RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Cine indie (15): por amor al arte, «The Kindergarten Teacher» y «Miss Stevens»

Dedicarse a la docencia es un trabajo muy gratificante. Poder enseñar nuevos conocimientos, compartir experiencias y educar en los valores a las futuras generaciones es una tarea que aporta una satisfacción emocional muy grande, a la vez que una sensación de responsabilidad enorme. Pero, dedicarse a la docencia también es una ardua y compleja tarea, incluso, “peligrosa” si no se es consciente del impacto que se tiene en los alumnos en según qué circunstancias. En este contexto se ubican las dos producciones independientes que ocuparán estos párrafos: The Kindergarten Teacher (2018) y Miss Stevens (2016). Dos largometrajes con mujeres profesoras en el centro que intentarán enseñar a sus pupilos a través de las disciplinas artísticas.

La primera de ellas basada en una cinta de origen israelí con el mismo nombre – dirigida por Nadav Lapid en 2014 – The Kidergarten Teacher narrará la historia de Lisa Spinelli (una portentosa Maggie Gyllenhaal) una profesora de parvulario cuya monótona vida dará un vuelco cuando uno de sus alumnos, Jimmy (Parker Sevak), la sorprenda componiendo un precioso y profundo poema – por supuesto, un texto completamente maduro para su edad. Pronto, Lisa no dudará en hacer lo que sea necesario para ayudar a potenciar la creatividad de Jimmy, incluso si eso supone poner su propia estabilidad familiar y laboral en peligro. Así, la película se centrará en los esfuerzos y acciones que la profesora Spinelli tendrá que poner en marcha para fomentar el talento innato de su alumno en un entorno completamente nocivo para su desarrollo creativo. Incluso, muchas de las acciones que llevará a cabo Lisa pondrán en evidencia su posible beneficio personal para explotar el talento de Jimmy, al igual que se cuestionarán ciertos valores éticos frente a su comportamiento ¿Hasta qué punto se estaría dispuesto a llegar para fomentar la creatividad de otra persona? ¿Todo vale por el amor al arte?

Lisa enseña a Jimmy a recitar sus poemas delante de un público

Así, Lisa Spinelli será un personaje contradictorio y, a veces, egoísta donde la proyección de sus decepciones personales y de sus propios fracasos como artista tendrán una extrema relevancia en el desarrollo de la historia y en la tesis que su directora y guionista, Sara Colangelo, quiere trasmitir. Por un lado, la importancia del apoyo a los nuevos talentos y, por otro lado, la defensa de las disciplinas artísticas como una de los factores más relevantes para la transmisión de valores en la sociedad actual. Ambos aspectos irán completamente de la mano en un viaje conjunto de Lisa y Jimmy hacia la valoración del arte como auténtica forma de expresión emocional. Así, la falta de entendimiento del entorno de Jimmy hacia sus necesidades creativas y su obra poética o la decepción de Lisa hacia la falta de curiosidad artística de su vida familiar, planteará una reflexión acerca del significado de la (in)cultura en nuestra sociedad; y en especial, en Estados Unidos – en este sentido, que la cinta se desarrolle en la ciudad de Nueva York (una de las cuna del pensamiento artístico moderno) no es casualidad.

La segunda dirigida por la debutante Julia Hart – guionista del neowestern The Keeping Room (2014) – Miss Stevens contará la historia de Rachel Stevens (una maravillosa Lily Rabe) una joven profesora de literatura que se presentará voluntaria para acompañar a tres de sus alumnos a una certamen de interpretación. Un viaje que reunirá a cuatro personalidades muy variopintas: la controladora y disciplinada Margot (Lili Reinhart), al sociable e impetuoso Sam (Anthony Quintal), al solitario y tímido Billy (Timothée Chalamet) y, por supuesto, a la reservada y afligida Srta. Stevens. Durante las 72 horas que pasarán juntos en este concurso para jóvenes talentos de la interpretación, se irá desvelando la misteriosa y, a veces incomprensible, apatía de Rachel hacia lo que le rodea y todo aquello que implique un contacto emocional, especialmente con sus alumnos. A la Srta. Stevens le pasa algo. Algo importante que la hace aislarse de todos los demás. Esto no pasará desapercibido a ojos de Billy quien presentará dificultades de concentración e interacción social y que establecerá un vínculo especial con su profesora.

La Srta. Stevens y sus alumnos se preparan para un largo viaje en coche hacia el certamen de interpretación

En este sentido, el argumento se desarrollará a partir de la relación que se establecerá entre Rachel y Billy – y tangencialmente en Margot y Sam – donde la manifestación de sus emociones y, en consecuencia, la exteriorización de su propia identidad serán claves para entenderlos, tanto en conjunto como por separado. Precisamente, el conflicto de Rachel se situará en el límite entre su vida profesional y privada ¿Es posible mantener una distancia emocional entre alumno/profesor? ¿O, por el contrario, es necesaria dicho conexión? ¿Eso lo mismo ser profesor que mentor? Miss Stevens nos habla del comienzo de un proceso. Un proceso de (re)descubrimiento personal donde el arte tendrá un significado especial como uno de los aspectos vitales para la formación y expresión emocional. En este caso, el teatro y la interpretación les servirán de canalizadores afectivos a los cuatro personajes, y en especial, a Rachel y Billy. Los alumnos como terapia para sus carencias emocionales y sus ansiedades y la primera como proyección de sus propios fracasos y su negociación con la pérdida y la soledad ¿La interpretación es sinónimo de «libertad» o de «máscara» para los personajes?

Tanto The Kindergarten Teacher como Miss Stevens plantean historias de reafirmación personal, de miedos frustrados, de huida de la rutina, de la importancia de las perspectivas de futuro y, sobre todo, de dos mujeres que intentarán re-establecer su identidad a través del arte. Así pues, en las cintas de Colangelo y Hart, el arte (y la valorización del mismo) se convertirán en el espejo emocional de los personajes y, en definitiva, de la vida. Dos ejercicios de espíritu metanarrativo cuya puesta en escena también reflejará el mundo particular de sus protagonistas que, aún teniendo diferentes filosofías vitales, tendrán la misma pasión por el arte y por la docencia. A pesar de que los problemas de Lisa y Rachel no se arreglarán al final de sus respectivas cintas, su viaje no hará más que comenzar. Al fin y al cabo, lo importante será el aprendizaje que ambas habrán realizado por el camino y donde, por supuesto, también habrá espacio para las reflexiones del espectador ¿Quién dijo que los profesores no pueden aprender de sus alumnos?

Muchas han sido las películas que, a lo largo de su historia, han puesto en
¿Os imagináis despertaros un día cualquiera y que vuestra vida fuese narrada paso por paso
La originalidad del cine independiente norteamericano no deja de sorprendernos. Si es verdad que lo
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *