Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

El inicio del fracaso de la segunda temporada de Euphoria: «Ruminations: Big and Little Bullys» y «You Who Cannot See, Think Of Those Who Can» (02×03-04)

La segunda temporada de Euphoria está siendo un sinsentido absoluto. Pasan cosas pero no pasa nada al mismo tiempo y los conceptos se repiten. La originalidad ha caído en picado y esto se debe a no saber manejar la fama de una temporada excelente, nunca sabiendo acabar una buena ficción cuando es necesario: cuando está en su punto más alto. Aviso de que este artículo contiene spoilers.

Hay una diferencia abismal entre la primera y la segunda temporada y algo que echo de menos son los inicios de los episodios con la historia de los personajes principales, en esta temporada la dinámica es muy diferente ya que van contando aspectos de algunos de los portas a trompicones y contados de aquella manera. Se ha introducido a Fez  y a Cal (el padre de Nate) pero se ha dejado totalmente de lado a Lexi, a quien estamos conociendo a través de los episodios en medio del batiburrillo de todas las historias de los otros personajes. El suspense no es el mismo y es notable.

Además, aún sabiendo que HBO es un canal que permite lo que otros repudian, no es excusa para poder dar visibilidad a todo en todo momento. Hace relativamente poco, la ficción de San Levinson ha sido acusada de glorificar el uso de las drogas, y no me extraña. El uso de estupefacientes, el sexo y la violencia es demasiado gratuito y demasiado explícito además que esta temporada no está aportando nada nuevo: ya está muy visto el affair del novio con la mejor amiga de la novia (o los affairs en general), las discusiones de pareja juvenil, el malo se convierte en bueno y la buena en mala, etc. Esta segunda temporada es un gran ejemplo de que sin un buen guion ni una buena idea, no es posible una buena ficción, y menos, una tercera temporada.

También se tiene que mencionar el hecho de que ahora Nate, después de todo lo que hizo, es el bueno y ahora la figura de ‘mala’ además de desequilibrada es Rue, ya que no está siendo justa con nadie y menos con Jules, quien es normal que tenga un affair con Elliott. No se puede culpar a Jules porque desde que ella y Rue mantienen una relación, Rue no ha hecho casi ningún esfuerzo por mejorarla. Además, otra cosa a tener en cuenta es lo poco creíble que resulta que Jules se crea que Rue está limpia cuando mantiene una actitud de fumeta durante todo el tiempo, no tendría que ser un dato revelador cuando Elliott se lo cuenta.

Las actuaciones están siendo muy forzadas y la trama la están metiendo con calzador, además de que es constantemente previsible pero también hay ratos que parece cine experimental. Estoy realmente perdida con esta temporada y las ganas de seguir viéndola disminuye cada vez más. Cada episodio es un bucle: sexo, desnudos innecesarios, violencia, peleas, drogas y guiones más o menos ingeniosos, y realmente ya me cansa todo el rato lo mismo.

 340 total views,  2 views today

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.