RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Reseña “Guía del seriéfilo galáctico”

MARINA SUCH. Guía del seriéfilo galáctico. Las 50 series imprescindibles de ciencia ficción. Palma, Plan B Publicaciones, Colección Fuera de series, 2017, 263 págs. (ISBN 978-84-16961870).

Con esta obra, la editorial Plan B llega –esperemos que para quedarse– al espacio editorial dedicado a la ficción seriada televisiva. Guía del seriéfilo galáctico es el primer volumen de una colección denominada “Fuera de series”, nombre que refiere al homónimo medio de comunicación multimedia especializado en series televisivas relacionado con la editorial. El libro, que se presenta con una ilustración de David M. Buisán en la portada, toma prestado su título de la famosa Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams.

Marina Such, la autora que firma el texto, es una periodista popular por su blog El diario de Mr. MacGuffin. Con un estilo muy periodístico, inicia la obra con un epígrafe denominado “Palabras previas” donde humorísticamente revela como la ciencia ficción suele concebirse como un “género menor” dentro de la ficción, reservada casi en exclusiva a públicos fanáticos o frikis. En este apartado, la autora explica que ha concebido su obra, básicamente, como una recopilación de sugerencias para personas aficionadas o para aquellas que quieran acercarse al género por primera vez. Asimismo, reconoce que se trata también de cierto homenaje a este tipo de series, una “muestra de amor” que pone en primera línea su propia pasión por la ciencia ficción y a Expediente X y Battlestar Galactica como sus series favoritas.

Antes de leer esta obra hay que hacer una advertencia sobre una cuestión que no es menor, la diferencia entre ciencia ficción y fantasía. Marina Such explica en el prólogo que únicamente se encontrará información sobre la ciencia ficción, pero no sobre fantasía o terror. Ello explica que aquí no se encuentren referencias a series como Juego de tronos, Xena la princesa guerrera o The Walking Dead.

Guía del seriéfilo galáctico no es, como Such reconoce, una guía exhaustiva –entre otras razones porque ella misma asume que el criterio de inclusión de las ficciones se ha apoyado en su propio criterio–, aunque sí se ha articulado a partir de cierto orden: la clasificación de la docuserie The Real History of Science Fiction, de BBC América, cuya división temática es la que ha inspirado el orden de los capítulos. Así, el volumen se organiza en cinco bloques: “Exploradores”, “Contacto alienígena”, “El futuro ya está aquí”, “Viajes por el espacio-tiempo” y “Out of the Box”. Las series que aparecen en la guía incluyen, junto a una ficha técnica, información sobre el producto, descripción de un personaje destacado, menciones a sus creadores/as y una lista de cinco episodios que la autora considera imprescindibles. Los bloques terminan con un apartado que recoge otras series de forma sintética.

seriefilo2El primero de los capítulos se dedica al origen de la ciencia ficción seriada, esto es, las space operas, o lo que es lo mismo, aventuras por las galaxias construidas de forma muy similar a los westerns. Such también explica que este subgénero permitió el comentario social, las alegorías o las críticas a la sociedad contemporánea. “Las series de aventuras espaciales han trasladado a los espectadores mensajes de tolerancia, han explorado las consecuencias de la guerra de Vietnam o los atentados del 11 de septiembre de 2001, han mostrado la hipocresía de la comunidad internacional en su reacción ante determinados conflictos armados, y también se han reído de todas las convenciones asociadas a los viajes de una nave espacial” (p. 14). Aquí encontraremos productos como Babylon 5, Battlestar Galactica, Dark Matter, Espacio 1999, Firefly, Futurama, Star Trek, Star Wars Rebels, Stargate o The Expanse entre otros.

El siguiente capítulo, “Contacto alienígena”, se refiere a los títulos donde humanos y extraterrestres conviven y/o compiten. Estas historias suelen articularse, sostiene Such, sobre cuatro posibilidades: invasión, alienígenas que se infiltran entre seres humanos, resistencia de la Tierra o bien la propia invasión de otras galaxias por parte de terrícolas. Todo ello revela la pasión por la literatura de “marcianos” y de obras como La guerra de los mundos. Las obras que se exploran en este epígrafe, en muchas ocasiones, son referencias imprescindibles de la edad de oro de la ficción seriada: Alien Nación, Braindead, Defiance, Expediente X, Falling Skies, Farscape, Invasión, Steven Universe, Torchwood o V, además de otras series recogidas con menor espacio en el apartado final.

En “El futuro ya está aquí” el protagonismo se reserva a la especulación científica, tecnológica o social. Aquí hay lugar para las distopías y los mundos post-apocalípticos, además de la discusión sobre los límites de la ciencia. Series que nos ofrece Such en este apartado son Black Mirror, Dollhouse, Fringe, Ghost in the sell, La mujer biónica, Los 100, Orphan Black, Person of Interest, Real Humans o The man in the High Castle.

Los “viajes por el espacio-tiempo” se reservan, como su nombre indica, para las aventuras entre líneas temporales y dimensiones paralelas. Para la autora, estos productos plantean siempre dos posibilidades: los personajes ¿pueden cambiar el futuro al realizar su viaje? O, por el contrario, ¿ya han cambiado el curso de la historia desde el momento en que han emprendido su aventura? Los personajes, explica Such, siempre obedecen a la tentación del cambio, a la posibilidad de tener una segunda oportunidad. En este capítulo encontraremos análisis sobre series como A través del tiempo, Continuum, Doctor Who, El ministerio del tiempo, Las crónicas de Sarah Connor, Life on Mars, Outlander, Perdidos, Rick y Morty o Salto al infinito.

El último capítulo “Out of the box” es casi literalmente un cajón de sastre pues se da espacio a productos que no encajan en ninguna de las otras categorías pero cuya personalidad y calidad es lo suficientemente potente como para tenerlas en cuenta fuera de “catálogo”. Las ficciones que aparecen aquí son, entre otras posibilidades, series de high concept, antologías o mezclas de géneros como Awake, Bufy cazavampiros, Cowboy Bebop, El prisionero, Hora de aventuras, La dimensión desconocida, Sense8, Strangers things, The Leftovers o Twin Peaks entre otras.

Guía del seriéfilo galáctico es una obra recomendable tanto para personas aficionadas a la televisión como para quienes hacen crítica o escriben desde la Academia. Obviamente, también para quienes se sienten ya atraídos/as por la ciencia ficción y conocen todas las obras que se detallan. Constituye un valioso trabajo de recopilación, organización y análisis de un género que, tal vez por considerarse erróneamente como “menor” –tal y como Such expone al principio– no obtiene la misma atención que otros géneros. El volumen es un excelente instrumento de consulta pero también una obra entretenida, bien escrita y seductora por sí misma.

El 9 de julio del 2010 la cadena Syfy, especializada en productos fantásticos y de
Nuestro colaborador de hoy es Iván Bort Gual. Doctor Europeo en Ciencias de la Comunicación
Hoy se inicia en RIRCA como colaboradora Aida Lázaro España, graduada en Cine por la
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025