Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

5 razones para volver a «Deadwood» (HBO, 2004-2006)

Entre 2004 y 2006 se emitía la serie Deadwood creada por David Milch para la cadena HBO. Una producción que se ha convertido en una serie de culto gracias a la reinvención del género western televisivo y que se ha consagrado como una de las ficciones indispensables del siglo XXI. Ahora, 17 años después de su último episodio, recomendamos 5 razones para revisitar el pueblo de Deadwood demostrando, no solo que el paso del tiempo no ha afectado a su calidad, sino que es una serie que sigue dialogando con la actualidad.

1. La calidad de HBO en los 2000. Primeramente, Deadwood es una serie que forma parte de unas de las etapas más prolíficas que marcaron la televisión contemporánea siendo un perfecto ejemplo de las nuevas narrativas dentro de la Tercera Edad de Oro de la TV. El comienzo de la década de los 2000 supuso un cambio casi radical en la forma de entender la televisión gracias a dos factores importantes: por un lado, la manera de pensar, escribir y leer la complejidad de los personajes y las historias – encabezadas por The Soprano, The Wire y Sex and the City; y, por otro lado, la aparición de nuevas cadenas que se desmarcaban de las producciones tradicionales. En este sentido, no es ajena la construcción de personajes contradictorios e imperfectos de Deadwood debido a la experiencia de David Milch como guionista de Hill Street Blues y NYPD Blue (dos series clave de la Segunda Edad de la TV). Por tanto, hay que contextualizar Deadwood dentro de una era de HBO de altísima calidad que nos ofreció series de culto como Angels in America, Six Feet Under, Band of Brothers, Entourage o Carnivale. En definitiva, el periodo de consolidación de una productora que no ha dejado de realizar series con una estética que se diferencia del resto. Así, Deadwood es una parte indispensable de la historia de la ficción televisiva y un visionado obligatorio para entender la evolución de la misma.

Seth Bullock es la encarnación del héroe tradicional del western

2. La historia del salvaje oeste. Como su nombre indica, la trama nos ubica en Deadwood, un campamento asentado al oeste de Estados Unidos en la década de 1870. A través de la llegada de dos hombres provenientes de Montana, Seth Bullock (Timothy Olyphant) y Sol Star (John Hawkes), entramos en la vida de este poblado en pleno crecimiento y que se establece como una ciudad sin ley liderada por la atenta mirada de Al Swearengen (Ian McShane), dueño del prostíbulo local. Poco a poco, la introducción de nuevos personajes que llegan al campamento y aquellos que habitan en él, nos muestran una radiografía del salvaje oeste y las necesidades que se topan sus residentes de formar un estado democrático y acatar un poder legislativo. Así, Deadwood se centra en una parte importante de la evolución e industrialización de la historia contemporánea y de Estados Unidos suponiendo el abandono de las prácticas ilícitas del salvaje oeste. La serie pretende ser una aproximación a los hechos acontecidos en el asentamiento real de Deadwood donde la mayoría de sus personajes existieron – algunos son puramente ficcionales – y fueron ciudadanos ilustres de la época en la región. Así, durante sus 3 temporadas y 36 episodios, asistimos al progreso paulatino del campamento más peligroso del salvaje oeste para convertirse en una comunidad civilizada y una potencia industrial en la explotación de oro.

Trixie y Swearengen controlan todo lo que sucede en el campamento desde el balcón de The Gem

3. El mapa de personajes. Como ya hemos avanzado, Deadwood es una serie completamente coral donde intervienen una gran cantidad de personajes que van y vienen del campamento, unos basados en personalidades reales y otros ficticios. Así, a través de sus interacciones y subtramas vemos el crecimiento del poblado, sus urgencias colectivas hacia el progreso y sus necesidades individuales. Precisamente, una de las características de la narrativa de la serie es la extensa red de personalidades y temperamentos que interconectan el mundo de Deadwood y que se resumen en pequeñas relaciones a cuenta gotas. A veces ni llegan a coincidir directamente en ningún momento; y esa es la gracia de la serie. El sentido de comunidad es completamente creíble donde todas las acciones influyen a todos los personajes, aunque no formen parte de las mismas. Además, los personajes están configurados como héroes y/o villanos trágicos complejos, solitarios y que luchan con sus propios demonios. Seth Bullock es un prototipo de héroe clásico con un fuerte temperamento violento; Swearengen es el líder criminal que mueve los hilos del poblado con problemas afectivos; Cy Tolliver (Powers Boothe) es un magnate a los que todos rechazan; Whitney Ellsworth (Jim Beaver) es el buenazo servicial al que todos manejan; Doc Cochran (Brad Dourif) es el doctor que actúa de pepito grillo de los demás; y Sol Star (John Hawkes) es el socio de Bullock eclipsado por su amigo. También es interesante el planteamiento de los personajes femeninos que, aún jugando con sus respectivos clichés, muestran una tridimensionalidad contradictoria: Alma Garret (Molly Parker) es una rica heredera del este que se ve envuelta en negocios sucios y adicta a opiáceos; Trixie (Paula Malcomson) y Joanie Stubbs (Kin Dickens) son prostitutas con carácter a merced de sus jefes; y Calamity Jane (Robin Weigert) es una ex-soldado con severos problemas con el alcohol.

Calamity Jane es un personajes femenino que desafía las convenciones en su manera de actuar

4. El neo-western. Deadwood es la primera serie de la contemporaneidad que retoma el género del western en la televisión tras aproximaciones clásicas como The Wild Wild West, Bonanza, Gunsmoke o The Lone Ranger; algo que aún hoy en día es poco frecuente salvo algunas excepciones como Westworld, Godless o Haltfields & McCoys. A pesar de que no se le puede atribuir directamente la recuperación del género tras la etapa del western crepuscular de los 60-70, la serie es un buen ejemplo de retrato visceral de las prácticas del salvaje oeste bajo la premisa de la violencia, el sexo y la sordidez de los personajes y las tramas planteadas. Algo que en la televisión era impensable y que solo parecía pertenecer al cine debido a la tendencia a la estética más cinematográfica que demandan el género. Asimismo, a pesar de la aproximación más realista y explícita, la serie no abandona el clasicismo del género ni de sus personajes. En Deadwood también hay cabida para los chichés de heroicos sheriffs, villanos desalmados y cierto humor caricaturesco. Lo único que lo diferencia es la cantidad de palabrotas que se utilizan que son muchísimas.

Alma Garret conversa con su padre quien intenta convencerla de un negocio acerca de las minas de oro de su propiedad

5. El regreso a Deadwood 10 años después. Tras 3 temporadas en antena, la serie fue cancelada debido a varios motivos que poco tuvieron que ver con su calidad siendo una de las víctimas de las peleas corporativas. Al excesivo coste de producción que suponía tener dos series históricas en parrilla – Rome también terminó en 2006 tras dos entregas – se le sumaron la no renovación de contratos de actores, el caos de re-escrituras en último momento de Milch y las discrepancias con HBO por la programación debido a que la serie resultaba muy «intelectual» y «artística» en comparación con otras producciones más melodramáticas que tenían mayor aceptación. Aunque Deadwood llegara a su fin, la necesidad del efecto nostálgico de volver a reunir a los personajes y concluir su historia llevaron a realizar una película en 2019, 13 años después de su emisión. Así, esta especie de episodio especial nos sitúa en el pueblo una década después congregando a sus habitantes en la conmemoración del aniversario de la anexión a Dakota del Sur. Además de cerrar algunos de los cabos sueltos que dejaron sin resolver con una mirada más contemporánea y con una puesta en escena más cinematográfica acorde a la actualidad. Cualquier excusa es buena para rememorar viejos tiempos, visitar los lugares emblemáticos del pueblo y reunirse con los personajes de Deadwood una vez más.

 5,550 total views,  8 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *