RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para ver «Damien» (Fox, 2016). ¿Te atreves?

Hoy en grupo RIRCA damos nuestras razones para ver (o no) la nueva serie Damien (A&E, Fox TV Studios) de la mano del productor Glen Mazzara, estrenada este marzo. ¿Estás dispuesto a perderte a un Damien (inspirado en The Omen, 1976)?, ¿Cuáles son nuestras expectativas hasta el momento?

1.Damien, la encarnación del Anticristo. Damien Thorn (Bradley James, lo veíamos como King Arthur en Merlin de la BBC y SyFy y también en iZombie y Homeland) es el niño (Harvey Stephens, quien ha sido considerado en la historia del cine como el hijo de Satanás) hecho hombre del la clásica película The Omen (por Richard Donner, 1976, con sus respectivas secuelas en 1978, 1981 y 1991 y su remake dirigido por John Moore que veíamos 30 años después y estrenada el 06/07/2006, fecha envuelta en una mezcla de simbología y una relevante campaña de márketing).

No hay duda: la marca en su cabeza con la cifra “666” desvela que hay algo oculto detrás de la identidad de Damien, un aparente fotógrafo de guerra destinado en Damasco quien ha olvidado todo sobre su infancia y sobre la muerte de sus padres. En su trigésimo cumpleaños (40 años después del estreno de la película original) está trabajando fotografiando la brutal y triste realidad de los refugiados cuando una anciana mujer le agarra sujetándole la cara y mirándole fijamente a los ojos le dice: “Damien, I love you. It’s all for you”, la misma frase que le pronunciaría literalmente su niñera en la película original justo antes de saltar del techo y suicidarse. Ese hecho fue el desencadenante para devolverle sus recuerdos y es devuelto de Siria a Nueva York donde va a intentar buscar esa mujer para descubrir los misterios de su pasado, haciéndole sufrir una crisis de identidad por saber quién es en realidad.

The-Omen-1976

2.Apelando la memoria de la audiencia: ¿empatía con el diablo? Subrayamos la necesidad de un gran esfuerzo actoral y el desafío de la serie en sí misma por atreverse a llevar a la (pequeña) pantalla un personaje que apela al bagaje cinematográfico de la audiencia o a una figura, como mínimo, conocida y de la que compartimos una serie de expectativas previas. Damien pasa por varias fases para descubrir su identidad: negación, ira, negociación, aceptación que lo llevan a replantearse si debe seguir con su vida intentando suicidarse pero estamos ante un complejo de emociones encontradas y de la inevitabilidad de acabar siendo la encarnación del Anticristo. Por ese motivo, la construcción del personaje principal (que apela, inevitablemente también a Rosemary’s baby), así como las tramas narrativas deberían definirse con mayor precisión en detrimento de divagar en una incertidumbre pues los diálogos resultan un tanto forzados.

anticrist

3.Terror, religión y postmodern sacred. La serie está enmarcada en el género de terror y, en esta línea, a priori parece prometedora en la órbita del universo de Penny Dreadful y American Horror Story y la temática entronca con la actual serie Lucifer (2016, inspirada en el personaje los DC Cómics) pero señores, júzguenlo con sus propios ojos. Nos planteamos, ¿Acaso estamos ante el Apocalipsis? Damien (de cuya desafiante sonrisa podemos acordarnos) ha vuelto para hacer cumplir su misión: convertirse en el Anticristo y facilitar el retorno de la bestia después de quedar indemne de la muerte de sus padres adoptivos aunque esa responsabilidad sabida por la audiencia provocará que las expectativas y la exigencia por saber qué nos ofrecerá la serie sean muy altas – quizá demasiado, pues intentar estar a la altura de la original será una ardua tarea.

damien (group

4.Buenos productores. Los productores ejecutivos de The Walking Dead y The Shield son los responsables detrás de la serie que de la cadena A&E. Omid Abtahi (Argo y Brothers), Megalyn Echikunwoke (La jungla: Un buen día para morir y Los 4400), Barbara Hershey (Cisne negro y Un día de furia), David Meunier (El increíble Hulk y The Equalizer: El protector) y Juan Carlos Velis (Truco o trato y Almacén 13) acompañan a nuestro Anticristo, Bradley James en primera línea. Aunque cabe tener en cuenta la buena predisposición de Glen Mazzara para ofrecer entrevistas a su audiencia a través de redes sociales y a través de Twitter al protagonista bajo el #AskDamien y la petición de “hellfies” en nombre de la bestia, los índices de audiencia no pronostican un balance demasiado exitoso hasta el momento.

Glen Mazzara productor ejecutivo Damien contestando a los fans

5.El pecado de lo previsible. A pesar de que se agradecen las alusiones y referencias al género del horror y a la imaginería religiosa y satánica (incluso con el título del último episodio “Ave Satani”, en homenaje al tema musical de Jerry Goldsmith el cual fue ganador de un Óscar por parte de la Academia) en su justa medida sin ser excesivamente dependiente de ellas pues, existe el riesgo de caer en un producto demasiado previsible lo cual puede restar el interés en la audiencia pues esperamos que nos sorprendan más allá de los cánones y a sabiendas de que el protagonista es el Anticristo.

Estamos frente a un personaje que podemos relacionar con el protagonista de con The Omen
El horror también puede construirse en la pequeña pantalla del salón de casa.  Éste ocupa
En anteriores posts (http://www.rirca.es/damien-thorn-the-omen-1976-un-personaje-transmedia/) planteábamos la posibilidad de considerar a Damien Thorn, el protagonista infantil
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *