RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

The Big Bang Theory: Reseña de los episodios 11 y 12 de la temporada 12

En este episodio, nos alegramos de ver cómo Amy y Sheldon disfrutan de las mieles del éxito de su tan trabajado ensayo sobre la súper asimetría, después de los muchos disgustos que conllevó en sus diferentes etapas. Tanta es la relevancia de sus trabajo, que el director de su centro les invita a pasar al comedor VIP de la universidad, un lujoso salón lleno de delicatesen. Además, allí su presidente les propone participar en un programa de difusión de su trabajo con una repleta agenda de entrevistas. El problema surge cuando Sheldon se da cuenta de que es a Amy a quien quieren entrevistar, dado el poco don de gentes del Dr. Cooper. Éste se pone celoso e intenta colaborar en esta misión, hasta que se estrella con la realidad y deja esta labor en manos de su esposa.

Estos dos personajes y el resto de la pandilla se ve las caras en una partida de paintball que pone al descubierto los conflictos entre ellos, y no me refiero precisamente a los bélicos propios de este juego. Por ejemplo, Shamy aprovecha para discutir sobre el tema de las entrevistas sobre su teoría (especialmente porque un titular da todo el crédito del descubrimiento común solo a Amy); Denise dispara desmesuradamente a Stuart, en venganza por su reacción de huída cuando le propuso mudarse con ella a su piso; Howard se apunta con Bernadette sin preguntarle si quiera, pues está convencido de que le apetecerá desahogarse disparándole; y Raj aprovecha para mostrar a Anu su desagrado al comprobar por medio de una aplicación del móvil que su ex-novio fue a visitarla. Todas estas batallas tienen un final feliz excepto la de Raj, que parece terminar en ruptura, aunque no se deja ver de forma clara…

El episodio duodécimo de esta temporada (“The Propagation Proposition”) continúa precisamente con la historia de amor (o como queramos llamarle en este punto de su relación) entre Raj y Anu. Y se produce aquí una confluencia maravillosa para los que, como yo, adoran esta serie y la película Love Actually, pues la primera recrea una de las muchas escenas maravillosas de dicho film. En ella, Raj trata de reconquistar a Anu empezando su relación desde cero, y no desde la mitad (planeando una boda, como habían hecho antes). Para ello se hace de carteles con mensajes que Anu debe leer, en lugar de abrir la boca para meter la pata como ya había en anteriores ocasiones. Anu ya dijo en el anterior episodio que tenía excentricidades tales como que no le gustaba ningún tipo de música, pero esto de no haber visto una de las películas más bonitas de la historia… (léase con una sonrisa). A pesar de su ignorancia contextual, el método fílmico, afortunadamente, funciona al enamorado, e incluso evita a Anu dar explicaciones de su relación con su ex, sobre la que Raj no hace referencia alguna.

Como siempre, el episodio tiene otra historia paralela, protagonizada esta vez por Leonard y Penny, que se enfrentan de nuevo al tema de la paternidad. Pero en esta ocasión lo hace del modo que menos podíamos esperar. Zack, uno de los ex-novios (y marido esporádico por su inconsciente ceremonia en las Vegas ya disuelta en la séptima temporada) de Penny, invita a ésta y su marido al barco en que vive con su actual esposa. Agradecemos a Zack momentos realmente graciosos basados en lo bobo que es, lo que, a su vez, hace que resulte incomprensible cómo ha conseguido enriquecerse tanto (aunque ahora que lo pienso bien… quizá no es un hecho tan poco frecuente…). El caso es que la intención del nuevo matrimonio invitando a Lenny a su hogar era realmente el proponer a Leonard que fuera donante de esperma para que Zack y Marissa pudieran cumplir su sueño de ser padres. Parece ser que Zack no puede llevarlo a cabo por haber jugado demasiado en su juventud a un juego que consistía en golpearle sus partes repetitivamente. No nos sorprende de Zack, la verdad. El caso es que se reabre el tema de la paternidad en la serie. Penny, primero, se muestra perpleja por una petición así y, sobre todo, por la reacción de Leonard, que se siente halagado. Comenta la situación a sus amigas, que le hacen ver que quizá su marido se ha ilusionado con  la idea de dar vida con la que ya no contaba, al haber aceptado la decisión de Penny de no ser madre. Entonces, recapacita y llega incluso a traer a Leonard el recipiente que se usa al efecto y le explica que quizá igual que él cedió en la decisión de no ser padres, ahora le toca a ella ceder en la de que él done su esperma. El episodio queda de nuevo abierto, pues, aunque Penny cree que Leonard coge el teléfono para comunicar su aceptación a Zack, sin embargo es a Sheldon con quien intenta comunicarse. Lo que sí resulta evidente es que este grupo de amigos, a medida que han ido creciendo, como pasa en la vida real, se va adentrando en temáticas más trascendentales y serias, tales como el tema de plantearse el formar una familia, tener hijos, hacer que otros los tengan… Y, normalmente, cuando las series empiezan a “madurar” con sus personajes, se acaban. ¿Es que la vida de adultos es tan aburrida? ¿No da para una comedia? Yo creo que, como la vida también, todo es según como se enfoque su planteamiento… o eso quiero creer (también para no desanimar a los que van entrando en años).

Como "forshadowing" en toda regla, ya el propio título -"La acumulación de laureados"- nos anuncia
En este episodio, titulado “La polarización de la confirmación", empieza por sorprendernos más por lo
Recientemente ha concluido la undécima temporada de The Big Bang Theory y parece ser que
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025