Cine en el aula (I): ‘Más extraño que la ficción’

stranger-than-fiction-1140x613
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Uno de los recursos más interesantes para fijar aprendizajes, todos lo sabemos, es el cine. Vamos a proponeros algunas películas que pueden ser útiles a la hora de tratar algún tema relacionado con el área de Lengua y Literatura.

Una de las películas que resultan más interesantes, además de porque por sí misma constituye un brillante ejercicio de narrativa cinematográfica, es Más extraño que la ficción, de Marc Forster (2006). En la película, una escritora (intepretada por Emma Thompson) está intentando acabar su última -y posiblemente mejor- novela. Sólo hay un problema: tiene que encontrar un modo de matar al personaje principal (al que encarna el polifacético Will Ferrell). ¿Cuál es el problema? Que el personaje principal no es un ente de ficción, sino un ser de carne y hueso. Harold Crick es un gris inspector de hacienda que un buen día siente… como si su vida tuviera una voz en off narrándola. Su pánico va in crescendo, hasta que opta por consultar con un profesor universitario de literatura, que dará con el diagnóstico: Harold está dentro de una novela. Y lo primero que hay que hacer es saber si se trata de una comedia o una tragedia. Si es una comedia, seguramente termine casándose. Pero si es una tragedia… Todos sabemos cómo terminan.

Este original planteamiento permite a Marc Forster crear una deliciosa película metanarrativa que habla sobre los mecanismos de la ficción: el narrador, los personajes, los géneros… Pero también sobre el hecho creativo: el bloqueo del escritor, las soluciones narrativas, etc.

En el apartado actoral nos encontramos con un Will Ferrell que normalmente suele interpretar papeles humorísticos, y que aquí le permite, además, darle un cierto empaque trágico, tal como lo hacía Jim Carrey en El show de Truman u Olvídate de mí. También destacan las actuaciones de Maggie Gyllenhaal y Dustin Hoffman, pero sobre todo la de una Emma Thompson interpretando a una desquiciada escritora. Su primera escena, en la que busca empatizar con su personaje y piensa en “la defenestración” no tiene precio.

stra

La película puede ser interesante visionarla tanto en Secundaria como en Bachillerato. En la ESO, puede verse tanto en 2º de ESO, cuando se estudian los elementos de la narrativa, y se analizan los tipos de narrador (omnisciente, objetivo, etc.). En 4º de ESO puede servir para ilustrar una de las más conocidas novelas (o nívolas, más bien) de Miguel de Unamuno: Niebla, donde también el personaje se da cuenta de que lo es, y va al encuentro de su creador. De hecho, o se trata de una feliz casualidad o el director y guionistas tenían en mente el título del autor cuando escribieron la película (¿poco probable? Quién sabe). La ayuda del profesor universitario también es un recordatorio muy bueno de los elementos narrativos que los alumnos conocen y que pueden poner en práctica.

Vista con adolescentes, la película tiene muy buen resultado. Resulta divertida y buena de llevar. Se sienten cómodos con los conceptos que se manejan y la película tiene la dosis justa de intriga para no estar seguro de qué ocurrirá al final. Más extraño que la ficción es una pequeña joya oculta del mainstream que raramente se cita y que tiene mucho que aportar.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

Creative Commons License Cine en el aula (I): ‘Más extraño que la ficción’ is licensed by Josep Oliver under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License.
<\/body>