RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Divinas (de la muerte): Madison Montgomery y Chanel Oberlin

La hipertxtualidad de los microcosmos particulares de las producciones del equipo de Ryan Murphy se hace cada vez más evidente. Si ya reiterábamos en anteriores posts los patrones y características que seguían los diferentes personajes que interpretaba el mismo actor/actriz en las temporadas de la antología de American Horror Story, las virguerías narrativas y conceptuales que propone Murphy en sus nuevas creaciones ya rozan la genialidad y se adentran en las propias autoreferencias. La última prueba de ello lo encontramos en su producción más reciente, Scream Queens, donde, no solo ayudará a reinventar a actrices que ya habían trabajado con él en otras de sus series – como Lea Michele (Rachel Berry en Glee) o Skyler Samuels (Bonnie, la joven capturada por Twisty, en AHS Freakshow) – sino que recuperará la esencia de una de las temporadas más queridas por los fans de AHS, Coven, y a uno de sus personajes más emblemáticos, Madison Montgomery en la figura de la nº1 de las KKT, Chanel Oberlin.

Está claro que es inevitable la comparación entre ambos personajes. Y es que, según ha comentado Murphy en varias ocasiones, su equipo de guionistas disfrutaban tanto al escribir la parte más gamberra e irreverente de Madison que decidieron crear una serie completamente nueva con Emma Roberts como protagonista – como no podría ser de otra manera. Así nació Scream Queens. Y así nació, también, la exigente Presidenta de las KKT, Chanel Oberlin. Parece que la mítica frase de Madison «Surprise, bitch! I Bet You Thought You’d Seen the Last of Me» en este contexto, parece tener más sentido que nunca…

Chanel #1 doesn't know the names of her minions, and doesn't want to know.
Chanel hará lo que sea para salirse con la suya

Empezando por la comparativa más inmediata, tanto Madison como Chanel provendrán de familias privilegiadas y/o con una posición de poder/fama que les harán creerse superiores al resto y seguirán una tendencia egocéntrica y narcisista. Mientras la primera será una joven estrella de cine – y joven bruja – en rehabilitación de su adicción a las drogas y al alcohol que buscará en el Robichaux Academy su refugio personal; la segunda será una chica pija, rica y consentida que intentará con todas sus fuerzas seguir al frente de la sororidad KKT del campus ficticio Wallace University. Con el leitmotiv de ambos personajes siendo «I’m a Bitch and I Know It», la única manera que tienen de sentirse bien consigo mismas y seguir proyectando un aspecto de seguridad es siendo mezquinas, autoritarias y ruines con los demás, incluso, llegando a ser verbalmente ofensivas – aunque, hay que admitir que a todos nos encanta cuando Chanel y Madison comentan lo que piensan si tapujos y dicen auténticas barbaridades. Sin embargo, tras esa fachada de mujeres aparentemente independientes y fuertes se esconden las auténticas Madison y Chanel: unas chicas indefensas que no dejarán que nadie de los que las rodean vean su verdadera vulnerabilidad y soledad, como si nada les pudiese hacer daño.

Entonces, si ya hemos reiterado la retroalimentación entre Coven y Scream Queens, ésta jugará un papel primordial a la hora de la evolución de la nº1 de las KKT. Scream Queens compartirá, en gran medida, las premisas iniciales de Coven, tanto en la trama como en las relaciones entre personajes: el concepto de sororidad llevado a la defensa de la unión entre mujeres y la batalla por la supremacía de sus respectivos “clanes” serán el eje central de ambas series y ejecutarán una enorme parte de las tramas que afectarán a Madison y Chanel.

La lucha – literalmente hablando en algunos casos – contra sus rivales más cercanas serán el motor de la evolución de los dos personajes y de las series en general. Madison y Chanel se muestran como unas auténticas sociópatas que no muestran remordimiento alguno frente a desgracias causadas directamente o indirectamente por ellas – recordemos los varios intentos de muerte de Madison hacia Zoe y Misty y de Chanel hacia Hester y Zayday (entre muchas otras maldades…) Sea como sea, ambas tendrán como objetivo el ser las “abejas reinas” de sus sororidades y no permitir que nadie las destrone. Sin embargo, mientras Madison no tendrá ninguna manía en deshacerse de cualquiera que se le ponga por delante; Chanel será consciente de la importancia de sus minions (aka Las Chanels) en su liderazgo. Bueno, necesitará “súbditos” a los que manipular ¿no?

Madison-Montgomery-From-American-Horror-Story-Coven
Madison Montgomery se presenta como un personaje frío y calculador

Porque, al fin y al cabo, Madison y, sobretodo, Chanel son la representación de todo aquello malévolo y despreciable del lado femenino. Pero bueno, a pesar de sus cualidades más negativas que positivas, ambas se enfrentarán a sus propias preocupaciones y aprenderán a ser fieles a sí mismas. Ya sea enfrentándose a asesinos enmascarados y realizando intentos de asesinato para defender a su sororidad (Black Friday/Dorkus, 1×10/1×12) en el caso de Chanel; o, en el caso de Madison, sufriendo una especie de crisis de indentidad tras haber sido resucitada y darse cuenta de que no puede sentir nada ni físicamente ni emocionalmente (The Dead, 3×07) De hecho, todas las acciones que realizarán tanto Madison como Chanel – aunque acaben teniendo consecuencias más negativas que positivas para ellas – serán fruto de su propio (y muy singular) instinto de supervivencia, a pesar de que ninguna de las dos haya aprendido absolutamente nada en el intento – de ahí que sus destinos sean horribles…

No solo se nos mostrará sus lados más humanos mostrando su valentía en alguna que otra ocasión, sino que ambas culparán al abandono de sus madres por su condición y su comportamiento, haciéndoles más empatizables a ojos de los espectadores. Y es que, su contrariedad es lo que hace fantásticos a todos y cada uno de los personajes de Coven y Scream Queens. Está claro que durante el trascurso de las temporadas, uno no puede evitar querer/odiar (y volver a querer, y volver a odiar… en un bucle infinito) a Madison y a Chanel a partes iguales; a pesar de que la primera es una clara antagonista de manual y la segunda es la antiheroína por excelencia.

Sin embargo, a pesar del enorme número de características que las hace (casi) idénticas, no hay que olvidar que el tono general de Coven y Scream Queens es completamente diferente. Entonces, cada una de ellas demandará una lectura de análisis concreto que deberá enmarcarse dentro de su contexto y de su microcosmos particular, ya sea en la mansión KKT o en el coven. Será ESO lo que hagan diferentes a ambas, más allá de mantener la misma esencia y comportamientos similares. También, más allá de que la obvia contraposición en cuanto al vesturario “negro-vs-rosa”, será la sutileza de la intepretación de Emma Roberts como Chanel la que supondrá una diferencia absoluta con su rol anterior como Madison. Una interpretación inmejorable que superará con creces la de su predecesora, basada en el histrionismo – tanto vocal como corporal – y la exageración que el estilo de Scream Queens demanda, en oposición a la oscuridad y sobriedad de Coven.

Y es que, una cosa podemos afirmar: Emma Roberts controla muy bien el ritmo y la interpretación que requiere cada personaje al que da vida. Esperemos que vuelva para la segunda temporada de Scream Queens o regrese a AHS. Sinceramente, estaré satisfecha en cualquiera de los dos casos.

El pasado 27 de diciembre sería un día triste para la industria cinematográfica y para
Tras tres semanas sin que nuestros seguidores supieran de las andanzas de las Chanels y
Si los últimos episodios de Scream Queens han sido una locura (¡qué raro!), los episodios
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025