RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Un viaje por «Terror and Wonder: The Gothic Imagination» (Townshend, 2014)

Dawn Townshend, profesor e investigador de literatura gótica y romántica de la Universidad de Stirling (Scotland) nos ofrece como editor este libro formado por un conjunto de ocho capítulos de mano de investigadores especialistas en la materia que viaja por los límites oscuros de la imaginación gótica ofreciéndonos una panorámica general de los últimos 250 años.

Con una predilección por la oscuridad, los horrores, los espectros y espíritus, la imaginación gótica ocupa un lugar prominente en la cultura occidental contemporánea y, obviamente, está presente ya sea directamente, como referencia velada o de forma subliminal como bagaje en algunas de las ficciones audiovisuales que tratamos en RIRCA como objetos de estudio (véase, por ejemplo y de forma clara, las entradas dedicadas a Penny Dreadful, Vampire Diaries, Buffy o incluso el último episodio de Sherlock).

De acuerdo con el marco introductorio de Townshend (2014: 10-37), la literatura gótica empezó como un desafío a las certezas racionalistas de la Ilustración. El gótico como término se ha utilizado tanto la cultura popular como en círculos académicos para describir un género nuevo en la ficción moderna iniciado por The Castle of Otranto en 1764 y, desde ese momento, caracterizada por la predilección por el suspense y la sensación, lo sobrenatural y lo macabro y para dibujar una estética donde existe el placer por la experiencia de horror, terror y deseo, conectando con el concepto de lo sublime (Burke). En el plano literario es imprescindible hacer mención expresa a Tales of Terror and Wonder, un compendio de baladas románticas publicadas en Londres y Nueva York por George Routledge and Sons como parte de una serie de Henry Morley’s Universal Library en 1887 y erróneamente atribuida por el título a Gregory Lewis quien era autor de dos publicaciones previas.

El amor romántico junto con la muerte y la superstición estarán presentes en el plano ficcional con un sentido medievalista donde también encontraremos batallas de caballeros, justas heroicas y cruzadas. Tal y como señala Townshend (2014: 23): “Preoccupied then, as now, with abuse, incest, sexual transgression and other taboo subjects, the Gothic imagination is nothing if not sensationalist”. La búsqueda de ese impacto radica también en mostrar diferentes manifestaciones (rituales y, si se quiere, metamorfosis) de la muerte así como la corporalidad de la misma (conectando directamente con lo gore). Por otra parte, la preocupación colectiva por lo sobrenatural se hace evidente en estos Tales of Terror and Wonder pues está repleta de “grim spectres”, “shrouded ghosts” y “pale spectres” que se vinculan con danzas de la muerte también presentes en The Dance of Death: A Churchyard Tale (Morley, 1887), además de la figura del vampiro quien resurge como una tendencia neogótica en algunos de nuestros productos contemporáneos.

En adelante vamos haciendo un recorrido histórico general en el que Nick Groom dedica un capítulo al Gothic Antiquity: From the Sack of Rome to The castle of Otranto seguido de una revisión del Gótico por Angela Wright (periodo comprendido entre 1764-1820) y Alexandra Warwick por el Gótico del período entre 1820-1880. Por su parte, Andrew Smith se centra en el Gothic and the Victorian Fin de Siècle (1880-1900) que a través del capítulo de Twentieth-Century Gothic de Lucie Armitt desembocarán en el Gótico del siglo XXI (Twenty-First Century Gothic), capítulo de Catherine Spooner y una recopilación de fotografías de Martin Parr titulada Photographing Goths.

En definitiva, Terror and Wonder. The Gothic Imagination (2014) es una joya de la Bristih Library que nos permite explorar desde una óptica amplia una gran variedad de aspectos, elementos y del imaginario del mundo gótico a través de 150 objetos de estudio entre los que se incluyen manuscritos, pinturas, imágenes de cine y carteles y en las que se analizan las icónicas obras como Frankenstein de Mary Shelley, Drácula de Bram Stoker, los cuentos siniestros de Angela Carter y los horrores modernos de Clive Barker, en las que se ponen de relieve miedos contemporáneos que han sido previamente abordados por sucesivas generaciones de escritores góticos.

Referencia:

TOWNSHEND, D. Terror and Wonder. The Gothic Imagination. London: The British Library, 2014.

 

Telefantasía británica. En un momento en el que las televisiones apuestan por este formato que
Desde su estreno allá por la década de los noventa, Buffy, Cazavampiros se ha convertido
Ya que se aproxima el fin de la sexta temporada de ‘Crónicas Vampíricas’, no debemos
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025