RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Penny Dreadful y la danza macabra. Glorious Horrors

De nuevo Jesús Diamantino nos ofrece su seguimiento del sexto episodio de la temporada de Penny Dreadful cuando la serie ya se encamina hacia los episodios finales en los que todo está por ver y decidir.

Glorious Horrors nos adentra en un interesante laberinto carnavalesco… ¿Qué mejor que un baile en la mansión de Dorian Gray para celebrar el triunfo de los excesos? Los personajes interactúan diabólicamente sin necesidad de máscaras. Por supuesto, Vanessa Ives jamás pierde su encanto (ni siquiera a los pies del mismísimo Satanás); el doctor Víctor Frankenstein exhibe puerilmente a su prometeica creación; Sir Malcom Murray sucumbe ante los encantos brujeriles de Madame Kali… Un cuadro dramático exuberante para los espectadores. Por supuesto, la fiesta no podía terminar sin el desvanecimiento de Eva Green tras una voluptuosa lluvia de sangre. He ahí el «horror glorioso».

Continuando con la estela teatral que caracterizó a la primera temporada, la obra de Logan insiste en explorar y transgredir el discurso narrativo convencional. La serie se adentra cada vez más en los renovados abismos de la maldad, manteniendo una atmósfera elegantemente escalofriante (debo insistir en la perturbadora amenaza de las tres brujas y su acecho en el baile).

Por otra parte, si bien los arcos argumentales se construyen desde tópicos reconocidos, estos son inteligentemente incorporados para otorgar la consistencia a la historia de base. Por ejemplo, el móvil policial que saluda al peculiar Auguste Dupin de Poe a través del agente Bartholomew Rusk, o el triángulo amoroso entre Frankenstein y sus dos monstruos.

tve8052-3369-20150524-0

 

Cada episodio ofrece mayores dosis de horror y magnificencia en la puesta en escena, pues sus creadores han tomado plena consciencia de las ilimitadas posibilidades que ofrece el universo de Penny Dreadful. Cabe destacar, en esta ocasión, el cuidado artístico con que se llevó a cabo la realización del baile: desde la fineza del vestuario hasta la delicadeza de las piezas musicales; todo lo anterior para connotar la hipocresía de los personajes y sus tormentosas historias.

En este sentido, la transgresión moral se convierte en el discurso estético por excelencia. Dorian Gray no es más que un reflejo de aquel ejercicio y establece el nexo entre el goce desmedido y la elegancia sublime: la convergencia de dos ideales que no hacen más que acentuar la sofisticada poética de Logan.

Pistas a seguir: el macabro muñeco del embelesado Murray; la carismática Angelique y su influjo en Dorian Gray… Por supuesto, tenemos que estar muy atentos a las atracciones que nos deparar el museo de cera.

Lo más destacado: la magnificencia del baile y la espectacular transformación de Ethan Chandler en hombre lobo.

Lo más decepcionante: nada, la serie es magnífica.

El pasado 19 de abril se estrenaba en Netflix la serie The Alienist que disponía
No deseamos que el título de nuestro post lleve a engaños ni quiera dar la
Los (fieles o no) seguidores de la trayectoria de Tim Burton estaban (posiblemente) curiosos y
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

One thought on “Penny Dreadful y la danza macabra. Glorious Horrors

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025