Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Madoka a través del espejo: la historia continúa en «Magia Record» (2020)

En 2011, el guionista Gen Urobuchi sorprendía con el anime Puella Magi Madoka Magica, una serie que pronto pasaría a formar parte del Olimpo del anime contemporáneo. ¿El motivo? Desmitificar una de las figuras clave del género fantástico de la ficción japonesa: las Magical Girls. Unos personajes consolidados dentro de la cultura popular otaku cuyas características podrían resumirse como un conjunto de chicas que, ayudadas por un poder sobrenatural mágico otorgado por su bondad innata, deben enfrentarse a las fuerza del mal que amenazan con destruir el mundo. Ni que decir que dichas «elegidas» van a tener que dejar de lado su vida corriente, incluso, sacrificándose altruistamente por el bien común si es necesario. Pues bien, PMMM planteaba un mundo donde las chicas de pasado turbulento actuaban de manera egoísta, vengativa y las que, literalmente, «venderán su alma al diablo» (personificado en la criatura Kyubey) para cumplir deseos personales. Una subversión de roles que también se utilizarían en Margical Girl Site (2013) donde se apreciaba una aproximación pertubadora, sangrienta y más madura del género.

Así, el éxito que precede a PMMM es innegable. Su universo no solo quedaría plasmado en el anime, sino que se ampliaría de forma considerable en mangas con las historias de otras magical girls dentro del propio universo y argumentos paralelos a la del anime (PMMM: The Different Story narra el backstory de dos personajes de la serie); un extraordinario largometraje – Rebellion (2012) – que cerraba el destino de Madoka; y un videojuego táctico para móvil bajo el nombre de Magia Record: PMMM Side Story (Aniplex, 2017). Este spin-off de la serie original se materializará en forma de anime con el título Magia Record, estrenado el pasado 4 de enero.

Iroha Tamaki hace un pacto con Kyubey ¿Cuál será su precio a pegar?

Pues bien, Magia Record nos sitúa en el mismo universo de PMMM donde encontramos a nuestra nueva protagonista, Iroha Tamaki. A diferencia de su predecesora, las premisas quedan claras desde el principio donde las chicas mágicas forman parte de este contexto y las brujas son algo cotidiano en su rutina. El conflicto de Iroha se hará presente cuando todas las reminiscencias acerca del deseo que ella misma pidió a Kyubey – por tanto, aquello por lo que se sacrificó como magical girl – se han desvanecido, algo completamente inusual. Pronto, su periplo por la verdad acerca de su deseo la llevará a descubrir de la existencia de Ui, su (aparente) hermana pequeña quien se encuentra gravemente enferma. Sin embargo, a pesar de los recuerdos de Iroha sobre Ui, ésta última parece no haber existido nunca a ojos de los demás… ¿Cuál es el misterio que alberga la desaparición de Ui? ¿Alguna vez ha existido o es fruto de la imaginación de Iroha? Un detonante que iniciará el viaje interno de la protagonista hacia la búsqueda de su propia identidad y que centrará toda la trama principal de la serie. Recordemos que si en PMMM nada era lo que parecía, la tónica de Magia Record irá por el mismo camino.

En este sentido, el otro eje argumental se presentará en el episodio piloto donde varias chicas mágicas tendrán el mismo sueño alentándoles de que en la ciudad de Kamihama pueden «despojarse de sus poderes» y «ser libres» del sacrificio que realizaron al convertirse; una premisa que levantará las sospechas de personajes y público a partes iguales. Dicha rumorología llevará a Iroha hasta Kamihama donde, en la búsqueda de su hermana, descubrirá la gran fuerza de las brujas de la ciudad. Una fuerza que sobrepasará cualquier poder a las que las magical girls se hayan tenido que enfrentar. Allí, Iroha se topará con las chicas mágicas del lugar quienes juntarán sus poderes para derrotar a estas temibles brujas, expandiendo el universo de PMMM con nuevos personajes y una mitología renovada.

El individualismo se sustituye por el trabajo en equipo. Rena y Momoko fusionan sus poderes

Bajo el diseño de Ume Aoki, se nos presentarán personajes que darán un nuevo contexto a la historia y un atractivo añadido con nuevos poderes mágicos. El individualismo de las magical girls de PMMM se sustituirá por el esfuerzo colaborativo donde la fusión de sus fuerzas propiciará un mejor resultado. Así, la complementariedad de las maneras de ser de los personajes aportará una profundidad a la historia, mientras las temáticas propias del género como la amistad, el perdón o la redención obtendrán una dimensión más compleja. En el desfile de personalidades encontramos a Rena (la malhumorada), Momoko (la sensata), Kaede (la miedica), Mitama (la espiritual), Tsuruno (la cabra-loca), Yachiyo (la sabia líder), Iroha (la torpe novata) y alguna otra que aún no se ha revelado. Como en animes relevantes del género como Sailor Moon, todas tendrán un elemento de la naturaleza – agua, fuego, tierra, aire – o elementos contrarios – luz, oscuridad, ataque, defensa – como fuente de poder mágico. Precisamente, uno de los mayores aciertos de Magia Record será la combinación de la sordidez del tratamiento de las temáticas y la reinvención de los personajes con las convenciones típicas del género «Magical Girl».

Como pasaría con su predecesora, las brujas actuarán como nexo entre el mundo real y el fantástico donde sus ataques se materializarán sobre la población vulnerable: aquellos con pensamientos negativos. Si las motivaciones de los personajes de PMMM provenían de la venganza y del egoísmo, los conflictos internos de las chicas de Magia Record girarán en torno a la soledad y el trauma. La ampliación de la mitología de la serie se centrará en el origen de las brujas como metáfora de los miedos frente a las relaciones humanas y afectará a las protagonista de forma directa. Así, se establecerán rumores y leyendas urbanas como parte de la procedencia maligna de los monstruos de Kamihama (p.e. el rumor sobre «la escalera de la finalización de la amistad» del ep2) En este caso, las brujas tendrán un control especial sobre la población civil induciéndoles a la zombificación y donde su diseño lleno de ojos acechantes hace implícita la idea de un contante vigilantismo. El peligro está por todos lados y cualquiera es susceptible a un ataque; incluso una magical girl.

Las brujas intentan «corromper» a Rena para romper su amistad con Kaede

Teniendo una narrativa focalizada en la resolución de los misterios principales (¿quién es Ui y qué sucede en Kamihama?) y con una brillante dosificación de la información, la serie va al grano en todo momento y no se deja llevar por el barroquismo de su apartado artístico y musical (la banda sonora de Tamuki Ozama es, simplemente, perfecta). La integración de la voz off y del adelantamiento de la acción realiza una historia ágil donde el onirismo y el surrealismo siguen teniendo un peso vital.

Con cuatro episodios emitidos y atravesando su ecuador, los paralelismos entre Iroha y Madoka son cada vez más evidentes. Como si pudiéramos ver a Madoka en los ojos de Iroha; o tal vez, a través de un espejo. Más allá del parecido físico, son dos chicas de naturaleza bondadosa y solitarias que, a pesar de su poder mágico, se mantienen al margen de la batalla; la primera por inexperiencia y la segunda por indecisión. Entonces, ¿será Iroha la clave para entender lo que sucede con el mundo de las brujas? ¿Aparecerán Mami, Kyōko, Homura y Sayaka? ¿Tendrá su continuidad con la película Rebellion donde el destino omnipresente de Madoka trascendía el espacio-tiempo? ¿Estamos frente a una historia de universos paralelos? En definitiva, Magia Record es una extraordinaria continuación que combina a la perfección novedad y clasicismo.

 563 total views,  3 views today

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *