RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Damien Thorn (The Omen, 1976), ¿un personaje transmedia?

Quizá (parte) de la audiencia tenga en su memoria la peculiar sonrisa de Damien Thorn, el personaje protagonista infantil que encarna el Anticristo de The Omen (1976). Podemos apreciar una expansión narrativa y mediática de esta figura a través del tiempo, los medios aunque compartiendo  el contexto psicológico además de una voluntad participativa entre los creadores y su audiencia, de acuerdo con Bertetti (2014) y entroncando con los elementos teóricos de la arqueología transmedia.

Damien apela, en primer lugar, a la memoria de la audiencia  y a su bagaje audiovisual como espectador del original Damien (The Omen, 1976 de Richard Donner) y su expansión narrativa en lo que se podría considerar su teatralogía (Damien: Omen II, 1978 dirigida por Don Taylor; Omen III: The Final Conflict, 1981, dirigida por Graham Baker); Omen IV: The Awakening, 1991 dirigido por Jorge Montesi) y el remake The Omen (2006 dirigido por John Moore) en el cine. Sin embargo, asistimos a su expansión (trans)mediática en la pequeña pantalla con la serie televisiva Damien (Fox, 2016) creada por Glen Mazzara.

El personaje de Damien (así como otros personajes transmediáticos de ficciones televisivas como Lucifer y Outcast) tiene una notable presencia en las redes sociales. Desde su presentación en el evento San Diego Comic Con (2015) la propuesta de la ficción televisiva era lanzarlo en una mini serie de 6 episodios en Lifetime Channel aunque la propuesta final fue pactada como una serie de 10 episodios para A&E, un canal de la cadena FOX. Pese a su intencionada voluntad de expandirse en redes sociales como Facebook, Twitter, web con material exclusivo, contenidos generados por los usuarios en blogspots, fanart (principalmente en Devianart y Pinterest) además de la llamada pública de creador Glen Mazzara a contestar a todas las preguntas y comentarios de su audiencia bajo el #asktoDamien, por ejemplo, el proyecto televisivo se vio cancelado.teatralogia

Sin embargo, aquello que nos interesa destacar radica en que Damien en tanto que personaje infantil como agente potente en la narrativa audiovisual puede ser considerado como un (malvado) personaje infantil que transgrede los límites sociales, culturales y familiares en lo que se refiere a su concepción no normativa y poco convencional. En ese sentido, la construcción identitaria de Damien como encarnación del mal choca con las expectativas y los valores neorrománticos que la audiencia puede atribuir a la identidad infantil eliminando la vulnerabilidad por la frialdad y la bondad por la crueldad. No obstante, la representación de nuestro protagonista seguiría la línea de algunas películas como The Bad Seed (1956), Village of the Damned (1960), ¿Quién puede matar a un niño? (1974), Children of the Corn (1984) o The Children (2008) en el que los niños que podrían ser tildados de “monstruosos” son los agentes del mal. Dentro del subgénero de la posesiones demoníacas no podríamos dejar de mencionar las niñas poseídas en The Exorcist o Audrey Rose quienes son las responsables últimas de la muerte del exorcista.

En nuestro caso particular Damien representa la encarnación del Anticristo aunque nunca comete un crimen directo sino que los asesinatos van siendo cometidos por los emisarios (ya sean humanos, bestias o fuerzas sobrenaturales) que están bajo su poder (emisarios de Satán). El juego es simple: bajo una aparente máscara inocente y vulnerable con un intrínseco potencial malvado Damien funciona como cepo, desestabilizando las necesidades y problemáticas adultas para dominar sus vidas hasta alcanzar el control de la humanidad teniendo acceso a la Casa Blanca.

En la serie televisiva de FOX (Damien, 2016), Damien tiene 31 años y desconoce su verdadera identidad. La narrativa adopta una (o varias) víctima semanal que se desarrolla en un misterioso ambiente en el que la sensación de caos va in crescendo. Damien (interpretado por Bradley James) no se ensucia sus manos de sangre hasta los últimos episodios (después de la muerte del profesor Igor Reneus, de su amiga periodista Kelly Baptiste, de un hombre anónimo, del suicidio de un hombre en comisaría delante de sus propios ojos), etc. Incluso en el quinto episodio (Seven Curses). Damien comete un intento de suicidio en su propio garaje porque su desconcierto al no saber quién es y de qué es capaz lo conducen a entrar en un mundo donde las leyes lógicas brillan por su ausencia. Será en el penúltimo episodio (The Devil you know) y en el último (Ave Satani) cuando Damien mata a Patrick y la hermana Greta Fraueva y donde su poder queda manifestado ante la sumisión del resto de personas en el cementerio.

Si bien los elementos narrativos que funcionan a modo de referencias entre los mundos ficcionales a modo de flashbacks e incluso de homenaje a la narrativa original pueden apreciarse en el primer episodio con el recuerdo del suicidio de la niñera en el quinto cumpleaños con su grito sereno “It’s all for you, Damien…”; en una casa similar a la original (episodio quinto); los cuchillos de Meggido (episodio séptimo), entre otros; aquel que más destaca es la sonrisa malvada en la escena final del cementerio en la que la sumisión del resto de personas allí presentes hacen que su poder sea inminente en la tierra bajo el Ave Satani a modo de profecía.

En definitiva, aunque Damien de FOX (2016) no haya obtenido un gran reconocimiento o audiencia, consideramos que la creación del personaje de Damien así como su desarrollo a lo largo de la serie y teniendo en cuenta su bagaje como personaje ficcional transmedia es creíble y adaptado a las coordenadas espacio-temporales así como en su exploración de los diferentes ángulos de su identidad, haciéndolo real al no creer en que las conspiraciones de Satán se tratan como delirios con una necesidad de tratamiento psiquiátrico y en un mundo ficcional donde se acepta la llegada del hijo de Satán y del Apocalipsis.

El horror también puede construirse en la pequeña pantalla del salón de casa.  Éste ocupa
En anteriores posts (http://www.rirca.es/damien-thorn-the-omen-1976-un-personaje-transmedia/) planteábamos la posibilidad de considerar a Damien Thorn, el protagonista infantil
Hoy en grupo RIRCA damos nuestras razones para ver (o no) la nueva serie Damien (A&E,
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

One thought on “Damien Thorn (The Omen, 1976), ¿un personaje transmedia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025