Warning: mysqli_real_connect(): not found in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-includes/class-wpdb.php on line 1987 La ausencia, la pérdida. «Close» (Lukas Dhont, 2022)

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

La ausencia, la pérdida. «Close» (Lukas Dhont, 2022)

Cuando dos niños de 13 años se distancian, las consecuencias son insoportablemente tristes, en el angustioso segundo largometraje del cineasta belga Lukas Dhont: Close. Tras su debut en 2018 con Girl, la historia de una joven mujer transgénero que desea hacer una audición para la escuela de ballet, por la que recibió elogios y severas críticas —en especial, debido a una posible fetichización injustificada de una persona trans—. Su nueva película catastrofista sobre el amor y la amistad, puede que tampoco quede exenta de diversidad de opiniones.

Rémi y Léo son inseparables, pasan el rato y juegan juntos todo el tiempo, alegres e inocentes. Tienen una relación especial, mucho más cercana que las de la mayoría de los niños de 13 años. Léo es muy cercano a la madre de Rémi y admira el talento musical de su mejor amigo, que toca el oboe. Al empezar el primer año de secundaria, sus compañeros del instituto no tardan mucho tiempo en darse cuenta de la intensidad de su amistad. Unas chicas, tal vez honestas, o puede que maliciosas, o simplemente en algún lugar entre ambos extremos, le preguntan a Léo si él y Rémi son pareja.

Es significativa la relación de Léo con la madre de Rémi

Esta escena es un momento clave de la película, porque marca el momento exacto en que la relación de nuestros protagonistas comienza a cambiar. Pronto, los compañeros de clase empiezan a hacer comentarios crueles, machistas y homofóbicos, a Léo, que está enfadado y asustado. La historia es inquietante porque, por más conocedores que sean los jóvenes de hoy del lenguaje relacional y cuestiones relativas al colectivo LGBTIQ+, en comparación con la relativa ingenuidad de hace veinte años, la presión de grupo siempre parece prevalecer y los estereotipos de género aún más. 

Si dos chicas son cariñosas entre sí, son las mejores amigas, pero si dos chicos son tan cercanos, comportándose exactamente de la misma manera, es porque son pareja. A Rémi y Léo no se les permite mostrar sus emociones, ser tiernos el uno con el otro o simplemente disfrutar de su compañía. Deben adherirse a un ideal de masculinidad muy específico: practicar deportes duros, ser heterosexuales, no expresarse emocionalmente y preservar una fachada fría y distante en todo momento.

Léo se aleja de Rémi, lo deja solo en el patio de recreo y se mete en el equipo de hockey sobre hielo. Rémi está profundamente desconcertado y herido; Léo apenas puede soportar el silencio y, más tarde, los golpes de Rémi. En definitiva, no es capaz de confrontar su propia deshonestidad voluble. La ruptura de una amistad intensa es impactante. Para Rémi, la repentina decisión de Léo de distanciarse de él, es una separación violenta, indescriptiblemente dolorosa. Ni tan siquiera puede comprenderlo. Quizás sea maduro en formas en las que Léo no lo es. Tal vez esté indignado por la actitud desleal frente a la homofobia, frente a su gran amistad de su amigo, o simplemente está profundamente molesto. 

Cuando su amistad se rompe definitivamente, todo cambia para siempre

Decir algo más sobre lo que sucede a continuación sería destripar el conflicto de la obra y es mejor entrar en ella sabiendo más bien poco al respecto. Basta decir que, cuando Léo deja de hablar con Rémi, Close se convierte inmediatamente en una película completamente diferente. A partir de ese momento, aunque todavía ofrece una visión significativa de la identidad y la masculinidad, también se trata de superar el dolor, aprender a apoyarse en los demás y cómo permitirnos sentir emociones dolorosas puede ayudarnos a crecer y encontrarnos a nosotros mismos.

Destacan las excelentes actuaciones de Gustav De Waele y Eden Dambrine como Rémi y Léo, también las valiosas apariciones de las actrices que interpretan a sus madres: Sophie (Émilie Dequenne) y Nathalie (Léa Drucker). La química de Eden y Gustav es parte de la razón por la que la película funciona, pero también sus actuaciones individuales. Ambos protagonistas habitan sin esfuerzo en sus personajes, brindándonos seres humanos que nunca dejan de sentirse auténticos. Sin embargo, la interpretación de Eden es, sin duda, la que más destaca, ya que tiene que transmitir muchas emociones complejas a través de un personaje en conflicto, a menudo solo con la mirada. 

El elenco de apoyo es igual de bueno, con cada uno de los miembros de la familia de Léo y Rémi dando a la película más contexto y significado. Émilie Dequenne y Léa Drucker brillan como las madres de Rémi y Léo, cada una con un papel muy específico que desempeñar que agrega aún más significado a esta historia. También es impresionante la actuación de Kevin Janssens, el padre de Rémi, que es el responsable de una de las escenas más emotivas de la película.

La fotografía de cada plano está sumamente cuidada

La cinematografía de Frank van den Eeden hace que sea más inmersiva, brindándonos tomas dinámicas que hacen que la película fluya y primeros planos más íntimos que nos dan pistas sobre los sentimientos de nuestros personajes, con movimientos de cámara en mano que agregan empatía a esta delicada y a su vez impactante historia. El diseñador de sonido, Vincent Sinceretti, aprovecha al máximo el sonido, o la ausencia de él, amplificando  el estado de ánimo de Léo y añadiendo gravedad a los momentos clave de la película.

Al final de la película, Léo se rompe un hueso y tiene que usar un yeso por un tiempo. Cuando le retiran el yeso, el médico le dice que intente mover lentamente la muñeca para ver si todavía le duele. Esta escena resume bastante bien de qué trata la película. Close es, en última instancia, una película sobre la sanación. Al igual que sus huesos rotos, Léo también está comenzando a sanar y, definitivamente, es más fuerte y asertivo. Pero este viaje es lento y doloroso, aunque termina convirtiéndolo en una persona completamente diferente, ya que ahora carga con una gran cantidad de dolor y tristeza que antes no tenía. Después de todo, de eso se trata sobrevivir a estar vivo.

No hay duda de la fuerza de esta historia abrumadoramente triste. Una conmovedora película sobre el amor, el dolor, la masculinidad y la curación a través de la inquietante historia de una amistad. Close es muchas cosas a la vez, y parte del placer de visionarla radica en descubrir cada uno de estos temas a través de nuestras propias vivencias y sanar

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *