“Las chicas de The Big Bang Theory”

2IMAGEN the-big-bang-theory
17 Flares Filament.io 17 Flares ×

A pesar de la relevancia en la serie de personajes tan emblemáticos como Sheldon Cooper, sería una falacia ignorar la progresiva importancia que ha ido cobrando en ella la presencia femenina. Muchos asocian este cambio a las quejas del público por la imagen estereotípica de rubia ignorante que ofrecía el único personaje femenino presente en las dos primeras temporadas: Penny.

En la actualidad, resulta realmente difícil resumir todo lo que se podría decir sobre las chicas de The Big Bang Theory, por varios motivos: uno es que a Penny se han ido sumando progresivamente diferentes tipos de personajes femeninos; otro es que todos ellos, a su vez, han ido evolucionando y cambiando a lo largo de sus más de diez años de emisión, con lo cual es difícil generalizar sobre ellos con pocas palabras; a esto hay que sumar que, a la hora de ver la reacción de los espectadores, encontramos defensores acérrimos de estas chicas (por ejemplo en “Why the Women on the Big Bang Theory Are the Best Role Models on TV”) junto con ofendidas detractoras (“Why Geek Girls Are Tired of Big Bang Bullshit”); y, además, hay que tener en cuenta que el género de la comedia en la televisión es como el de la caricatura en la pintura: tiende a distorsionar y exagerar la realidad con el fin de mover a la risa. Así, pues, voy simplemente a destacar brevemente algunos aspectos que considero dignos de mención con respecto a la representación de las mujeres en The Big Bang Theory.

Empezando por Penny y alejándonos de las repetidas críticas antes mencionadas que ha venido recibiendo, hay que reconocer en su favor que, aunque carece de estudios superiores universitarios, se muestra como un personaje con un sentido común y capacidad de relacionarse socialmente tales que llegan a ser envidiados por sus vecinos científicos y que, en muchas ocasiones se muestran como más útiles que el conocimiento teórico que a estos les sobra. Penny es una luchadora nata; trabaja para conseguir su sueño de convertirse en actriz; se relaciona con todo tipo de gente, aunque sea tan distinta y rara como Leonard y Sheldon, y acaba aprendiendo de ellos (recordemos que en “The Lunar Excitation” Penny llega a reconocer que sus vecinos han destruido su habilidad para sentirse atraída por idiotas en el sentido de “ignorantes”); y no se deja manipular por quienes se creen superiores a ella, antes bien, suele ocurrir lo contario (no hay más que ver la sumisión de Leonard a su voluntad).

Pero si hay un aspecto realmente original que destacar respecto a la presencia de mujeres en la serie, es el rol que se les asigna como científicas a las que aparecen como personajes principales a partir de la tercera temporada: la microbióloga Bernadette Rostenkowski-Wolowitz y la neurocientífica Amy Farrah Fowler (existen otras también, pero secundarias). Este hecho resulta especialmente destacable si tenemos en cuenta datos como los siguientes referidos tanto a la ficción, como a la vida cotidiana. En el primer caso, el artículo “Science on Television in the 21st Century”, de Anthony Dudo et al. (2010), ha demostrado que sólo el 1% de las ocupaciones de los 2.868 personajes de prime-time analizados son de científicos; y de ese total, el 71% son hombres; Eva Flicker, en su estudio, reconoce que sólo un quinto de los personajes científicos que ha analizado en películas son mujeres. En el ámbito real, David Beede et al. (2009), por ejemplo, han demostrado que sólo el 24% de las mujeres estadounidenses trabajan en campos relacionados con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (http://www.esa.doc.gov/sites/default/files/womeninstemagaptoinnovation8311.pdf); y, a pie de calle, se ha llevado a cabo una encuesta que ha desvelado que el 65% de los participantes no fue capaz de nombrar ni a una sola científica destacada (http://www.prnewswire.com/news-releases/nearly-two-thirds-of-americans-cant-name-a-famous-female-scientist-according-to-national-survey-by-loreal-usa-61786247.html). Quizá contribuya a ello la poca difusión que se les da desde los medios de comunicación. Por citar un ejemplo, el programa documental norteamericano Cosmos: A Spacetime Odyssey, dedicado a la ciencia y ganador de prestigiosos premios, ha sido criticado por la práctica ausencia en él de mujeres científicas (https://bitchmedia.org/post/five-female-scientists-who-are-missing-from-the-new-cosmos).

En este sentido, no podemos negar que The Big Bang Theory sí que está contribuyendo a propagar la imagen de la mujer en un ámbito que solía ser considerado casi exclusivamente masculino. Y este hecho no es nimio, si tenemos en cuenta, como hacen prestigiosos investigadores de los medios de comunicación (entre otros muchos, Bruce Carson, Margaret Llewellyn-Jones, o Chris Baker), que la televisión tiene una doble función: no sólo refleja como un espejo (más o menos distorsionado) la realidad social que nos rodea, sino que contribuye, a su vez, a ir creando identidades y cambiando nuestro mundo. Hay quienes llegan a considerar que la serie ha podido contribuir al aumento del número de mujeres estudiantes de campos relacionados con la ciencia, ingeniería, tecnología y matemáticas (datos recientes demuestran que ellas representan ya en EEUU la mitad aproximadamente de este tipo de estudiantes: véase, por ejemplo, http://www.tms.org/pubs/journals/JOM/0504/Byko/Fig1.html). La imagen que ofrece la serie de las mujeres científicas también ha sido, no obstante, criticada; pero creo que no se debe juzgar de forma superficial, pues tiene sus sombras, pero también sus luces. Necesitaría nuevas entradas para adentrarme en este aspecto. Mientras tanto, no dejemos de valorar los aspectos positivos de la serie en cuanto al tema que nos ocupa y que hemos esbozado aquí aunque solo sea brevemente.

P.S.: Dedico esta entrada a mi alumna Malgorzata Wisniewska, con la que he compartido muchas de las ideas aquí esbozadas.

17 Flares Twitter 0 Facebook 17 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 17 Flares ×

3 Responses to ““Las chicas de The Big Bang Theory””

  1. Juan

    Hola!
    Me encanta la serie Big Bang Theory! Gracias por publicar informaciones tan interesantes ella. Para mí es de las mejores series cómicas en la actualidad y me
    parece muy acertado tu análisis sobre las protagonistas de la serie. Mis
    preferidas son Penny y Amy Farrah Fowler, dos personajes bastante opuestos
    pero que se llevan muy bien (bueno sobre todo Amy con Penny, más que al
    revés, jeje).
    Por favor, seguid escribiendo sobre la serie!
    Un saludo.

    Responder
  2. Cinco razones para ver “The Big Bang Theory” | RIRCA

    […] 3. La presencia femenina: La serie contribuye a romper el estereotipo popular de que el campo de la ciencia pertenece exclusivamente al ámbito masculino. Es cierto que la representación femenina en la serie al principio era muy escasa, y reflejaba, además, una imagen muy superficial de la mujer: Penny era la única chica, y destacaba por su belleza, sus curvas (que su ropa se encargaba de marcar bien), pelo rubio, y pocos conocimientos científicos (aunque sobresalía por un sentido común y práctico de la vida que justo era lo que faltaba a sus 4 amigos). Pero, a medida que la serie avanzaba, se fueron incorporando otras jóvenes que llegan a rivalizar en competencia científica con sus homólogos masculinos: Amy Farrah Fowler, Bernadette Rostenkowski, y otras que encarnan personajes secundarios. Para un análisis más detallado de los personajes femeninos de la serie, véase la entrada mía anterior titulada “Las chicas de The Big Bang Theory”. […]

    Responder

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

Creative Commons License “Las chicas de The Big Bang Theory” is licensed by María Dolores Narbona Carrión under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License.
<\/body>