RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Cine indie (3): segundas oportunidades, «Faults» y «Short Term 12»

Soy una apasionada del cine independiente (como ya habréis podido leer entre líneas de esta serie de entregas) Especialmente del cine de bajo presupuesto norteamericano que ha proporcionado cineastas con gran talento ya consolidados como Jim Jarmush, Jeff Nichols o Drake Doreamus (por decir alguno), que cada vez cuenta con una mayor representación en festivales internacionales de renombre – sin contar los de Sundance o Tribecca, claro está – y que cuenta con una gran aceptación del público y, en consecuencia, pueden llegar a disfrutar de un mayor reconocimiento y un mayor alcance de exhibición, aunque aún sea en salas de arte y ensayo. En este tercer post hablaremos de dos films que tuvieron una enorme repercusión es sus respectivos años en todos los festivales en los que participaron y que, como apunte personal, se convirtieron en película imprescindibles dentro de mi filmografía particular en el momento en el que los títulos de crédito empezaron a rodar (especialmente la segunda): Faults (Riley Stearns, 2014) y Short Term 12 (Destin Daniel Cretton, 2013) Pero, vayamos por partes.

La primera, Faults cuya única oportunidad de haberla visto en España fue en el Americana Film Festival 2015 de Barcelona – será el debut cinematográfico del cineasta Riley Stearn y tendrá una premisa un tanto rocambolesca: Ansel Roth (Leland Orser), un hombre especialista en cultos religiosos y en control mental, cuyo éxito laboral se verá truncado por severos problemas personales, ayudará a un matrimonio que le pide convencer a su hija, Claire (Mary Elizabeth Winstead) para que vuelva a casa tras verse involucrada en una secta. Entonces, mayoritariamente, la trama tendrá como eje principal las diferentes sesiones de “rehabilitación” entre Ansel y Claire, además de seguir alguna que otra desventura personal y profesional de nuestro protagonista. Si bien el punto de partida de la película – y las primeras escenas de la misma lo secundan – puede llegar a parecer que nos encontramos frente a una comedia más que estrambótica, en Faults, Stearn nos engaña por completo. A pesar de su singular inicio que parece sacado de un guión de los hermanos Coen – solo hay que ver la escena del “secuestro” de Claire para apreciar sus claras influencias – la cinta adoptará un cambio de tono completamente inesperado, tanto a nivel estético como a nivel narrativo, que lo acercará más a The Master (2012) o Inherent Vice (2014) de Paul Thomas Anderson que a Burn After Reading (2008) o Barton Fink (1991).

faults
Ansel y Claire en una de sus múltiples conversaciones en Faults

De repente, el film se convertirá – a grandes rasgos – en un diálogo entre dos personajes y que mantendrán una conexión muy fuerte que hará que ambos intenten encontrarse a sí mismos durante el proceso. El encuentro con Claire hará  replantearse a Ansel muchas cuestiones acerca de su fe y de cómo afrontar sus problemas vitales; así como Claire encontrará un apoyo emocional en Ansel lejos de la sobreprotección de sus padres. La puesta en escena realizada a través de largos planos con ligeros zoom in acercándose hasta los personajes, se mueve entre lo más teatral y lo cinematográfico, como si los estuviéramos observando en secreto; y, sobretodo, apostando por ceder el protagonismo a un desconocido Leland Orser y a una Mary Elizabeth Winstead de la que nada queda de su Ramona Flowers en Scott Pilgrim vs the World (2010)

Con Short Term 12 nos encontramos frente al segundo largometraje de Destin Daniel Cretton después de la realización de su debut con I am Not a Hipster (2012) y varios cortometrajes. Basada en un cortometraje de 2008 producido por el propio Cretton con el mismo nombre y traducida en España como Las Vidas de Grace – nombre bastante alejado del original, pero que sí podría captar la esencia de la película en varias apreciaciones – Short Term 12 narra la vida de los residentes y profesionales que trabajan en un centro de acogida para adolescentes problemáticos y con riesgo de exclusión social. Por un lado, la trama se focalizará en los problemas personales de varios de los chavales del centro – en especial los del solitario y violento Marcus (Keith Standfield) y los de la recién llegada Jayden (Kathryn Dever) , así como los problemas administrativos del estado y los fallos del sistema de acogida; y, por otro lado – y el más importante – los conflictos internos de Grace (Brie Larson), la encargada de gestionar el lugar, quien actuará como una especie de ángel de la guarda para los internos, pero que será incapaz de afrontar sus problemas emocionales y su pasado turbulento.

short term 12
Brie Larson realiza un impecable trabajo en Short Term 12

Siguiendo las fórmulas del cine de maestro-alumno, la cinta no cae en el sentimentalismo innecesario y prototípico a los que este esquema nos tiene acostumbrados. Al contrario, aborda temáticas sensibles con mucho respeto y sin complejo alguno dosificando las emociones de manera muy inteligente a lo largo de la trama. La mirada realista de Cretton nos permite encontrarnos frente a una película honesta, muy cuidada y sin ningún tipo de elemento forzado.

Sin embargo, si algo destaca por encima del resto en Short Term 12 es la brillante interpretación de Brie Larson. Su papel de Grace le lanzó a la fama como una de las actriz más prometedoras de Hollywood – incluso, mucho antes de su éxito con Room, muchos ya la teníamos en cuenta por Short Term 12 – alzándose con la gran mayoría de premios en los festivales de cine independiente más relevantes como Mejor Actriz (Gotham Awards, Locarno Film Festival, SXSW) y nominaciones a los Independent Spirit y a los Critic’s Choice Awards, incluso llegando a rumorearse una nominación al Oscar, aunque no pudo ser. Al igual que lo hará toda la película, la interpretación de Larson desprende naturalidad y verdad por todos los lados, convirtiéndose en la perfecta líder para encabezar el proyecto. Una actriz que se desvive por el cine independiente, como ha manifestado en más de una ocasiones, que actualmente está rodando su segunda colaboración con Cretton en The Glass Castle prevista para 2017. A Larson se le sumarán un potente reparto de actores apenas conocidos (John Gallagher Jr, Rami Malek, Keith Standfield, Kathyrn Dever) y actores no-profesionales que también harán un estupendo trabajo.

Tanto Faults como Short Term 12 hablarán de temas importantes y nada sencillos sin ningún tipo de manía ni de pretensión detrás. Ansel y Grace serán unos antihéroes a los que la vida les brindará una segunda oportunidad de manera inesperada y que tratarán de salir de sus burbujas personales e iniciarán un viaje emocional para descubrirse a sí mismos. En definitiva, dos joyas del cine indie maravillosas e imprescindibles.

Hace apenas dos semanas que se iniciaba la tercera temporada de Mr. Robot, la inquietante
Desde lo más personal, lamento mucho que la profesión recuerde a Agnès Varda como la
Muchas han sido las películas que, a lo largo de su historia, han puesto en
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025