Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Cuarta temporada de «Black Sails»(Starz, 2014-)

La ficción producida por Michael Bay sigue su curso de navegación en un inicio prometedor para la frenética cuarta temporada, la que parece que será la que cierre la trama del Capitán Flint y nos permita ver en primera fila el asentamiento de Long John Silver. Aun es pronto para confirmar si se producirá el conocido distanciamiento entre ambos bandidos, pero el tesoro que todos buscarán en la novela de Robert Louis Stevenson comienza a despertar pasiones encontradas entre todos los protagonistas. Especialmente si tenemos en cuenta que cada vez son menos los que conocen su localización. Solo nos queda ver cómo concluye la mejor odisea pirata que actualmente se ofrece en la tv.

Esta nueva entrega, que constará de 10 episodios, se estrenó el pasado 29 de enero dando fin así a las aventuras de los piratas que se encuentran en guerra en las Indias Occidentales. Eso parece ser ya que en breve dará inicio en Starz American Gods, donde los dioses nórdicos y la prosa de Neil Gaiman irán de la mano bajo la batuta de Bryan Fuller, el maestro que nos dejó enamorados con Hannibal.

Recuperar Nassau es el principal objetivo de todos los saqueadores marinos: Barbanegra, Flint, John y Billy, pero el inicio no ha podido ser más desalentador para ellos, ya que la resistencia británica ha dejado dividido el bando enemigo después de un ataque frontal contra el barco de Flint. El carismático líder pirata vuelve de la mano de un gran Tobey Stephens, que ha hecho completamente suyo el personaje. El famoso capitán luce más herido que nunca en su orgullo, sobre todo desde que se produjera la pérdida de su conocido oponente Charles Vane. Por otra parte, el que fuera el antiguo cocinero del barco de Flint ha desaparecido de la acción después del hundimiento del barco. Long John Silver nos regala los minutos más intensos del estreno, con un ya clásico uso del flashforward que luego pasa a convertirse en acción de tiempo real. El stress, la posibilidad de ahogo y la intensidad del momento vuelven a colocar a Luke Arnold como la sorpresa mayúscula de la serie, de quien en los primeros capítulos no apostábamos demasiado.

Los misterios y complots siguen a la orden del día y han colocado a Billy Bones como el mandamás de la resistencia pirata, un auténtico quebradero de cabeza para el Capitán Flint que ve como, poco a poco, su imperio y dominio se desvanecen. Buen inicio para la cuarta temporada de Black Sails, aunque un poco más de ritmo y batallas tampoco hubieran sobrado. Habrá que estar atentos también al desarrollo de Jack Rackman y Ann Bonny en su relación con Barbanegra y a los tejemanejes que se produzcan entre los traidores y actuales gobernantes de Nassau.

Sin lugar a dudas Black Sails debe marcar su rumbo porque esta será su última temporada y el listón está alto después de la tercera. En breve llegará el ansiado enfrentamiento entre Flint y Silver y entonces no habrá barco en los mares que sea lo suficientemente rápido para escapar. ¡Icen la bandera!

El dato: Atentos a Billy y Madi, la la líder de los esclavos, porque prometen dar más de un quebradero de cabeza al temido capitán.

 207 total views,  2 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *