“Wonder Woman” y Patty Jenkins, las (super)mujeres que la industria necesitaba

WONDER WOMAN
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Desde el lanzamiento de Iron Man en 2008, el concepto de película de superhéroes ya no ha sido el mismo. Gracias al planteamiento de explotar la mitología que los creadores de Marvel Comics habían ideado en viñeta durante más de medio siglo, ha supuesto una revolución en toda regla. Por supuesto, anteriormente ya se habían realizado producciones que gozaban de la popularidad del público y que no se deben olvidar. Así, encontramos todas la películas de Batman, las de Superman, la trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan – aunque este juegue en otra liga -, la trilogía de Spiderman de Sam Raimi y algún que otro intento (fallido) de acercar a otros personajes menos explorados como DareDevil, Elektra o CatWoman, para poner unos pocos ejemplos. Sin embargo, será el enorme aparato logístico que ha sido capaz de construir el MCUMarvel Cinematic Universe – que ha supuesto un cambio en la manera de gestionar el capital industrial cinematográfico de los grandes estudios – largometrajes, productos trasmediáticos y merchandising – y en cómo los espectadores responden a estas producciones a través del fandom y otros fenómenos sociales.

Un universo, el del MCU, que mueve miles de millones de dólares de beneficios en taquilla a nivel mundial y que catapulta a la fama directa a sus actores protagonistas, además de elevar su caché a cifras multimillonarias. Por supuesto, los que gozan de más éxito son Los Vengadores. Thor, Iron Man, el increíble Hulk, Capitán América… Todos ellos con más de dos películas protagonizadas en solitario a los que se les suman las nuevas incorporaciones a la patrulla vengadora: Ant-Man, Doctor Strange y Spiderman (Homecoming es el nuevo título del vigilante arácnido) Sin embargo, muchos han querido olvidar que entre tanta testosterona se encuentra una mujer, Natasha Romanoff, aka La Viuda Negra. Scarlett Johnasson dará vida a esta superheroína desde 2009 en seis largometrajes en los cuales dispone del mismo peso emocional, repatirá el mismo número de puñetazos, gozará de una mayor cantidad de seguidores e, incluso, tendrá mucho más tiempo en pantalla que sus partenaires masculinos. Entonces, ¿cuál es el motivo por el que La Vuida Negra aún no dispone de una película en solitario como sí lo harán los recién llegados a la cuadrilla? La respuesta de la industria es muy sencilla: una película protagonizada por mujeres no vende (al menos, no tanto como una protagonizada por hombres) Por supuesto, según los “grandes gurús” de las finanzas en Hollywood, esta “afirmación” no solo se aplica a las producciones maistream como lo son MCU, sino a la industria en general.

wonder woman ilustracion

Imagen realizada por Feminista Ilustrada (https://feministailustrada.com/)

La negativa de los estudios por no realizar producciones en los que la mujer sea protagonista absoluta de cartel ha dañado seriamente la percepción cultural y social de la representación feminina dentro de la sociedad, y no solo por parte del espectador masculino. Más allá de las reticencias de muchos de los fans de los cómics a la elección de la actriz israelí Gal Gadot como la nueva Wonder Woman cinematográfica en su primera aparición en Batman v. Superman, las polémicas entorno a su imagen de esta película en solitario no han sido pocas.

La primera de ellas suscitó varias críticas por parte del público masculino en la que se quejaban del “poco pecho” que lucía Gadot en su poster promocional. Un debate que se zanjó rápidamente gracias al buen humor y saber estar de la propia actriz que bromeaba junto a Jimmy Kimmel: «¡Y dar gracias por ello! Si hubiésemos sido fieles a la realidad, las amazonas se cortaban un pecho para poder manejar mejor el arco. Tuvimos una discusión muy importante sobre el tema con la directora y decidimos que era mejor dejar a los dos donde estaban» Sin embargo, la controversia todavía no había terminado. A las polémicas (esperadas, por una parte) a los “pechos pequeños” de Gadot, se le unieron las absurdas acusaciones poco después del lanzamiento del trailer oficial a las axilas depiladas de Wonder Woman de varias usuarias feministas en Twitter alegando que «era imposible que las amazonas tuvieran los medios para ir bien afeitadas en el reino de Temiscira». Un fenómeno que se convirtió en viral durante unos días y que levantó la ira y la risa del público a partes iguales. El último, un hecho que, por muy irrisorio que sea, no se puede contabilizar como “anecdótico” en una industria que fomenta una imagen sobre el cuerpo y los comportamientos femininos que no podría escaparse más de la realidad.

chewbbaca - wonder woman meme

Meme entorno a las polémicas sobre la imagen de Wonder Woman

Como podréis observar, no me voy a centrar en el contenido cinematográfico que ofrece el film. Podría decir, como ya lo han reiterado muchos antes que yo, que es la mejor película de DC Comics hasta la fecha. Sin embargo, no voy ha poner en cuestión las competencias artísticas de la cinta. Porque, a mi parecer, Wonder Woman trasciende su significado cinematográfico. Wonder Woman es una declaración de intenciones.

Desde su estreno el 2 de junio, se ha reabierto el eterno debate sobre la falta de visibilidad de la mujer en cualquier disciplina – ya sea artísitca o no – y en la carencia de profesionales femeninas detrás de las cámaras, sobretodo al frente de la dirección de un proyecto, al que corresponde un porcentaje ínfimo en comparación con el sexo masculino. Con tan solo un largometraje en su haber (Monster junto a Charlize Theron), Patty Jenkins, es la primera mujer en convertirse en la directora de un blockbuster de superhéroes. Así, gracias a los más de 650$ millones que se ha embolsado Warner Bros desde su estreno – doblando las cifras de sus “rivales”, Guardians of the Galaxy Vol.2 (con 360$ millones) – Jenkins es la mujer-directora con la película más taquillera de la historia. La euforia se ha desatado entre las directoras y guionistas femeninas frente a estas cifras. Las puertas se está empezando ha abrir para muchas realizadoras que ven la oportunidad de que este debate llegue a las oficinas de los productores y que esta reivindicación cause suficiente revuelo para que las cosas cambien. Y, poco a poco, ya está pasando.

TwitterEl apoyo incondicional por parte de actrices y profesionales femininas del mundo hollywoodense ha sido primordial para este desafío al monopolio patriarcal de los estudios. Muchas han visto en Wonder Woman un movimiento activista muy fuerte para combatir el machismo en todas las partes de la sociedad. Oprah Winfrey, Lupita Nyongo, Jessica Chastain, Hillary Clinton, Brie Larson, Evan Rachel Wood, etc. Todas más que dispuestas a elogiar la cinta en redes sociales y a combatir a los haters que traen consigo este tipo de activismos (y más si son feministas). En especial esta última que se adentra en intensas y acaloradas discusiones con varios usuarios masculinos sobre la significación de la película y otros comportamientos misóginos.

Wonder Woman también ha planteado una cuestión que salpica al otro lado de la cámara, es decir, frente a ella. Muchos son los personajes femeninos más o menos icónicos que se recuerdan dentro de la historia del cine. Muchos de ellos heroínas de acción previas a Diana Prince como la teniente Rippley, la novia de Kill Bill, la princesa Leia o Emperor Furiosa, por poner unos ejemplos. Muchos de ellos en cualquier tipología de géneros y presupuestos. En los últimos años ha habido una clara proliferación de protagonistas femeninas importante dentro del cine y de la televisión. Eso es cierto, pero: ¿Sólo porque haya mujeres en pantalla significa que nos representan? Muchos entendidos y profesionales del sector opininan que no. Para opiniones sobre ello, consultad el interesante artículo de “El Periódico” del 11 de junio, «No nos representan», con una conversación con cineastas nacionales como Leticia Dolera, Roser Aguliar y Paula Ortiz a propósito de Wonder Woman.

wonder woman meme

Batman y Superman “se rebajan” a pedirle trabajo a Wonder W0man. Meme que se ha hecho viral tras el éxito de la cinta

No voy a entrar en cuestiones de género dentro de la cinta. Para ello tendréis que esperar a las opiniones de mi compañera del blog que publicaremos durante este mes de julio. Sin embargo, la trascendencia del personaje de Diana Prince traspasa la pantalla. Esta claro que la dirección de Jenkins no se sale de la norma y que la espectacularidad que se espera de una producción de este calibre están en cada minutos del metraje – las luchas de las amazonas y la lucha en el frente son realmente grandiosas. Pero, pese a quien le pese, Wonder Woman se ha convertido en uno de los largomentrajes que hay que considerar como de los importantes de la historia del cine por muchos motivos. Porque, por primera vez, todas las mujeres – niñas, jóvenes y adultas – se pueden sentir identificadas con un personajes femenino e, incluso, permitirse el lujo de llorar durante las escenas de acción (como han manifestado millones de mujeres por las redes sociales alrededor del globo). Y lo que es más importante, que los niños no tienen que dar explicaciones por tener de referente a una superheroína, ni que los hombres sienten vergüenza al llevar una camiseta con una enorme W amarilla estampada. Y todo eso, lo ha conseguido “solo una película”.

Mencionando a modo de conclusión la reseña de Gabe Danvers en el portal Letterboxed: «In 1978, Superman showed to the world how man could fly; in 2017, Wonder Woman showed to the world how woman can fight». Diana Prince, Gal Gadot y Patty Jenkins son las líderes de esta especie de revolución que está intentando proliferar en la industria cinematográfica. Tanto en Hollywood como a nivel internacional. Y nosotras las seguiremos hasta que se consigua el cambio, por muy lejos que esté.

Wonder Woman UN

Jenkins, Gadot y Linda Carter en la presentación de Wonder Woman como Embajadora de las Naciones Unidas

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

Creative Commons License “Wonder Woman” y Patty Jenkins, las (super)mujeres que la industria necesitaba is licensed by Nuria Vidal Trapero under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License.
<\/body>