Crítica de Crimson Peak: La cumbre escarlata, de Guillermo del Toro

Póster

Póster

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

No les voy a obligar a llegar hasta el final del texto para decirles qué me ha parecido Crimson Peak: La cumbre escarlata, de Guillermo del Toro. No, hoy me salto las reglas y les digo: vayan al cine a verla. La película no solo me ha gustado, sino que la considero como una de las mejores del director mexicano. ¿Los motivos? ¡A continuación!

Hace años la visita al cine era casi una obligación para mí, pero su pérdida de calidad o imaginación frente al monopolio y buen hacer en la televisión revirtió la situación. Ya sé que muchos alzarán la voz y comenzarán a argumentar el poder de la tradición del séptimo arte frente a la frágil inocencia de la tele, que no hace falta contar una historia en cinco temporadas, que estamos ante un furor pasajero, el tiempo que demanda seguir una historia, etc. Pero pueden ahorrárselo, sinceramente, porque ya me lo sé. Sé cada uno de los argumentos y les digo ¡paren! Porque, para empezar, adoro el cine. Simplemente sostengo que la tv hoy día va un paso por delante ¿Cuánto durará? ¡No lo sé! ¡Disfrutemos del momento! Además, hoy es uno de esos días de reconciliación, en los que ir al cine vale la pena. Sentarse en la butaca, impacientarse con los tráileres de la previa y disfrutar del sonido embolvente; en fin, todo para que la magia de la pantalla gigante nos atrape y no nos deje salir durante dos horas.

La historia

La aspirante a escritora Edith Cushing está huyendo de un trauma infantil. Tras toparse con un seductor desconocido, la joven tiene que debatirse entre el amor por su amigo de la infancia, el Dr. Alan McMichael, y el recién llegado que acaba de conocer, Sir Thomas Sharpe. Pero las dudas de Edith se disipan y decide casarse con el misterioso forastero. Los dos se mudarán entonces a una misteriosa casa en la cima de una montaña con Lady Lucille Sharpe, la hermana de Thomas. Cuando la nieve comience a caer ¡ten cuidado con la cumbre escarlata! Fantasmas, terror y una historia de amor.

¿Quién es Edith Cushing?

Entenderemos mucho mejor la construcción del personaje interpretado por Mia Wasikowska si tenemos en cuenta las referencias y homenajes que encierran su rostro angelical. Edith Cushing es el resultado de una amalgama de personajes inspirados en la figura de la escritora victoriana y…¡Peter Cushing! El mítico actor de la productora Hammer, famoso por su papel como Van Helsing y Víctor Frankenstein. Y a pesar de que resulte bastante estereotipada, la actriz consigue una caracterización más que sólida y convincente como Edith, un personaje previsible, como buena parte de la historia, pero estéticamente exquisito. Detrás de su melena platina encontraremos tantas referencias como queramos. Los nombres de Mary Shelley, Jane Eyre (papel que encarnó la misma Mia Wasikowska) y, por ende, Charlotte y Emily Brontë entre muchas otras.

Cine gótico, nuevos horizontes para Guillermo del Toro

El director de El laberinto del Fauno, Blade II o Mimic no se había enfrentado al cine gótico, todavía. Una tarea que ha sabido llevar a su terreno, certificando así que su visión ya es una marca registrada para todos los adeptos al cine fantástico y sobrenatural. En Crimson Peak vamos a ver mucha influencia visual de Tim Burton eso es indudable, pero también buena parte de la herencia literaria de la que presume. Así será mucho más sencillo, pero también justo, entender la película como su tributo al género de las casas encantadas y los fantasmas. No le falta nada a esta  cumbre escarlata: apariciones, advertencias, crimen, un caserón embrujado, la necesaria historia de amor (tal como le recomiendan a la propia Edith en su novela), sexo y un despliegue poderoso de la imaginación desbordante de Guillermo del Toro. Ya sea por la concepción estética o por la relevancia argumental con que los diseña, sus fantasmas resultan maravillosos. Unos espectros que parecen hechos de tinta (¿otro guiño a la literatura?) y que, evidentemente , consiguen darnos más de un susto. Unos sustos que intuimos en todo momento, pero eso nos da igual porque queremos, y ansiamos, cada uno de esos sobresaltos.

El arte de Guillermo del Toro

MISMA FÓRMULA, ESCENARIO DIFERENTE

Su pasión por la robótica y las construcciones mecánicas, su obsesión hacia los insectos y su devoción por los fantasmas están presentes en Crimson Peak. No falta nadie, todos los elementos “deltorianos” han sido invitados a la fiesta. Incluso alguno más, como las escenas de cama y una violencia que, cada vez, empieza a ser más explícita en sus largometrajes. Charlie Hunnam repite con el mexicano, aunque esta vez su papel sea más de secundario en virtud de la cumplidora Mia Wasikowska y el dúo estelar conformado por la estupenda Jessica Chastain y el magnético Tom Hiddleston (mejor conocido por  su papel de Loki). La mansión Sharpe, con sus kilométricos pasillos, un elevador claustrofóbico y la mina de arcilla se convierten en un personaje más de una película diferente en la filmografía del artífice de Cronos, que expande sus horizontes hacia el terror victoriano.

¿Para cuándo la próxima?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

4 Responses to “Crítica de Crimson Peak: La cumbre escarlata, de Guillermo del Toro”

  1. Majid PAtel

    Francamente, un bodrio insufrible del que no queda nada si le quitamos la estetica que tiene. Actuaciones planas y predecibles, un guión que parece escrito por un alumno de cuarto curso de primaria. No es que el señor Del Toro me deba nada, por supuesto. Pero llamar a esto una “buena” película es un crimen. Casi me quedo con Blade II, que por lo menos, no es tan pretenciosa y uno sabe donde tira su dinero. Llamar a la pelicula “Horror gotico” solo porque la ropa es de época y la tecnología también, me parece un recurso facil para publicitarla. Generalmente, es sencillo identificar esta clase de bodrios. Los ves venir cuando en el reparto sólo hay uno o dos actores medio famosetes y el resto son completamente anonimos. 1 hora y 53 minutos que nunca volveran!!

    Responder
    • Ignacio Pillonetto

      Hola, primero que nada me alegra generar un poco de debate, por lo que gracias por leernos. En cuanto a los gustos, ya sabemos que no todos tenemos los mismos. No obstante, intento dar algunas pistas para justificar por qué es esta una buena película como tal, pero también entendiéndola dentro de la particular filmografía del director mexicano.
      Por otra parte, cuando te refieres al género gótico, creo que sobran los argumentos para justificar su presencia en el film, al margen de su estética. Que la historia sea original o no nada tiene que ver con los préstamos, homenajes y referencias hacia el gótico literario y cinematográfico que hace de modo muy claro. Está todo en la película. En cuanto al reparto siento también tener que discrepar, cuando apenas hay actores de esos que llamas “anónimos” y sí abundan las caras conocidas.
      ¡Un saludo!

      Responder
  2. Valeria

    Así es, todos los elementos que rodean la película se convierten en un personaje. De las producciones de Guillermo del Toro, en lo personal, la Cumbre Escarlata es una de las más cuidadas, cada detalle es importante, y el vestuario realmente te transporta a la época en la que se desarrolla la historia (Por cierto, les dejo el link http://www.hbomax.tv/sinopsis.aspx?prog=TTL603545 con horarios de transmisión y más detalles) Una chica, Edith, que quiere convertirse en escritora (Mia Wasikowska) se encuentra con un apuesto hombre (Tom Hiddleston) quien posee un gran secreto que pondrá en peligro a Edith. La historia nos envuelve entre la pasión, el amor, los fantasmas y lo gótico.

    Responder

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

Creative Commons License Crítica de Crimson Peak: La cumbre escarlata, de Guillermo del Toro is licensed by Ignacio Pillonetto under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License.
<\/body>