RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

The Magicians (Syfy): Who can be a magician? (episodio piloto)

Basada en la trilogía de novelas fantásticas de Lev Grossman y creada por John McNamara y Sera Gamble (Supernatural), Syfy apuesta por presentarnos su episodio piloto de la serie The Magicians, cuyo estreno en pantalla llegará en exclusiva el próximo 3 de febrero emitido por Syfy España. Tras el éxito narrativo de Grossman y aprovechando la buena acogida de los productos audiovisuales que entroncan con lo fantástico internacionalmente (bastaría recordar Game of Thrones, por ejemplo), esta serie parece encajar dentro de los proyectos esperables.

¿Su premisa? Quentin Goldwater (Jason Ralph) es un chico inteligente, sensible, poco sociable pero con un aparente rico mundo interior en el que la lectura de novelas fantásticas (y fan de la saga Fillory and Further) parece ocupar gran parte de su tiempo. Anclado en una pasada adolescencia a la que se aferra (¿Por un síndrome de Peter Pan? o ¿por una insatisfacción con su entorno? –quizás) y de la que se queja su amiga Julia (Stella Maeve), ambos esperan ser aceptados en Yale pero acaban realizando una prueba de acceso poco convencional en el Brakebills College en el que las leyes del mundo racional se difuminan.

12507122_1031427256899430_4347327708529641105_n

Who can be a magician? Brakebills College, la Universidad de los elegidos

Quentin realizará el examen de su vida: sí, el de conocer cuál es su identidad y explorar qué es capaz de aportar al mundo (el cual puede desafiar las leyes racionales). Es por ello que un tribunal le pedirá que muestre los poderes que él desconoce que posee. ¿Cómo? Barajando unas simples cartas y con esa intención, el director le provocará para despertar su ira y que demuestre los poderes los cuales deberá aprender a desarrollar al ser admitido en un prestigioso programa académico y proporcionando una de las escenas visualmente más impactantes del piloto (y mostrando el atractivo y colorido mundo mágico frente al tedioso mundo real).

TheMagicians_gallery_101SneakPeek_05b

El episodio piloto no ha estado exento de una lluvia de críticas por poder considerarla como una serie basada en (¿otro?) Harry Potter, en este caso, adulto y destinada a una audiencia con nostalgia al mundo de J.K.Rowling e incluso con ganas de saciar su sed de magia y fantasía. Algunos ingredientes presentados en el piloto como las noches de desfase dentro del contexto universitario en Brakebills, la magia como tentativa de placer y de drogas o el sexo místico pueden ser un guiño claro a una audiencia que ha crecido, aprendido y evolucionado entre personajes, páginas, pantallas y varitas en un Hogwarts que consideran como su propia casa.

Todo ello entronca con el concepto de evocative spaces (de Henry Jenkins) pues la elección de la estética narrativa implica introducir a la audiencia en espacios que ya ha visitado (Hogwarts, por supuesto) a través de su fantasía y, en este caso, a través de las filiaciones que apuntamos con respecto al mundo de Harry Potter. Existen más similitudes, un enemigo: The Big Bad que será igual o más poderoso que el director aunque también una profesora de pociones, una biblioteca con libros prohibidos, unos compañeros cuyos poderes se desconocen (todavía) y con los cuales, hipotéticamente, se podrán establecer lazos de amistad.

TheMagicians_gallery_101SneakPeek_13

En definitiva, pese a que asistimos a una historia que toma como elementos clave los tópicos del género y se nutre del mundo de HP, ¿qué verdadero fan de la magia y la hechicería querría perderse The Magicians? Seamos (o no) los elegidos para ingresar en Brakebills, no perdamos de vista la idea subyacente del nuevo proyecto de SyfyMagic is a drug. Por ello, dejémonos hechizar.

Magicians_hero_tour_01

El 9 de julio del 2010 la cadena Syfy, especializada en productos fantásticos y de
Es momento de hacer balance de las aventuras de  la primera temporada de The Magicians
“Welcome to the Golden age of men”: esta es la carta de presentación de la
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *