RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Cinco razones para revisitar Brideshead

En 1982, Televisión Española emitía una serie británica producida por Granada Television y que respondía al título de Brideshead Revisited. La adaptación de la novela de Evelyn Waugh, publicada en 1945, nos ofrecía la historia de los habitantes del Brideshead Castle, los Flyte – una familia británica de rancio abolengo encabezada por Lord Marchmain y sus hijos Sebastian y Julia- contada por el capitán Charles Ryder quien en plena Segunda Guerra Mundial debe establecer en la mansión su cuartel general y a quien el regreso le retrotrae a su juventud, a sus días de estudiante de arte en Oxford donde entabla amistad con Lord Sebastian Flyte.

1.Las series británicas en Televisión Española frente a las norteamericanas. Si bien en la actualidad las series norteamericanas -sean de la edad de oro que sean – mantienen una supremacía entre las audiencias nacionales que suele estar al día de casi todas ellas a veces en detrimento de las producciones europeas, esta situación era totalmente diferente en la década de los 70-80 en la televisión española. Con solo dos cadenas públicas disponibles, las audiencias pudimos ver un sinfín de series británicas que ya forman parte de nuestro imaginario colectivo: George and Mildred (en España, Los Roper), Arthur of the Britons (ya en los años 70 había historias de la Tierra Media), I, Claudius (icono de la BBC donde los haya con luchas por el poder como si de Game of Thrones o House of Cards se tratara), Father Brown (un sacerdote detective), Poldark (un culebrón en pleno siglo XVIII) o Reilly, Ace of Spies (con Sam Neill, uno de mis actores intocables que personifica a uno de los mejores espías británicos de todos los tiempos). Una amplia muestra de la producción televisiva europea -bueno, británica- de entre la cual destacó Brideshead Revisited.

BRIDESHEAD REVISITED, Anthony Andrews, Diana Quick, Jeremy Irons, 1981 Mini-Series
Anthony Andrews, Diana Quick, Jeremy Irons y Aloysius, el inseparable osito de peluche de Lord Sebastian Flyte.

2. Granada Television. No cabe duda de que el nombre de Granada Television (actualmente ITV Granada)  siempre va unido al adjetivo de calidad y también va ligado al cine, no en vano la compañía fundada en 1930 por los hermanos Sidney y Cecil Bernstein dedicó sus primeras actividades a la gestión de salas de proyección en Gran Bretaña, a la fundación  de la London Film Society o a la estrecha colaboración con cineastas británicos como Hitchcock. En 1954, los Bernstein decidieron dar el salto a la entonces pequeña pantalla  poniendo en pie los primeros estudios de filmación en el Reino Unido de los que surgieron, entre otras, la longeva Coronation Street iniciada en 1960 y que todavía perdura con casi 9000 episodios emitidos.

Sin embargo, Brideshead Revisited fue uno de los grandes retos de Granada TV. Por primera vez, la productora rodaría una serie en formato cinematográfico con exteriores y localizaciones específicas así como reconstrucciones en los mismos espacios que aparecen mencionados en la novela. Iniciada en 1979, la filmación sufrió diversos parones debido a huelgas de técnicos, a compromisos previos de los actores y al relevo en la dirección de la misma. Sea como fuere, el 12 de octubre de 1981 se estrenaba por fin tras un coste de más de cinco millones de libras que tuvieron su recompensa entre las audiencias y también entre los galardones televisivos, todos ellos merecidísimos: 7 Baftas conseguidos ( de un total de 13 nominaciones), 1 Emmy (de 7 nominaciones) y 2 Globos de Oro (de 3 nominaciones) casi todos ellos para Anthony Andrews como mejor actor, Laurence Oliver como mejor actor de reparto, mejor serie dramática y mejor dirección de arte.

f0a2d633-70ba-4423-80c9-e60c81549f23-2060x1236
Los inicios de la amistad entre Charles Ryder y Lord Sebastian Flyte en Oxford

3. La adaptación. Los guiones de la serie fueron realizados por John Mortimer contando con la participación del propio Waugh para los mismos. La serie mantenía todos y cada uno de los temas de la novela: el hedonismo de los jóvenes aristócratas británicos y su séquito de amistades en una época de entreguerras, la búsqueda de la relación sentimental en el sentido más amplio del término a la que no es ajena la experimentación (representada en la particular amistad rozando la homoerótica entre Charles y Sebastian y, sin duda, por el personaje de Anthony Blanche o de la joven Cordelia), la influencia negativa familiar representada por los padres y su significación en el escalafón social (Lord Marchmain y su defensa de la nobleza ociosa frente a Edward Ryder y su pragmatismo burgués), la religión y el mantenimiento de las apariencias (en el caso del matrimonio Flyte) y, finalmente, el tema de la nostalgia autodestructiva como gran motor de la narración y de la relación entre personajes muy diversos pero que se unen en unas coordenadas espacio-temporales precisas que los condicionarán.

4. Un casting insuperable. No cabe duda de que una de las razones que convierten Brideshead Revisited en una joya televisiva es el elenco de actores que participan en ella, lo más florido y prestigiosos de la interpretación británica para dar vida al amplio muestrario de personajes de la serie.  Un entonces poco conocido Jeremy Irons dará vida a Charles Ryder mientras Anthony Andrews  -un actor que se prodiga más en televisión que en cine-  será lord Sebastian Flyte. Por su parte, la familia de Lord Marchmain estará formada por Sir Laurence Olivier, Claire Bloom (lady Marchmain), Diana Quick (Julia), Phoebe Nicholls (Cordelia) y Stéphane Audran (Chiara, la amante del patriarca Flyte) al tiempo que Sir John Gielgud dará vida a Edward Ryder . Y de entre los actores secundarios, sin duda la gran interpretación de Nicholas Grace en su personificación del homosexual Anthony Blanche.  Ni que decir tiene que todas y cada una de las escenas de la serie es un duelo interpretativo entre titanes de los escenarios y la pantalla.

96162308
Nicholas Grace como Anthony Blanche, una magnífica interpretación de todos los actores secundarios en un planteamiento coral.

5.  Jeremy Irons. Evidentemente esta quinta razón es la menos objetiva de todas las que estoy ofreciendo. A pesar de que Jeremy Irons tiene interpretaciones muy desiguales a lo largo de su carrera cinematográfica, su papel de Charles Ryder es emblemático y supuso el inicio de mi pasión por este actor de quien reconozco sus méritos y sus deméritos pero al que siempre perdono.

Más de treinta años después de su emisión, Brideshead Revisited, con dirección de Charles Sturridge y Michael Lindsay-Hogg, sigue siendo un icono de la televisión europea y sigue siendo una de mis series fetiche por muchas más razones de las que acabo de exponer y que comparten la afirmación hecha en su momento de que la serie alcanzaba un grado de perfección jamás visto en esos momentos en la televisión. Os invito a que la re-visitéis!!! Vale la pena!!!

Primero fue Daredevil y después la sorprendente Jessica Jones. Luego aparecieron Los Defensores al completo
La casa como personaje: La casa, cuanto menos, acaba siendo el personaje protagonista de toda
Seguidamente aportamos nuestras “5 razones” para ver (o no) la serie The Sinner (Netflix, 2017)
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025