Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para ver “El desorden que dejas” (Netflix, 2020): un valioso thriller psicológico-noir con marca Galicia

1. Sello de la novela homónima de Carlos Montero (2016) producida Vaca Films: El escritor, guionista, creador y productor de la serie es el artífice de series televisivas de éxito como “Élite” (2018) y “Física y química” (2008-2011). Debemos tener presente el esfuerzo del creador por contar con un equipo técnico y artístico formado por el 85% de gallegos y de que los actores no autóctonos aprendieran a imitar el acento gallego con naturalidad. Tanto la novela como la miniserie nos ofrecen una serie en la que se nos enseña cómo lidiar con el trauma y la pérdida y cómo un supuesto suicidio entraña razones de corruptela gallega, sazonado con una inteligente y perversa obsesión adolescente.

2. Un delicioso thriller psicológico con marca “Galicia-noir”: el entorno y los paisajes gallegos son un personaje más desde donde se rueda la miniserie desde la playa del Riazor, el paseo marítimo, las galerías de la Marina o la Torre de Hércules de la Coruña a las termas (romanas) medicinales de Bande (Ourense) que entre las brumas, el agua caliente y el humo constituye un lugar mágico y clave a nivel argumental de la serie. Además, se presentan también diferentes escenarios de la Galicia interior y rural, que bien retratan los orígenes del propio creador con paisajes del instituto neoclásico de Celanova (donde el creador estudió y donde se rueda la miniserie), que adopta el nombre ficticio de Novariz; Ribadavia o Allariz. En ese sentido, Montero nos aporta escenarios reales que tendrán una proyección internacional a través de la plataforma de Netflix y que, además, evolucionan de la costa de A Coruña al interior de Galicia y al viaje metafórico al interior de las disquisiciones de los protagonistas.

3. Obsesión adolescente & Poder y corrupción de la Galicia rural. Viruca tenía contactos con personas poderosas y jugaba con fuego al acceder a mantener relaciones íntimas con un alumno y su propio padre rico. Iago, un estudiante, se enamoró perdidamente de ella hasta llegar a la obsesión que le provocó actitudes de acosador que hicieron tambalear aún más el matrimonio de Viruca y Mauro. La miniserie nos habla precisamente de esos límites franqueables de la moralidad: las relaciones prohibidas entre alumno y profesora, las mentiras que se ocultan como máscaras entre los matrimonios (de Viruca y Mauro y, también, de Raquel y Germán) y las acciones ocultas, perversas e ilegales que rodean las relaciones entre padre e hijo y ciertos círculos de poder de la Xunta de Galicia.

4. Profesora(s) de literatura, ¿con inspiraciones suicidas? La miniserie se teje narrativamente a través de dos personajes femeninos: dos profesoras de literatura (Viruca y Raquel) que acaban siendo objeto y víctimas de acoso por parte de sus alumnos, aunque de modos totalmente distintos. Viruca tiene una personalidad arrolladora, irreverente y un carácter fuerte que no dejaba ni a su familia, ni a su marido Mauro ni a sus alumnos indiferentes. Apasionada por la literatura, intentaba mostrar y trasladar a sus alumnos el amor por los libros y, concretamente, pretendía acercar la literatura como una vía a partir de la cual mostrar su dolor y su sufrimiento y explorar los lugares más oscuros de su propia alma, su lado más íntimo de la mano de Silvia Plath o Miguel Hernández. A través de sus obras, Viruca deseaba que sus alumnos indagaran en su propia intimidad, en sus propios demonios y fantasmas, en aquello que escondían o era un secreto, en tanto que esa era la gran función de la literatura que deseaba enseñarles. La adicción de la nueva profesora de literatura del instituto Novariz, Raquel crece a cada pista que consigue y va tirando del hilo para descubrir lo que se esconde detrás del supuesto suicidio de Viruca, una mujer fuerte y de grandes convicciones cuya autoestima se quebraba por las relaciones tóxicas que tenía y los problemas de alcohol que aumentaron tras el acoso de sus alumnos. Raquel parece seguir sus mismos pasos: cuanta más información sabe, más aumentan sus problemas en lo personal y en lo profesional porque se acerca a un terreno pantanoso y están plenamente sometidas a un chantaje, aumentando su papel de víctimas.

5. Un elenco de actores españoles de élite: Inma Cuesta interpreta al personaje de Raquel, la nueva profesora sustituta de Viruca quiso comprar los derechos para realizar una película o una serie tras leer la novela en 2016 aunque ya estaban comprados. No obstante, Carlos Montero quiso contar con ella en su elenco, tal y como le dijo en 2019 en los Premios Feroz y ella aceptó tras quedarse prendada del personaje. Por su parte, Barbara Lennie interpreta a la enigmática profesora de literatura, Viruca quien, a diferencia del personaje inseguro de Raquel, parece ser capaz de enfrentarse a todo. Cabe destacar la valiosísima interpretación del joven Arón Piper, quien actúa con gran maestría en su papel de joven obsesionado con su profesora de literatura y que, a su vez, lidia con su visceralidad adolescente y con su padre, un maltratador poderoso que está al mando de acciones corruptas de la Xunta.

Esta miniserie es, sin duda, una joya del panorama nacional y con proyección internacional a través de Netflix para estas insólitas Navidades 2020.

 363 total views,  1 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *