RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para ver Aquaman, de James Wan

Aquaman, interpretado por uno de los hombres de moda, nuestro Khal Drogo Jason Momoa, está siendo un éxito arrollador recaudando más de un billón de dólares en taquilla mundial. Una locura para los que amamos al héroe acuático por excelencia, maltratado y vilipendiado durante toda su carrera para, sorprendentemente, triunfar en el cine del mundo entero.

Aquí las posibles 5 razones de su éxito inusual:

  1. Sin lugar a dudas que detrás de cámara se encuentre el solvente, original y maravilloso James Wan es uno de los grandes motivos. El director de terror ya dejó muestras de que su visión del cine es única siendo capaz de traer películas aterradoras pero también espectaculares secuelas, como la que hizo de la saga automovilística protagonizada por The Rock y Vin Diesel. De todas formas su lado más monstruoso también se deja ver por la cinta en una de las escenas más logradas del film, que, por otra parte, nos pueden llevar hasta la versión del encuentro entre Bilbo y Smaug de Peter Jackson. Sin lugar a dudas James Wan es el gran responsable de este triunfo, aunque eso sí, no olvidemos que Zack Snyder fue quien eligió a Jason Momoa para el papel de Aquaman.
  2. Por supuesto que Jason Momoa es la cara visible de todo este proyecto. No obstante, no dejemos de lado aquellos papeles que ya interpretara el gigante hawaiano y que pasaron con muchísimo menos ruido. Su carisma es incuestionable y con su rol en Juego de Tronos quedó más que contrastado, pero por citar un ejemplo, su versión de Conan ahí quedó, muy lejos de lo que se esperaba. En Aquaman, Momoa lo vuelve a bordar haciendo eso que mejor sabe, pero en una superproducción a su altura: dar mamporros y sonreír con su mirada gamberra.
  3. Y sí, continuamos dando motivos para ver esta película centrado en sus personajes, porque Mera luce increíble y no solo por su caracterización, sino por el papel que tiene dentro de la cinta. ¡Adiós a la damisela, bienvenida guerrera!
  4. La aventura es lo que prima en este relato de James Wan, que ha sabido congeniar diferentes sagas provenientes de los cómics, especialmente las de Geoff Johns: La fosa, El trono de Atlantis o aquellas míticas historias de orígenes de Aquaman. Incluso se atrevió con adaptar el regreso de Atlanna que escribiera no hace tanto Jeff Parker, como la inclusión en el relato, con cuatro pantallazos estéticos, de las referencias artúricas que planteó hace muchos años Rick Veitch. Con tantos elementos narrativos y personajes la acción no se detiene ni por un instante, un enfoque que rompe el tono dramático de otras producciones DC para centrarse en dar al público un producto de consumo rápido, pero bien contado.
  5. El mundo acuático luce increíble, aunque haya recibido algunas críticas. Quizá el problema visual no se deba a la recreación del universo submarino, como sí a la gran cantidad de razas y reinos que se quieren mostrar. Así y todo, las bestias, con reminiscencias literarias a Lovecraft o a los monstruos gigantes del cineasta mexicano Guillermo del Toro, lucen de miedo.

Ahora sí terminamos y es un gran momento para Aquaman, el más importante de su existencia. Por favor, vamos a disfrutarlo.

Que Jason Momoa está de actualidad no es ninguna novedad, solo hay que ver el
The House that Jack built ha sido catalogada por muchos como extremadamente macabra y pretenciosa, sin
Manuel López-Vidal, un vicesecretario autonómico que se tambalea entre el odio y la compasión por

Periodismo, divulgación y docencia.

Me puedes leer (y escuchar) también en La Milana Bonita

 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025