Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para ver American Horror Story: Hotel

La quinta temporada de American Horror Story era la más arriesgada de todas porque Jessica Lange se bajaba del barco muy a pesar del beneplácito de la crítica y su grupo de seguidores, que no son pocos. La sombra de la novia de King Kong era demasiado alargada para ser reemplazada por cualquiera, de modo que apostar por Lady Gaga, al menos por el renombre que eso tendría en el medio, era la jugada ideal para mantener el atractivo de la serie. «Hotel» reivindica American Horror después de «Coven» y «Freaks», las más flojitas a nivel argumental, pero magistrales en el apartado estético y artístico, para contarnos una historia que, por fin, parece atar la inmensa mayoría de cabos sueltos.

Aquí las razones para verla:

  1. Una historia de vampiros: Mansiones embrujadas, psiquiátricos, brujas y un circo de deformidades ya habían pasado por la serie sin que los chupasangre hicieran acto de presencia. Por suerte, para los amantes de los vampiros, Ryan Murphy solventó dicha problemática con el personaje que interpreta Lady Gaga y su séquito de niños vampiros. Si bien el retrato que aquí vemos no se corresponde con ese personaje terrorífico y deforme que tantos adoramos, recurrir al vampirismo como fuente de la eterna juventud y belleza calza perfectamente con la personalidad de la condesa, sus motivaciones y la encarnizada búsqueda del amante perfecto que persigue capítulo tras capítulo. Para comprenderlo hay que llegar hasta el final de la serie, así que sean pacientes, porque las entregas iniciales son especialmente lentas y confusas. Bravo por la conexión con Nosferatu y Murnau.
  2. La condesa: Seamos sinceros, la actriz se llevó un Emmy por su primera aparición en la serie, pero lo cierto es que no creo que el personaje ficticio se distancie mucho del personaje Gaga. Uso excesivo de vestuario barroco, una sexualidad latente en cada fotograma donde aparece y largos paneos del cuerpo de la celebridad, pero poco más. Se ajusta al guion, sí. ¿Es un gran trabajo interpretativo? Como digo, no desentona en ningún momento, pero realmente Lady Gaga interpreta a la condesa casi sin esfuerzo. Estéticamente impecable.
  3. Secundarios memorables: Aquí es donde podríamos encontrar una de las grandes razones para ver «Hotel», porque Katy Bates y, muy especialmente, Denis O´Hare, están impresionantes. Iris y Liz Taylor son personajes decadentes, inconformes, pero tan carismáticos que resulta imposible esquivar la mirada cuando salen al escenario. Ambos se superan una vez más y ayudan a resolver cada una de las tramas de los personajes. Atentos a la escena de la venganza, pistolas incluidas. Por otra parte, Evan Peters vuelve a dejarnos una interpretación memorable, la mejor quizá, después del joven fantasma de la primera temporada. Su caracterización como Mr. March es simplemente magnética y aterradora.
  4. Conexión con otras temporadas: Uno de los últimos capítulos de «Hotel» conecta directamente con «Murder House» de manera muy fluida, sin esfuerzos ni quebraderos de cabeza. Buena secuencia que sigue la dinámica de conectar todas las historias.
  5. La banda sonora: Tonos ochenteros combinados con música electrónica hacen los deleites a nivel auditivo.  No hay canción inapropiada o momento incorrecto, Murphy compone, y potencia, uno de los aspectos que nunca fallan en American Horror Story en general, pero particularmente destacado en «Hotel». Por supuesto, Eagles y Hotel California no podían faltar.

 560 total views,  4 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *