo va cicatrizando la herida, quedando siempre la cicatriz para recordarle lo ocurrido.
  • Las constantes miradas a cámara de Hannah y sus apariciones como “fantasma”: El espectador empatiza con la inocente Hannah, una chica alegre y bromista que cualquiera desearía tener como amiga. Recorremos su vida en el nuevo instituto al que se muda por motivos familiares, su interés constante por encajar, por hacer amigos hasta el punto de desear pasar desapercibida tras intentar todo lo que creía conveniente para ser feliz en el mundo hipócrita que se le presenta. Sus miradas a cámara, miradas dirigidas a Clay, con el que se identifica el espectador, desde su posición de “fantasma”, recriminando a todos sus malos actos, son un punto fuerte filmográficamente hablando.
  • El presente y el futuro entrelazados: Para el espectador Hannah sigue viva porque a partir de sus cintas recorre los pasillos al contar su historia en primera persona a través de la voz en off; ella nos habla y expresa cómo se sintió en cada situación. Los flashbacks se convierten en presente durante gran parte de la serie, siendo reinterpretados por el “verdadero presente” desde la perspectiva de Clay.

2)     Por ser un reflejo de cómo la Redes Sociales han cambiado nuestra sociedad: Cómo el rumor perjudicial de antes que podía desaparecer con el tiempo queda perpetuado a partir de la publicación de comentarios maliciosos en un escaparate público y de difícil eliminación a través de Internet. En varios capítulos podemos ver cómo es una constante el “etiquetar” (#hashtag) a las personas, cómo a través del anonimato se destierra la empatía.

thumbnail_Scumbags

3)     Por mostrar cómo surge el acoso escolar: Se presenta la especie de telaraña que lo hace posible, ya sea por aceptación, impulso o huida del enfrentamiento con los principales ejecutores por parte de estudiantes, personal docente y padres. Este punto se ve acrecentado por el anterior, ya que una agresión puede magnificarse al publicarse en las redes (como ocurre con fotografías de Hannah).

4)     Por criticar el hecho de que se reduzca la mujer a un objeto sexualizado: Por desgracia sigue siendo esto hoy un negocio, pero cuando se hace presente en casos de menores de edad, incluso entre ellos, es más que denigrante. Hannah y otras chicas son señaladas según sus mejores y peores atributos físicos en una lista escrita por chicos que circula por el instituto, causando esto miradas desenfadadas e incluso tocamientos para “comprobarlo”. 

thumbnail_13-reasons-why-trailer-2017-billoard-1548_0

5)     Por advertir de los peligros del alcohol y el uso de armas: En el cine estadounidense se nos suelen presentar fiestas de adolescentes repletas de barriles de alcohol como una “tradición idílica”: el pardillo que no se atreve a hablar con la chica que le gusta se emborracha y se acerca a ella. Sin embargo en “Por trece razones” aparecen dos violaciones y una muerte en dos fiestas de instituto en las que el alcohol tiene mucho que ver, exponiéndose directamente la crítica a la falta de control de las mismas. Además también se presentan las armas como un objeto de fácil adquisición para cualquier adolescente, ya sea por sus padres o por Internet.

Como conclusión, he de decir que es una serie digna de ver tanto por su fuerza audiovisual como por la importancia de su mensaje: Hannah simboliza la inocencia aniquilada por los brutales pilares de nuestra sociedad hipócrita y conscientemente ignorante; suponiendo la serie un llamamiento a la acción para evitar que más Hannahs se arrebaten la vida, una invitación a mirar a nuestro alrededor para ver quién necesita una mano amiga.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

Creative Commons License 5 razones para ver «13 Reasons Why» (o 13 razones para aniquilar la inocencia) is licensed by Maria Isabel Escalas Ruiz under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License.
<\/body>