RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Enemigos públicos: la temporada final de «Jessica Jones»

El 18 de febrero de 2019 los fans de Marvel recibían una mala noticia: la cancelación de la serie Jessica Jones. Una mala noticia que no pillaría de sorpresa a los espectadores, ya que las cifras de audiencias de las series producidas por Netflix junto a Marvel no gozaban de buenos resultados. Así, Daredevil, Iron FistLuke Cage y The Defenders también se verían obligados a abandonar su producción; un hecho que también se vería propiciado por el anuncio del nuevo canal streaming de Disney que trasladará los proyectos del MCU a dicha plataforma.

Sea como fuere, muchos éramos los que esperabamos con impaciencia este último episodio de la mejor investigadora privada de Hell’s Kitchen para despedirnos de ella como se merecía. Una “última” aventura que la creadora de la serie, Melissa Rosenberg, y su equipo de guionistas focalizarán en mostrarnos el lado más vulnerable de Jessica Jones. Esta temporada nos situará poco después de los hechos de la anterior donde encontraremos a una Jessica resentida por el comportamiento de su hermanastra Trish y la muerte de su madre – recordemos que ésta se establecería como la “villana” de la T2. Como era de esperar, el carácter autodestructivo de Jessica la conducirá a ahogar sus penas en el alcohol, a tratar con desdén a todo aquel que se le acerque y a seguir combatiendo el crimen callejero utilizando sus métodos nada ortodoxos. Esta vez, sus investigaciones la llevarán tras los pasos de un peligroso asesino en serie que aterrorizará la ciudad: Gregory Sallinger (Jeremy Bobb). Sin embargo, dicha búsqueda se convertirá en la peor pesadilla de Jessica cuando el criminal inicie un perturbador juego que la pondrá en el punto de mira de las autoridades judiciales y mediáticas.

Jessica Jones: ¿heroína o fraude?

En este sentido, esta tercera temporada pondrá todos sus esfuerzos en recuperar la estructura de “la caza del villano” que muy eficazmente funcionaría en la T1 con la persecución de Killgrave y cuya fórmula se disiparía en la segunda entrega centrándose en el pasado traumático de Jessica como parte del desarrollo del personaje. Entonces, la decisión creativa de volver a las pautas del thriller detectivesco mezclado con toques sobrenaturales recobrarán la esencia neo-noir de la serie, a la vez reconducirán la evolución de la protagonista enmarcándola como uno de los mayores exponentes de los (anti)héroes post-modernos de la ficción contemporánea. Una recuperación del género que basará su argumento en el pulso constante entre Jessica y Sallinger y, en consecuencia, de importantes giros dramáticos que afectarán de forma directa a nuestra protagonista y a su entorno más cercano. Precisamente, las temáticas que se plantearán en esta temporada final de la serie tendrán como eje central las decisiones que tomarán los personajes, en concreto las dinámicas que se establecerán alrededor de Jessica Jones, Trish Walker y Jeri Hogarth (Carrie-Anne Moss).

Por un lado, la temporada seguirá replanteándose el concepto de “súper” que se establecerá como uno de los motores principales de la serie, así como en gran parte del tratamiento de los superhéroes contemporáneos en la ficción cinematográfica/televisiva encabezados por el Caballero Oscuro de Nolan y con la representación de las obras de Alan Moore en los cómics. La serie se convertirá en un desfile de personajes – mayoritariamente femeninos – atormentados y autodestrucitvos cuyo comportamiento será más que reprochable para las audiencias. Un comportamiento que partirá del dolor y la culpabilidad por sus reacciones pasadas (o. más bien, carencia de ellas) y que serán las principales motivaciones de los personajes. Así, la subversión de los roles de los “súper” se pondrán en entredicho cuando la falta de responsabilidad de Jessica frente a usar de forma “correcta” sus poderes para ayudar a la comunidad chocará con los intereses de Trish, quien cansada de ser un mero producto mediático, obtendrá ciertas habilidades sobrenaturales con la intención de limpiar las calles de criminales e iniciando su propia búsqueda identitaria. De esta manera, “Patsy” se transformará en “Hellcat” quien recriminará a su hermanastra el mal uso de su habilidades y de eludir su deber como “súper”. Según Jessica, no «todo poder conllevará una gran responsabilidad» mientras sus inseguridades se adueñarán de ella siendo incapaz de tomar el control sobre sus capacidades y continuar con el «linaje» de sus «compañeros» (no olvidemos que la historia se desarrolla en el mismo universo que Los Vengadores). Un planteamiento que también encontraremos en Peter Parker cuya indecisión sobre sus prioridades vitales le harán replantearse colgar el traje de Spider-man en más de una ocasión.

Trish utiliza sus poderes para amenazar a Hogarth

Esta vulnerabilidad e impotencia de Jessica será utilizada por Sallinger para su propio beneficio cuestionando sus metodologías de trabajo y el abuso de poder que los “súper” ejercen sobre la población civil. Una cuestión que revoloteará durante toda la temporada abriendo el debate acerca de las estructuras jerarquías del poder y de la vulneración de las normas de convivencia del sistema por parte de los “súpers”. Esta encrucijada tendrá como principal artífice la abogada Jeri Hogarth quien realizará un feroz ataque en contra del incumplimiento de los procedimientos de la ley y el orden que perjudica al bienestar de la sociedad a favor de la impunidad que gozan las personas con habilidades especiales quienes realizarán actividades al margen de las autoridades del Estado. En definitiva, nadie está por encima de la ley y nadie está por encima del sistema; y, mucho menos, un “súper”.

Éste será uno de los debates más interesantes que planteará la serie y que también expondrán otras ficciones, ya sea en clave de humor como Los Increíbles (2005) o iniciando discusiones más profundas como en Capitán América: Civil War (2016) refiriéndose a los daños colaterales que los “súpers” provocan en su lucha contra le mal a través de bajas civiles o de la destrucción de infraestructuras. Un hecho que Marvel desarrollará en la ficción dentro del argumento de los Acuerdos de Sokovia y que propondrá la unión de Los Vengadores como parte de los cuerpos de seguridad gubernamentales de EE.UU. ¿Es tan descabellado pensar que los “súpers” utilicen sus poderes en beneficio del Estado y, por tanto, del sistema? Parece que Ironman y Capitán América estaban en desacuerdo. Aunque, sería complicado deducir por qué propuesta se decantaría Hogarth…

La presencia de los medios de comunicación tendrá un papel importante en esta temporada final

Por otro lado, la presencia de los medios de comunicación y de los mass media serán esenciales para construir parte del discurso de esta temporada final. La frenética presencia de la prensa sensacionalista, la constante apelación a los noticiarios y la referencia a las redes sociales relevarán a Jessica Jones como el “enemigo público número 1” y, en consecuencia, a advertir que la identidad secreta de los “súper” está en peligro. De hecho, la recurrencia a los aparatos electrónicos y a redes sociales como nueva forma de amenaza global será utilizada en la serie para la persecución entre Jessica y los peligros a los que se tendrá que enfrentar en este nuevo caso.

En mi humilde opinión, es una verdadera lástima que la serie llegara a su fin. Precisamente, la incorporación de una especie de nuevo archienemigo, la vuelta al género detectivesco, el nuevo rumbo de los personajes y la introducción de temática reflexivas relevantes, han conseguido volver a elevar la calidad de la serie. Jessica Jones es una heroína en los márgenes que lucha en contra del criminal común y que no necesita grandes reconocimientos ni elogios para hacer su trabajo. Su comportamiento arisco y sus inseguridades se contrarrestan con un enorme sentido del deber, aunque otros piensen lo contrario. Y, sobre todo, caiga quien caiga. ¿Qué eso no es ser una superheroína prototípica? Tal vez. ¿Pero, qué es ser un héroe? Si eso significa ayudar al prójimo sin importar las consecuencias personales que tendrá para uno mismo, Jessica Jones es la mayor heroína de todas.

El 20 de noviembre de 2015 se estrenaba en Netflix la serie Jessica Jones. Tras
Es evidente que el cómic se ha convertido hoy por hoy en una de las
Samuel Neftalí Fernández Pichel es Doctor en Comunicación Audiovisual y licenciado en Filología Inglesa por
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *