RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Crítica de Dragon Ball Super: Broly

Ya no queda atisbo para la duda: La nueva versión de Broly está siendo un éxito en taquilla y, por primera vez en mucho tiempo, crítica y público parecen ir de la mano, a excepción de un selecto grupo que no acepta nada de lo nuevo que ofrece esta cuestionada era de Dragon Ball.

Aceptar que lo nuevo es diferente

Que si pelos rojos o azules, la falta de ideas, el regreso de Freezer y Broly, un dios gato y la pérdida de protagonismo de Gohan fueron algunos de los pilares usados para atizar contra Dragon Ball Super y, algo de razón, tenían. No obstante, eso no impide que con sus fallos, pero también muchos aciertos, la nueva era de la serie sea muy disfrutable y Dragon Ball Super: Broly una de las mejores películas de la franquicia.

Vale que el argumento de la película no tengo un malo como tal, pero es que hablamos de un papel que se ha diluido mucho durante los últimos años de la franquicia, siendo el último gran villano Black Goku. Ni siquiera Freezer es el que era en Namek, por no mencionar a Beerus o a Jiren. Broly tampoco es una excepción a esta nueva norma, que necesita malos como Cell y Kid Buu o incluso recuperar la maldad del tirano galáctico por excelencia. Quizá Paragus, el padre de la bestia, sea el que más se ajuste, pero tampoco. Broly es otro de esos personajes que se enfrentan a Goku para mejorar y cambiar, conquistados por el espíritu bondadoso de nuestro héroe. 

La fusión de lo viejo

Otra de las claves de la película radica en ese ejercicio de reconversión que es saber rebuscar en su pasado para darle un giro novedoso y eso hicieron con Broly y Gogeta. Sí, porque si por algo sorprende esta película es por el método que necesitan nuestros guerreros para dar fin al gigantesco saiyan legendario, sin opción a dar con otra solución que no sea la de fusionarse y traer al poderoso Gogeta, al que también vimos en los 90, tanto en su película como sobre el final de Dragon Ball GT. Así pues, solo convertido en Super Saiyan Blue, Broly es abatido. El combate, espectacular a niveles visuales, deja claro que el poder desmesurado del recién canonizado saiyan es quizá solo rival para Jiren, el guerrero del universo 11. Todos ya soñamos con una batalla entre ambos. ¿Se lo imaginan? 

El pasado de los saiyans en el planeta Vegeta, la llegada del príncipe guerrero al rojizo modo Super Saiyan God y las impresionantes subidas de pelea de Broly, todo ello acompasado por una animación a la altura, hacen que Dragon Ball Super: Broly sea un de las mejores películas de todos los tiempos de Dragon Ball

PD: A pesar del buen hacer con esta vuelta que han hecho a los orígenes de la serie, la versión de Bardock de antes, con su pañuelo rojo y su espíritu guerrero a flor de piel, resulta muchísimo más atractiva que la que vimos en la gran pantalla.

Escribo esta reseña al día siguiente de ver en el cine Los vengadores: Endgame (Anthony
Como no podría ser de otro modo, nuestro colaborador José Isaac Pellicer, después de analizar Kill
En la laureada novela gráfica Sabrina, de Nick Drnaso, que le granjeó a su autor

Periodismo, divulgación y docencia.

Me puedes leer (y escuchar) también en La Milana Bonita

 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025