Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

«Mascotas» («The Secret Life of Pets», 2016), de los creadores de «Gru» y «Los Minions»

Un, dos, tres caballito inglés…un juego infantil que podría describir parcialmente la premisa en la que se basa Mascotas pues nos permite explorar qué somos capaces de hacer cuando nadie está mirando. Si bien en la película el tiempo parece no congelarse durante segundos, nuestras mascotas parecen vivir aventuras durante el transcurso de la jornada laboral de sus dueños que muestran, en efecto, secretos (inconfesables y ante todo, divertidos). De los creadores de Los Minions y Gru: mi villano favorito, este film Mascotas (The Secret Life of Pets) tiene como precedente la fiebre amarilla. Los minions son los teloneros que proporcionan una órbita de diversión asegurada (y que se acentúa cuando más traviesos son).

pets-

Si Inside Out ponía a flor de piel nuestras emociones básicas (véase el post de http://www.rirca.es/inside-out-con-las-emociones-a-flor-de-piel/ de Nuria Vidal Trapero), en este caso se nos está planteando la sonrisa pícara (y, también una buena recaudación que permiten una secuela en el 2018) que nos proporciona ese juego con un toque de rebeldía de hacer (en este caso, nuestras mascotas) lo que verdaderamente deseamos y, en última instancia, roza los límites de lo permitido o lo comúnmente y socialmente aceptado (ya sea a un nivel cultural, social, ético, etc.). La ternura de una gatita que se acurruca a tus pies de noche dista de su imagen de gamberra cuando tú como su cuidador (y, digámoslo, en cierto modo, uno de sus referentes o, si queremos plantearlo desde otra perspectiva, la persona que le proporciona sus necesidades vitales con más o menos amor) está fuera.

poster pets

De este modo, se nos adentra en una hilarante aventura donde Max, el perro de Katie quien había disfrutado de vivir plácidamente con su dueña en el apartamento de Manhattan con la única preocupación de contar los minutos hasta que ella vuelva y le proporcione cariño, recibe en casa la llegada de Duke, un enorme perro recién salido de la perrera. La relación entre ellos es un tanto conflictiva y estos dos perros domésticos acaban perdidos por las calles de Nueva York y en medio de una banda de animales un tanto “salvajes” con un odio compartido por los humanos y la cual está liderada por Snowball, un conejo presumiblemente psicópata. Los compañeros de los cánidos saldrán a la búsqueda de Max viviendo un sinfín de situaciones hilarantes y caóticas en la ciudad.

gopro-secret-life-of-pets-2

¿Qué nos atrapa? Consideraría en este punto poner especial atención a la diversión en mayúsculas y en la búsqueda del entretenimiento (si se nos permite) para todos los públicos. En el diseño de los personajes se destaca su extrema capacidad expresiva y simpatía la par que se ponen en pantallas diversas especies, un punto interesante para inculcar el respeto a la diversidad y al «otro», discurso necesario en nuestra contemporaneidad y como un valor que creemos esencial desde la infancia. Sin embargo a pesar de su trabajada estética animada, a su increíble despliegue visual y de asistir a una aventura capaz de sacarnos una sonrisa, consideramos como un punto débil que los personajes y la trama no se sometan a un gran desarrollo y que, por ello, podrían resultarnos demasiado genérica en su construcción. Señores, ¡vayan y vean, la diversión está servida! (Incluso, si son afortunados, podrán ir acompañados de sus mascotas al cine).

 895 total views,  3 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *