RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

El destino de la heredera del infierno: Mrs Wardwell de «Chilling Adventures of Sabrina»

Un coche circula por una carretera rodeada de un profundo bosque a las afueras del pueblo ficticio de Greendale. La brillante luz de la luna hace resaltar la espesa bruma de la fría y misteriosa noche de otoño. Una mujer escondida tras unas gafas y un espeso moño conduce hacia su casa. Una escena que bien puede recordar a la imagen de una escurridiza Marion Crane en su viaje hacia el Bates Motel de Psicosis. A pesar de su cautela en la autovía, una joven en muy mal estado se abalanza sobre el vehículo pidiendo auxilio. Pronto, descubriremos que el destino de esta encantadora y altruista mujer de moño enmarañado está condenado a la fatalidad. Un destino muy distinto al que auguraba para si misma de camino a su cabaña esa noche.

Esta será la descripción de una de las escenas del episodio piloto de Chilling Adventures of Sabrina, adaptación del cómic homónimo de Archie creado por Roberto Aguirre-Sacasa que relatará las vicisitudes de Sabrina Spellman, una joven medio bruja medio humana que tendrá que ir descubriendo sus poderes mientras se acostumbra a su nuevo entorno mágico. Por lo tanto, el universo de Sabrina será un mundo de brujería y ocultismo donde los personajes extravagantes y las situaciones rocambolescas formarán parte de su microcosmos particular, a la vez que sumergirán al espectador en un juego de diferentes realidades. Uno de estos personajes será el de Mary Wardwell (interpretada por una excelente Michelle Gómez) que, como hemos anticipado tendrá un rol vital en el argumento, en la propia evolución de Sabrina y un destino un tanto fatídico.

[El post contiene spoilers]

Sabrina acudirá a Mrs Wardwell en busca de consejo para enfrentarse a las fuerzas oscuras

Las andaduras de Mrs Wardwell tal como la conoceremos en la serie comenzarán frente al fuego. El fuego de una chimenea que se mantendrá encendida en su «guarida» durante toda la serie y que, como elemento simbólico, será la última parada del su viaje personal. Todo comenzará con una posesión frente a la chimenea. Una entidad claramente maligna proveniente de la joven de la carretera se apoderará del cuerpo de la profesora preferida de Sabrina otorgándole una nueva y misteriosa personalidad. Por supuesto, nada quedará de la antigua Mary más allá de su cuerpo como recipiente de este ente enigmático. Presentándose como una bruja desterrada de su aquelarre ante los ojos de la joven Spellman, Mrs Wardwell se convertirá en la «consejera» particular de ésta durante la T1 debido a la negativa de las tías de Sabrina en adentrarla en el aprendizaje de la brujería, en la historiografía del Señor Oscuro y en el secretismo entorno a su pasado familiar. Una «aliada en la sombra» que la guiará a través de rituales como capturar demonios (Sueños en una casa de brujas, 1×05), exorcismos (Exorcismo en Greendale, 1×06) o resurrecciones (El entierro, 1×08) como parte de su instrucción como bruja.

Sin embargo, las intenciones de Mrs Wardwell no son buenas. Tras el desafío de Sabrina al Señor Oscuro al rechazar su Bautismo Oscuro (1×02) y al cuestionar las praxis de la doctrina reaccionaria del Padre Blackwood (El Festín de los Festines, 1×08), Mrs Wardwell decide tejer su plan al servicio de «su dueño», el diablo. Un plan macabro que implicará conjurar una ancestral maldición (La hora de las brujas, 1×10) obligando a Sabrina a firmar el Libro de la Bestia y entregando su alma al Señor Oscuro. Esto último se utilizará como una de las premisas esenciales de la serie, donde Sabrina condenará como forma opresora la sumisión al Señor Oscuro por parte del aquelarre, en especial, el de las brujas (víctimas históricas e infravaloradas frente a los hombres del coven). Una forma orgánica y nada panfletaria de reivindicar la lucha contra la sociedad patriarcal – uno de los puntos más fuertes de la serie – que tendrá a Sabrina como figura clave y al que se sumarán el resto de personajes femeninos. Entre ellos, la propia Mrs Wardwell.

Mrs Wardwell avisa a Blackwood de lo que implica meterse con la bruja equivocada

En este sentido, la T2 será muchísimo más combativa y elaborada que la anterior – donde se sitúa al espectador en las bases argumentales – donde se establecerán dos ejes narrativos importantes como parte esencial de la serie: por un lado, Sabrina se convertirá en la imagen de la apertura de las doctrinas de la Iglesia de la Noche con un planteamiento igualitario y, porque no decirlo, más feminista (aplaudida por muchos y rechazada por otros); y, por otro lado, la subversión de la iconografía religiosa cristiana para establecer una mitología propia y compleja bajo las claves del Postmodern Sacred de Emily McAvan (2012) – aquí os dejamos una reseña del libro para que la podáis consultar. El concepto mesiánico de Sabrina y sus milagros, los ángeles-mormones como cazadores de brujas o la creación de un monstruo «a lo Frankestein» a partir de una costilla de una mujer serán ejemplos de ello. Estas dos premisas serán vitales para la evolución de Mrs Wardwell y su posible desarrollo en futuras temporadas.

Así, al final de la T1 se descubrirá su verdadera forma: Lilith (o Madame Satan, madre de los demonios), la esposa de Lucifer quien gobernará el infierno junto a él tras el día del juicio final. Sin embargo, durante la T2 se nos irá descubriendo las verdaderas intenciones de Lucifer, así como el nuevo rol de Sabrina. Un rol que irá desde una simple bruja aprendiz al eslabón que faltaba para desencadenar el Apocalipsis hasta ser la nueva Reina del Infierno. En este sentido, la evolución de Lilith – y del resto de los personajes femeninos secundarios – en esta entrega irá en paralelo a la de Sabrina y a los acontecimientos desarrollados en los episodios. El punto de inflexión lo encontraremos en la representación teatral de la historia de amor entre Lucifer y Lilith – una reformulación del Génesis acerca de Adán y Eva – donde una tímida Mrs Wardwell observará entre lágrimas la re-escritura maniquea, incierta y misógina del Padre Blackwood (La pasión de Sabrina Spellman, 2×02). Aquí veremos a una mujer abandonada y traicionada que, pronto, canalizará su sufrimiento y lo utilizará para empoderarse. Será en el episodio de San Valentín (Lupercalia, 2×03) donde aparecerá el prometido de la auténtica Mary tras varios meses en el extranjero. Lilith lo verá como una tapadera, pero también como una oportunidad para re-encontrar el amor, cosa que consigue. No obstante, el Señor Oscuro le arrebatará lo único que le importa en la vida terrenal (Los misioneros, 2×06) Porque, el diablo posee. Y Padre Blackwood posee (Zelda está obsesionada por su lealtad no correspondida al Señor Oscuro y será convertida en una esposa que no rechista; mientras Prudence será un perro guardián a las órdenes de su amo/padre) Todas las mujeres de la serie aprenden a dejar su sumisión atrás y a ser dueñas de su propio destino.

Mrs Wardwell es, prácticamente, una villana de película de serie B de los años 50-60

Finalmente, en el apoteósico episodio El vals de Mefisto (2×09) donde Lucifer tomará su forma original para completar la coronación de Sabrina, Mrs Wardwell engañará al diablo para ayudar a Sabrina y recuperar su trono como heredera del infierno. Un rol al que estaba destinada por derecho propio y que terminará con la tiranía patriarcal del universo de la brujería. Igualmente, Zelda – también por derecho – será proclamada nueva Suma Sacerdotisa y líder del aquelarre de la nueva «Iglesia de Lilith» estableciendo, supuestamente, las doctrinas aperturistas del credo Spellman.

Sin duda, Mrs Wardwell se ha convertido en uno de los personajes más queridos de la serie debido a su valor fuera de la pantalla. Igualmente, el cariño de los fans también provenga de la estética con la que se presenta que va desde la exageración, a la melancolía y hasta la pura comedia. Un look al más puro estilo femme fatale como referencia iconográficas a las tenebrosas villanas de las películas de serie B de los años 50 y 60 como Vampira, Morticia Addams o Lily Munster con escotes despampanantes, cejas arqueadas, cuervos parlanchines como mascota y espionajes a través de espejos.

¿Volverá Lilith en la vuelta al infierno de Sabrina en busca de su novio? ¿Si es así, en qué forma aparecerá? ¿Significa la marcha de Michelle Gómez de la serie? ¿Será benevolente con la joven bruja o tendrá un propósito distinto? Muchas son las cuestiones que se plantean de cara a las futuras temporada de CAOS. Sea como sea, esperemos volver a encontrarnos con la alocada Mrs Wardwell – y con Michelle Gómez – una vez más.

Vale la pena avisar a quién lee: nunca he sido aficionada a series o productos
Si nos pusiéramos a revisar la filmografía de Luca Guadagnino, pocos podrían atribuirle la nueva
Hace exactamente una semana que se estrenó en las carteleras españolas la ópera prima del
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *