RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Camino a los Oscar (III): los directores y las películas

Queda menos de una semana para que se entreguen los premios más esperados de la temporada para la industria del cine, los Oscar de la Academia. La cita tendrá lugar el próximo domingo 28 a las 2-2.30h de la madrugada en hora local. Si en las anteriores semanas haciamos un repaso de los nominados en las categorías “más importantes” centrándonos en las de interpretación, hoy cerramos el ciclo hablando de los directores y, también, de la carrera a Mejor Película.

DIRECTORES

En los últimos años, la categoría de Mejor Director no deja de sorprendernos. Si la Academia en 2011 nos fulminaba a todos los cinéfilos con el premio a Tom Hooper por The King’s Speech estando entre Aronosfky, los hermanos Coen y, sobretodo, Fincher (que ya sentó como una patada en el estómago a más de uno..); en 2013 volvimos a sacar los dientes por las no-nominaciones de Ben Affleck por Argo y Kathryn Bigelow por Zero Dark Thirty y, para más inri, obtendiendo el galardón The Life of Pi de Ang Lee sobre la dirección del Lincoln de Spielberg… Este año la situación vuelve a ser, cuanto menos, curiosa.

Por un lado, tenemos al cineasta mexicano Alejandro González-Iñárritu, que en The Revenant abandona su estilo visual y narrativo de sus películas más reconocidas y que le ayudaron a consagrase en Hollywood como su “Trilogía de la Muerte” – Amores Perros, 21 Grams y Babel – colaborando estrechamente con el guionista Guillermo Arriaga en estas tres películas con una estructura narrativa hipertextual basada en la teoría del caos; por otro, George Miller, un cienasta con experencia bastante desigual en su carrera que cuenta con la dirección con las anteriores cintas de Mad Max en la década de los 80 y que, este año, ha decido volver a la carga con una nueva concepción de los persoanjes originales de la trilogía. Está muy claro que el Oscar girará entorno a estos dos directores reconocidos y, más o menos, consagrados dentro de la industria. Mucho debate ha habido entre cinéfilos y críticos alrededor de estos dos candidatos: la veteranía de Miller y su impecable trabajo en Mad Max: Fury Road le haría merecedor de este premio; e, Iñárritu, con un Oscar en su haber por Birdman (triunfador el año pasado) realiza una dirección completamente amparada en el diseño de fotografía de Lubezki – lo que harí que en mi parecer, no merecería llevarse el premio – aunque, respaldada por otros sectores de la industria – recordemos que se llevó el Globo de Oro, el BAFTA y el premio del Sindicato de Directores – que hacen muy probable que se alce con la estatuilla.

directors1
González-Iñárritu vs George Miller ¿Quién ganará?

Ahora bien, no podemos olvidar al resto de nominados. Si ya hemos nombrado a las dos “grandes” (por decirlo de alguna manera…) figuras de la categoría, los otros tres cineastas sí que son una verdadera sorpresa. La Academia ha apostado por valorar a tres directores con una carrera más bien discreta que no cumplen con la norma de grandes nombres que suelen cricular por la categoría. Estaba claro que Tom McCarthy, este director-actor encargado de contar la historia de Spotlight tendría más opciones de aparecer en los Oscar. Sin embargo, a muchos nos dejó completamente perplejos las nominaciones de Adam McKay y Lenny Abrahamson por The Big Short y Room, respectivamente, dos películas que sí hay que reconocer que pueden ser de las más reconocidas del año, pero con otros valores más interesantes ha tener en cuenta que las de dirección, en comparación con otros cineastas que se han quedado a las puertas de la competición.

directors2
Adam McKay, Tom McCarthy y Lenny Abrahamson

Podrían haber estado: si ya hemos comentado que este año la Academia ha apostado en gran medida por cineastas más bien discretos (por no decir casi desconocidos) en sus opciones como mejor director del año, resulta al menos extraño no contar con algunos nombres consagrados dentro de la industria y la que sus respectivas cintas están dentro de la competición. Dos cineastaas que se han quedado a las puertas de los Oscar y que se planteaban desde un principio – hasta ha competido en algunos otros premios – han sido Riddley Scott por The Martian y Todd Haynes por Carol (personalmente, el segundo me sorprende más que el primero, en comparación con la calidad de ambas cintas) Otros dos que se me ocurren en estos momentos son Denis Villeneuve – quien se barajaba muy discretamente al comienzo y Steven Spielberg, que a pesar de no contar con las películas más reconocidas del año, si que han demostrado una muy buena ejecución en sus respectivos films, Sicario y Bridges of Spies.

PELÍCULAS

Valorando las ocho películas candidatas en esta edición como Mejor Película del Año e intentando ser lo más objetiva posible dentro de la nominaciones sin meterme en el debate “OscarSoWhite” iniciado hace unas semanas sobre la falta de representación afroamericana en los Oscar – que es un tema un tanto escabroso y largo de debatir – voy a poner la mano en el fuego arriesgándome y comentar que me parece un año con bastante diversidad en cuanto dentro de las producciones nominadas. Aparte de que esté a favor con algunos de las reivindicaciones al respecto de la falta de cierta diversidad dentro de la industria – si, en referencia a lo de “OscarsSoWhite” – centrémonos en las candidatas. Por un lado, tenemos a las tres cintas con más posibilidades: The Revenant, una historia de supervivencia y venganza en la norteamérica colonial a finales del s.XIX – que cuenta con varios galardones que hacen que vaya en cabeza dentro de la carrera (aunque no es mi favorita ni de lejos, pero eso es otro debate); Spotlight, un drama periodístico sobre un grupo de reporteros del Boston Globe que abrieron una investigación contra la iglesia católica en Boston sobre abusos sexuales a menores por parte del clero de la cuidad; y, The Big Short, galardonada con el premio del Sindicato de Productores, un dramedy sobre la crisis económica y sus efectos. Todo apunta a The Revenant, pero estas alturas, todo puede pasar y no descarto alguna sopresa de última hora.

peliculas1
Spotlight, The Big Short y The Revenant son las tres películas con más probabilidades

Este año la diversidad en la categoría vendrá dada por la diferencia de géneros y, sobrotodo, la mezcla de producciones de grandes presupuestos y con repartos espectaculares, así como el éxito de ciertas producciones independientes. Dentro del primer grupo, destacan las nominaciones de The Martian, una película de aventuras y rescates espaciales (el de Matt Damon, para ser más específicos) en el planeta rojo y sorprendente por el tono cómico de la cinta; uno de los films más espectaculares del año, Mad Max: Fury Road, un drama de acción distópico que propone una reinvención de la temática y personajes de la trilogía Mad Max original; y, la última película de Spielberg, Bridges of Spies, un thriller sobre espionaje durante la Guerra Fría. Y, dando paso a las cintas indies que se han colado en los Oscar, contamos con dos adaptaciones literarias, dos historias con potentes protagonistas femeninas y lauténticas revelaciones este año: Room, una desgarradora historia de amor materno-filial (lo siento, no puedo revelar más de la trama…); y Brooklyn, una drama sobre una joven inmigrante irlandesa que se debatirá entre dos amores, uno a cada lado del océano.

peliculas2
El resto de películas nominadas

Podrían haber estado: en mi opinión – y, sinceramente creo que no soy al única – la gran ninguneada de esta edición es la cinta de Todd Haynes, Carol. En comparación, sorprende encontrarse con dos películas con menos revuelo en la crítica y en la público como son Room o Brooklyn, incluso Bridges of Spies (sin querer despreciar a ninguna de ellas, por supuesto) y que una película tan extrarodinaria no esté entre las nominadas. Siendo una de los mejores films del año, Carol cuenta con las nominaciones de Blanchett y Mara en interpretación, guión adaptado para Phillis Nagy, fotografía para Ed Lachman (merecedor ganador de este año, a mi parecer), diseño de vestuario y banda sonora. No hubiera estado de más rizar el rizo reconociéndola en la categoría más importante de los premios. Otras que podrían haber tenido cabida son The Hateful Eight (al menos como Mejor Guión Original), Ex Machina e, incluso, una película muy bien valorada como Straight Outta Compton y la cinta de Pixar Inside Out (pero, esta ya está en la categoría de animación)

Si Taboo, producida por la BBC y FX, ha sido sin duda uno de los
Este año nos hemos encontrado con muchas películas ambientadas en la nieve: en una especie
El próximo domingo 28 de febrero se celebrará en el Dolby Theater en Hollywood Boulevard
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025