El terror sugestivo más inquietante en «Five Nights at Freddy’s»

maxresdefault-1
0 Flares Filament.io 0 Flares ×

El terror ha sido unos de los géneros más explotados dentro del mundo del entretenimiento. Tal vez, el que más. Empezando por el género literario con novelas y comics, aún se producen y consumen una enorme cantidad de películas – y ahora también series de televisión – que atienden a las peticiones del público al que parece que aún disfruta siendo asustado. Tal vez, sea por esa combinación de sufrimiento y tensión que culmina en una descarga muy fuerte de adrenalina que engancha al espectador y que muchos investigadores se han dedicado a desentreñar los motivos psicológicos, sociales y culturales por los cuales el género sigue teniendo tanto éxito. Por supuesto, el boom de lo terrorífico también ha salpicado el territorio del videojuego desde hace dácadas. El survival horror, como se denominarán todos los juegos enmarcados dentro del terror tras el éxito del primer Resident Evil en 1996, tendrá una incidencia especial dentro de la industria debido a las enormes oportunidades de interacción emocional y a la fuerte capacidad inmersiva que ofrece los elementos del género.

Dentro de este contexto se enmarca el videojuego que analizaremos hoy: Five Nights at Freddy’s. Creado por Scott Cawthon y desarrollado de manera independiente, en 2014 daría la luz esta mezcla de point-and-click y survival horror que se convertiría en uno de los juegos más inquietantes que podemos encontrar en el mercado.

2014-08-29_00001

¿Acudirías al anuncio?

Durante el juego vamos a manejar a Mike Schmidt, quien encontrará trabajo como guardia de seguridad nocturno en un restaurante, Freddy Fazbear’s Pizza, y que en su primer turno de vigilancia descubrirá el secreto más oscuro que alberga el lugar: los animales animatrónicos que actúan como divertimento para los niños de día, al caer el sol se convierten en escalofriantes máquinas de matar. Así, manejando a Mike en primera persona, no tendremos más remedio que sobrevivir durante cinco noches en la pizzería de Freddy. Una premisa muy sencilla utilizando todos los clichés genéricos y potenciando el terror de origen sobrenatural explotado en los survival horrors como característica principal que se desarrollará la capacidad del jugador por controlar sus nervios, así como su capacidad de reacción.

Con unas mecánicas de juego bastante sencillas, el jugador dispondrá de varios elementos para llevar a cabo su plan de supervivencia. Por un lado, el control de las cámaras de videovigilancia de las diferentes dependencias del establecimiento que alertarán al jugador de dónde se encuentran los diferentes animales robóticos en todo momento. Por supuesto, los enemigos aparecerán y desaparecerán de las habitaciones acampando a sus anchas por el recinto y acercándose cada vez más a nuestro puesto de seguridad. Así que, nuestra tarea será tenerlos controlados para que no tengan tiempo de llegar hasta donde nos encontramos. Cuando los robots se encuentran fuera de nuestra oficina, el jugador podrá cerrar las puertas eléctricas que se situan a la derecha y a la izquierda para que los feroces asesinos no entren y nos devoren. Sin embargo, no todo será tan fácil. Por otro lado, el nivel de energía del lugar irá disminuyendo cada vez más rápido dependiendo de los comandos que necesitemos utilizar. Quedarse sin batería significa una muerte segura, así que, conviene que sepamos administrarla de manera racional.

five-nights-at-freddys-03-700x392

El sistema de controles es muy sencillo, pero muy efectivo

El jugador tendrá que resistir varios ataques durante cinco noches consecutivas en los que la dificultad irá aumentando y en donde ninguna partida será igual. En total, cada “noche” tendrá una duración entre 8-10 minutos en donde la tensión del jugador irá en aumento. Los animatrónix cada vez están más cerca, no sabes donde se encuentran, el tiempo de completar el nivel se acorta y la energía cada vez es menor. Una brillante utilización del terror sugestivo con una atmósfera completamente claustrofóbica que hace permanecer con una inquietud constante al jugador – y a los compañeros que observan la partida si se decide no pasar miedo solo. En este punto, el miedo está en la mente del jugador. Y eso los creadores son muy conscientes de ello. Así que, como “bonustrack terrorífico“, de vez en cuando aparecerán de manera inesperada imágenes de los animales robóticos en pantalla que sobresaltarían a cualquiera.

Siendo este el primer proyecto de una especie de franquicia, al juego de 2014 se le sumarán varias secuelas, precuelas y hasta un spin-off a los que se le añadirán nuevas mejoras gráficas y novedades respecto al gameplay anterior. Por ejemplo, la adquisición de dos nuevos enemigos – The Puppet y Balloon Boy – en su segunda entrega; la incorporación de nuevos elementos que compliquen al jugador avanzar en su objetivo, pero que potencian la experiencia terrorífica; o cambiar la localización de una pizzería a la habitación de un niño pequeño en Five Nights at Freddy’s 4. Sin embargo, a pesar de las mejoras el primer juego es, sin duda, el más perturbador y es el que recomendamos hoy aquí. El diseño a veces plano y artificial del escenario y, sobretodo, de los animatrónix diabólicos, hacen que sea todavía más aterrador y sobrecogedor. El oso, el conejo, el zorro y el pato (con este último he tenido pesadillas más de una vez) está diseñados para el terror y son los perfectos enemigos a batir.

4166b9d542dc9c8b8b678f05c781a283

¡Cuidado! Ellos también te vigilan a tí…

Al survival horror tradicional le quedan los días contados. Por supuesto, aún quedan muchos adeptos a aventuras de acción como Resident Evil, Silent Hill, Alone in the Dark, Forbidden Siren o Project Zero. El género se está expandiendo a nuevas maneras de plantear el horror aprovechando las nuevas tecnologías y adaptándose a formas de narrar más propicias para sus historias apostando por el terror psicológico. Alien: Isolation, SOMA, Oustlast, Until Dawn, Amnesia: the Dark Descent o Resident Evil 7: Biohazard – este incorporando la realidad virutalson muy buenos ejemplos del renacimiento del género y buenas alternativas a los clásicos. Aunque la narración en sí es bastante simplona – a pesar de que podemos interactuar con el dueño del local vía radio gracias al que descubriremos el turbulento pasado del restaurante – Five Nights at Freddy’s es un excelente juego para aquellos que les apasione los escenarios de terror. Es un juego de una duración estimada de media hora por partida – si se llega al final, claro está – bastante adictivo y que, tanto se puede disfrutar solo o con compañía. Así que, ¿te atreves a pasar cinco noches en Freddy’s?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

Creative Commons License El terror sugestivo más inquietante en «Five Nights at Freddy’s» is licensed by Nuria Vidal Trapero under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License.
<\/body>