RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para ver «Killing Eve»

El 8 de abril de 2018 se estrenaría la serie Killing Eve. La producción de BBC America despertaría una gran expectación ya que suponía el regreso de una de las actrices más queridas de la pequeña pantalla, Sandra Oh, reconocida por su papel de Christina Yang en el drama hospitalario Anatomía de Grey. Siendo una de las apuestas de la cadena dentro del género del thriller, la serie pronto se convertiría en un verdadero éxito y en una de las sorpresas más gratificantes de la temporada. Justo un año después, su segunda entrega comenzaría su emisión siendo una de las series más laureadas por la crítica y el público y obteniendo 9 nominaciones a los Premios Emmy 2019 en la categorías más importantes – destacando Mejor Serie Dramática y dos nominaciones a Mejor Actriz Principal para sus protagonistas. Disponible en la plataforma de HBO, hoy os damos nuestras 5 razones para engancharse a la maravillosa Killing Eve:

1. Su creadora, Phoebe Waller-Bridge. Nacida en Londres en 1985, en pocos años Phoebe Waller-Bridge se ha convertido en una de las guionistas con más proyección del panorama televisivo actual. Así, ésta será una de las creadoras más prolíferas de este 2019 gracias a sus dos producciones que han cosechado hasta 11 (Fleabag) y 9 (Killing Eve) nominaciones a la próxima ceremonia de los Emmys. También actriz y productora, se licenciaría en el Royal Academy of Dramatic Arts (RADA) la escuela de interpretación más prestigiosa de Inglaterra. Aunque como actriz la hemos podido ver en largometrajes como Albert Nobbs, La Dama de Hierro o Han Solo: Una historia de Star Wars y en la serie Broadchurch, sus éxitos le llegarían como dramaturga y guionista. En 2013 realizaría un monólogo sobre las tablas que más adelante se convertiría en uno de sus trabajos televisivos más laureados: Fleabag (Amazon, 2016-2019). En este dramedy, Waller-Bridge da vida a su protagonista, una joven con una filosofía de vida muy particular que tendrá que convivir con ciertas desventuras familiares, amorosas y profesionales. En ella se desplegarán todos y cada uno de los elementos definitorios de su escritura: personajes excéntricos, mezcla de géneros, diálogos absurdos y giros argumentales sorprendentes. Y, por supuesto, Killing Eve no iba a ser una excepción.

2. La mezcla de géneros. Basada en la saga literaria escrita por Luke Jenning bajo el nombre de Codename Villanelle, la serie girará en torno a Eve Polastri una agente del MI5 aburrida de su monótona trayectoria profesional que emprenderá una operación encubierta para localizar a una peligrosa asesina internacional. Así, el argumento se centrará en la persecución al más puro estilo «el gato y el ratón» donde los roles entre persecutora/perseguida no siempre estarán claros. Así, ambas sufrirán una especie de «obsesión/fascinación» mutua que las llevará a replantearse su propia identidad. Entonces, si Fleabag combinará la comedia negra con el drama más humano, en Killing Eve se apreciará una hibridación genérica todavía más rocambolesca. Los claros elementos del thriller de espionaje canónico se mezclarán con un tono humorístico-satírico – a veces autoparódico, a veces absurdo – que se establecerá como uno de sus principales atractivos. La genialidad del equipo de Waller-Bridge residirá en su habilidad de construir un universo completamente verosímil y único que, tanto es capaz de sacarte una carcajada, como es capaz de sorprenderte, e incluso, de emocionarte. El mundo de Killing Eve tiene sus propias reglas y, en este caso, se hace realmente orgánico entrar en ellas.

Sandra Oh como Eve Polastri, una agente del MI5 obsesionada con encontrar a su objetivo

3. Eve, la «torpe» investigadora. Por supuesto, uno de los elementos principales de la serie serán sus dos protagonistas y su configuración. Sandra Oh será Eve Polastri, una agente del MI5 con grandes dotes para la deducción, pero con un rango muy inferior al de su potencial investigador. Gracias a sus habilidades conseguirá incorporarse a un grupo del MI6 liderando la caza contra la que se convertirá en su archienemiga, la asesina Villanelle. Una persecución que, como ya hemos mencionado anteriormente, conllevará un riesgo para ambas ya que, sin ellas darse cuenta, se «trasformarán» una a la otra a lo largo de la trama. Una relación (casi) simbiótica entre los personajes que será el motor de la serie. Así, Eve será una protagonista completamente empática cuya motivación principal será la de «mamá, quiero ser espía» y que, poco a poco, irá acostumbrándose a la vida como agente de campo; aunque sea un tanto torpe en ese sentido. A lo largo de la serie, Eve intentará adentrarse en la mente de Villanelle y crear un perfil psicológico para poder llevar a la asesina hacia su terreno, siguiendo los clichés del género detectivesco. Eve desarrollará todo su potencial investigador y su naturaleza escondida gracias a la ayuda indirecta de Villanelle ¿Se convertirá Eve en una espía de verdad? Igualmente, la facilidad con la que Sandra Oh realiza su interpretación es la mayor responsable de la verosimilitud del personaje. Prueba de ello son la cantidad de galardones que en su haber por su rol como la agente Polastri, incluidos el SAG y el Globo de Oro.

4. Villanelle, la «dulce» psicópata. La otra cara de la moneda de Eve la tendremos en Villanelle, una joven de origen ruso e implacable asesina cuyas víctimas se extenderán por todos los rincones de Europa. Su perfil criminal y sus escurridizas capacidades la convertirán en objetivo de las agencias internacionales de inteligencia y en una peligrosa amenaza para la seguridad pública. Así, el personaje se representará como una especie de femme fatale donde sus dotes de convicción serán infalibles, con un exquisito sentido para la moda y con una habilidad para los idiomas innata como parte de los elementos del género del espionaje. Sin embargo, ésta será una asesina poco corriente frente a los clichés prototípicos. Villanelle se configurará como una auténtica psicópata que disfrutará con cada una de sus muertes, a cada una más salvaje y violenta que la anterior. En definitiva, una «sociópata con cara de ángel» que enfatizará la fascinación del público por las figuras antiheróicas y psicópatas dentro de la ficción (y si son femeninas, todavía más) como mostrarán personajes como el Joker o Harley Quinn o series como Mindhunter o Scream Queens. Sin embargo, detrás de sus salidas de tono y de su irreverente comportamiento, Villanelle se mostrará ante Eve con cierta vulnerabilidad que connotará una posible redención. ¿Podrá Villanelle arrepentirse de sus actos? Asimismo, el personaje conseguirá brillar tanto gracias al maravilloso trabajo de Jodie Comer quien demuestra su innata habilidad para los acentos y los idiomas. Definitivamente, una joven actriz que no hay que perder de vista en el futuro.

Jodie Comer es Villanelle, una implacable asesina con una alocada personalidad sociópata

5. Su trascendencia fuera de la pequeña pantalla. La industria cinematográfica y televisiva está cambiando. La demanda de cierta parte del público que se ve infrarrepresentado en la ficción ha propiciado que los creadores ejerzan su obligación como parte imprescindible de la percepción cultural de la sociedad. Así, muchos han sido las producciones que han incorporado a personajes femeninos, minorías raciales y personajes del colectivo LGTBI en el centro de la trama como respuesta inmediata a dichas demandas que desafían a los estereotipos marcados por la industria. Ejemplos de ello son series como Euphoria, GLOW, Pose o She-ra y las Princesas del Poder donde la diversidad racial, la diversidad sexual y la diversidad de la representación de los cuerpos será imprescindible para comprender esta evolución. En este sentido, Killing Eve también pondrá su granito de arena: el retrato de los personajes LGTBI de una manera no homonormativa, el desafío de los clichés acerca de las protagonistas femeninas y la importancia de tener a una mujer asiática en el centro del argumento. Ésta última más insólita y que Sandra Oh aprovechará para reivindicar dicha minoría. Asimismo, la incorporación de profesionales pertenecientes a los colectivos minoritarios detrás de las cámaras también será otro de los principales objetivos de este cambio. Killing Eve será una serie liderada por mujeres – Emerald Fennell, Sally Woodward Gentle o Suzanne Heathcote se unirán a Waller-Bridge – intentando, así, incorporar más miradas a las producciones hollywoodenses.

En mayo de 2015 se estrenaba a nivel mundial Mad Max: Fury Road. Pronto, esta
Tengo que admitirlo, me he convertido en una fanática de Scream Queens. La primera temporada
Desde el lanzamiento de Iron Man en 2008, el concepto de película de superhéroes ya
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *