RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

«Person of Interest», mucho más que una serie de vigilancia y data mining.

Una década después de los atentados del 11 de Septiembre, CBS estrena Person of Interest con Jonathan Nolan como showrunner y J.J.Abrams como productor. Desde las primeras imágenes, la serie va a sumergir al espectador en un mundo contemporáneo (ya se encargarán de hacérnoslo saber los calendarios que sirven para trasladar la acción a su timeline correspondiente) en el que las distintas formas de vigilancia conscientes o inconscientes, visibles o invisibles van a servir para evitar futuros atentados terroristas. En este contexto (¿nos suena, verdad?) aceptado por la población va a moverse el, por el momento, personaje principal: el paranoico Harold Finch, constructor de una máquina financiada por el gobierno de los Estados Unidos que recoge todos los datos de la población, en un procedimiento amplísimo de data mining (¿también nos suena, verdad?) con finalidades de seguridad nacional y mundial. La máquina proporcionará números relevantes pero también del mortal de los comunes que son irrelevantes para el sistema, pero no para Harold Finch quien ha organizado una especie de unidad de acción dedicada a intentar salvar a esas personas irrelevantes para el estado salvándolas (o no) del anonimato e insignificancia para las altas esferas del gobierno.

Este argumento que se planteará en la primera temporada de la serie (2011) va a verse modificado considerablemente a lo largo de las siguientes entregas, cuatro hasta la fecha y a punto (esperemos que pronto) de iniciarse la reducida quinta y última emisión de las andanzas de Finch y su equipo. Ya sé que puede parecer extraño dedicarle un post a una serie que está finalizando, pero creo que vale la pena insistir en la serie por dos motivos esenciales: el primero porque es la llegada a la pequeña pantalla de Jonathan Nolan,  miembro destacado de mi liga de guionistas extraordinarios e independizado por el momento de su hermano el cineasta Christopher Nolan; el segundo, porque es una serie que debe verse en perspectiva para poder ver su extrema complejidad. Por eso, me gustaría que el post sirviera para refrescar la memoria a los seguidores y para animar a los seriéfilos que aún no la han visto a hacerlo. Solo un consejo para estos últimos: un poco de paciencia al principio porque los primeros episodios no corresponden a lo que luego va a ser Person of Interest.

personofinterest_daddy
Harold Finch reconocido como administrador por The Machine en su primer día de existencia

A partir de la premisa de la organización de esta unidad pre-criminal que tanto nos podría recordar a la establecida por Philip K. Dick en su Minority Report, Person of Interest desarrollará dos líneas esenciales en su argumento. La primera dedicada a las historias de las personas irrelevantes, centrada esencialmente en casos individuales extraordinariamente relacionados con los problemas sociales contemporáneos (violencia de género, especulación inmobiliaria, efectos de la crisis económica, fraude en las campañas políticas, utilización negativa de la tecnología, ruptura del sueño americano…) de tal manera que la visión crítica ofrecida respecto a la sociedad estadounidense va a poder convertirse en una visión global del mundo contemporáneo.  La segunda, va a dedicarse a contrarrestar los efectos políticos de la construcción de The Machine por la que pelearán no solo el gobierno de los Estados Unidos a través de sus operaciones encubiertas, sino también otras organizaciones paragubernamentales con la finalidad última de establecer un orden político universal y dictatorial basado en la vigilancia y en la puesta al día de los postulados orwellianos cuyo panoptico será ya global y que será gradualmente introducido en la sociedad principalmente a través de los aparatos tecnológicos de uso común. Mientras la primera va a ser narrativamente procedimental, la segunda nos ofrecerá una estructura narrativa compleja. La primera va a ser abandonada en favor de la segunda de manera que cada una de las temporadas va a concentrarse en la construcción de ese nuevo orden dictatorial encarnado por una segunda máquina llamada Samaritan con quien The Machine entrará en una lucha a muerte. Ni que decir tiene que tendremos que esperar a la última temporada para saber cuál es la resolución de esta guerra entre inteligencias artificiales.

untitled-1_10
John Greer ante Samaritan

Y nos referimos a Person of Interest como una serie compleja porque este más que breve resumen no es más que la punta del iceberg de lo que nos va a presentar Nolan a lo largo de los  90 episodios emitidos hasta el momento (una de las series con más episodios por temporada!!!) y que intentaremos comprimir para no atosigar al lector pero sí para abrirle el apetito. La serie rompe con los esquemas de las series relacionadas con el post 11-S ya que no se dedicará a luchar contra el terrorismo internacional como 24 o Homeland, la serie va a ofrecer las consecuencias del estado de vigilancia derivadas de las decisiones políticas tras los ataques al World Trade Center. La serie va a presentarnos un futuro distópico que, lejos de ser un escenario de ciencia ficción plagado de zombies y otros entes deformes o generado por la mano del hombre, va a situarse en la contemporaneidad y contra el que se puede luchar o, al menos, ser conscientes de ello y obrar en consecuencia. La serie va a desarrollar la relación entre los seres humanos (bueno, los seres que forman parte del POI team) y las máquinas reflexionando acerca de esta posible interacción así como de la posibilidad de que las llamadas inteligencias artificiales tengan más de inteligentes que de artificialidad. Por todo ello, Person of Interest se sumerge de lleno en los postulados del género del tech noir.

Pero nada de esto sería posible sin la creación de una red de personajes diseñada de manera milimétrica y en la que, de nuevo, Nolan nos ofrecerá no solo un producto complejo sino extraordinariamente híbrido.

person-of-interest-season-3-blu-ray-cover-90jpg-dff3b61280wjpg-9a7081_1280w
Los personajes de Person of Interest

El primero de ellos, John, el violento homeless del primer episodio de la serie, se convertirá en la mano derecha de Harold para salvar no solo a las personas irrelevantes sino a toda la humanidad de su destino trágico y será bautizado como John Reese (¿os suena el apellido?). John se convertirá en un misterioso vigilante superheróico al que ayudará la Agente Joss Carter (¿nos recuerda a algo este tándem?) y ambos establecerán un vínculo afectivo tremendamente particular. Por otra parte, nuestro misterioso y rico Harold será ayudado también por el detective Lionel Fusco desde el interior del departamento de policía (¿otra coincidencia aunque en este caso, Harold no tenga un batmóvil?) y desde el exterior por el honorable mafioso Carl Elías. La dada-por-muerta agente de la CIA Sameen Show va a convertirse en casi el brazo armado del grupo enfrentada a la peligrosa  y maquinal Martine, ambas con una configuración física y de acción equiparable a una technoheroina en el primer caso y a una terminatrix en el segundo. Y finalmente, la inefable Root, la cara humana literal de la máquina que va a tener dos grandes modos de acción, el God-mode y el Combat-mode en una clara referencia a la narrativa de los videojuegos (dejamos al lector que ponga los ejemplos que más le convengan o recuerde). Y es que el equipo que acompañará a nuestro paranoico Harold Finch (si es que realmente este es su nombre) combinará estereotipos -por llamarlos de algún modo-  de la ciencia ficción y del mundo del cómic con personajes provenientes de la más canónica ficción criminal. Y todos ellos estarán unidos por un destino caótico. Mejor dicho, la teoría del caos hará que estos personajes estén condenados a encontrarse en algún momento de su existencia.

Nos podríamos extender mucho más en este post ya que los temas de debate y de análisis que podemos extraer de Person of Interest son extraordinariamente amplios. Quizá todo lo que podéis leer en este post provenga de la admiración por la escritura de Nolan en el cine y ahora en la televisión. Quizá porque me gusta escarbar en esta serie e ir más allá de la etiqueta que sirve de título al post (vigilancia y data mining), cosa a la que me he dedicado en los últimos tiempos como investigadora no como blogger. Como he dicho al principio del post, este es un buen momento para revisitar la serie mientras esperamos su temporada final, y también un buen momento para poner Person of Interest en nuestra lista de series-para-ver. Como también debe formar parte de esta lista la nueva serie de Nolan, Westworld, ese parque temático en el que las máquinas tienen vida propia (¿de qué me suena eso?)

200_s
Poster promocional de «Westworld» para HBO

En fin, 2016 será un buen año para Jonathan Nolan, sin duda!!!

 

ALOÑA FERNÁNDEZ LARRECHI. Nueva York en serie. Madrid: Léeme libros, 2014, 231 págs. (ISBN 978-8415-589174).
Desde que en 1927 Fritz Lang diera a conocer el mundo robótico que habitaba la
Quienes nos dedicamos a estudiar los productos de cultura popular con perspectiva de género nos
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

One thought on “«Person of Interest», mucho más que una serie de vigilancia y data mining.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025