Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

De profesión, enfermera y exorcista: «The School Nurse Files» (2020)

Primeramente, he de comentar que uno de mis grandes descubrimientos de este pasado 2020 han sido las ficciones televisivas coreanas. Algo que, a nivel personal, me ha alegrado este pesadísimo año y que me ha revelado unas producciones de una extraordinaria calidad de una industria que desconocía por completo. Todas ellas las podemos encontrar en el catálogo de Netflix que se ha convertido en la plataforma por excelencia que acoge producciones asiáticas y las da a conocer. La última en añadirse a su parrilla de realizaciones originales es la serie The School Nurse Files, estrenada a nivel mundial en septiembre. Basada en la novela homónima de la escritora Chung Serang la historia sigue las vicisitudes de Ahn Eun-young, la enfermera de un instituto de Seúl con una habilidad especial: ésta puede ver fantasmas. Así, la serie es una comedia fantástica con lo paranormal como epicentro donde Eun-young, con ayuda del profesor de chino Hong In-pyo, se enfrenta a las fuerzas del mal con sus innatos poderes para impedir que el caos reine en el instituto. Ni que decir que no lo tendrán nada fácil para cumplir su cometido.

Un alumno visita a la enfermera Ahn con una molestia física muy singular

Dirigida por la cortometrajista Lee Kyoung-mi y escrita juntamente con la propia Chung Serang, la serie consta de 6 episodios donde la enfermera Ahn – interpretada por Jung Yu-mi, una de las actrices coreanas más reconocidas y excelente en su papel – se presenta como una heroína atípica que protege a aquellos que la rodean con sus exorcismos, rituales y su inseparable espada de plástico multicolor de los extraños fantasmas gelatinosos. En especial el instituto donde trabaja que parece tener un aura peligrosa que lo acecha. Precisamente, los hilos conductores de la trama van a ser el intrigante misterio que rodea al edificio, por un lado, y la relación de Eun-young con las diferentes criaturas que aparecen, por otro lado. El formato episódico crea un universo coherente y unitario con el desfile de los diferentes casos y carismáticos personajes – desde alumnos (algunos no tienen desperdicio), profesores y personas del entorno de la protagonista – con su propia historia y co-relación argumental. The School Nurse Files despliega, así, un sorprendente y complejo mundo mágico con una extensa mitología e iconografía que se mueve entre lo cotidiano y lo fantástico que sobrepasa todas las expectativas de la apariencia superficial y excéntrica de los trailers e imágenes promocionales; incluso de las impresiones que deja el primer episodio que es una auténtica locura.

Una invasión de corazones gelatinosos ataca a una de las clases de secundaria

The School Nurse Files es un universo de colorines y espíritus adorables que se mezcla con ciertos momentos oscuros y maduros que siguen las fórmulas del héroe clásico. La responsabilidad de sus poderes sanadores acarrean una seria carga emocional en Eun-young donde el sacrificio mesiánico como única salvadora y la necesidad de llevar una vida normal son dos de las bases argumentales. Más que una exorcista, la enfermera Ahn es una guía espiritual que ayuda a los fantasmas. Así, la premisa y el aspecto casi «ridículo» que se esboza desde un comienzo se convierte en uno de los trampantojos narrativos de la serie. En este sentido, se tratan temáticas de gran relevancia como la marginación, el bullying, el miedo al fracaso, el desamor, la muerte, la soledad, la sexualidad, el destino o, de manera tangecial, la violencia de género. En general, materias perfectas para integrar en un entorno adolescente y sobrenatural. Esto último un punto a favor de las ficciones coreanas que, a diferencia de otros países asiáticos como Japón o China con una fuerte identidad cultural conservadora, expresa libremente temáticas tabú en la educación oriental. Especialmente, en su forma de plantear el humor de la serie.

El carácter malhumorado y extraño de Eun-young sale en los momentos más inoportunos proporcionando un humor peculiar en la serie

A pesar de su componente dramático, The School Nurse Files es en esencia una comedia disparatada y con una mezcla de humores que funcionan de maravilla. Empezando por su tono festivo y con sus efectos digitales que están en el límite entre lo esperpéntico y lo virtuoso. La serie es una extraña combinación de humor ridículo, humor sarcástico y humor ingenioso que juega con la excentricidad de la propuesta, al igual que se maneja con la caracterización de los personajes. The School Nurse Files es una serie loca, gamberra y épica, pero también es tierna, encantadora y humana. En definitiva, lo que podría haberse convertido en una auténtica «marcianada» (en lo más grotesco y absurdo del término), es una ficción cuyos elementos encajan a la perfección. Todos los indicadores apuntan a que no se renovará para una segunda temporada, aunque la probabilidad de una continuación siempre está abierta gracias al particular mundo interior de Eun-young, de sus poderes y de las múltiples posibilidades del universo de la serie que, en mi opinión, dan mucho juego para explorar.

 173 total views,  1 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *