RIRCA

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Dragon Ball Super: FINAL DE LA SAGA DE BLACK GOKU

Si alguien todavía estaba dudando sobre la vuelta de Dragon Ball Super, ya podemos afirmar que la saga de Black Goku ha conseguido convencer hasta a los más testarudos: buena historia, nuevos personajes, transformaciones memorables y, por si fuera poco, después de su pelea contra Majin Buu se produce el regreso de Vegetto. Tanta expectación generó la vuelta de la famosa fusión entre Goku y Vegeta, que pocos podíamos augurar un final como el que se dio en este espectacular capítulo 66, y ya van dos episodios más que Dragon Ball GT.

Parece que los años no pasaran cuando Dragon Ball comienza con Goku lanzando un Kame Hame Ha, pero han transcurrido 30 años y ahí sigue el carismático saiyan dando guerra. Pues bien, como decíamos, la acción continúa justo donde la habíamos dejado, con Goku convertido en Super Saiyan Blue descargando un poderosísimo Kame Hame Ha contra Zamasu. La sorpresa se torna mayúscula cuando el ataque colisiona contra el villano y le deforma medio cuerpo. Ahí es cuando aparece Gowasu, el Kaio Shin del universo 10, para explicarnos que, pese a estar fusionados, la parte de Zamasu perteneciente a Black es mortal, por lo tanto, este nuevo Zamasu comienza a recibir los impactos de otra manera. Más aun cuando Goku utiliza otra vez el Kaio Ken. Después de presenciar la «paliza» que le propina al dios, las dudas de que el Mafuba o alguna otra técnica de sellado serían las elegidas para vencer al temible enemigo se difuminan ante el poderío de los saiyans.

15003255_1169334636488837_3567431254437452511_o
Goku invita a Vegeta a realizar la fusión
15039681_1169334633155504_8760095388244742781_o
Vegeta, evidentemente, niega fusionarse con Goku
15068554_1169334339822200_3608288894775064724_o
Zamasu completamente desquiciado

Vegetto Super Saiyan Blue

El mismo Akira Toriyama llegó a afirmar en una entrevista hace unos años que Vegetto era el ser más poderoso de Dragon Ball Z. Unas palabras que no resultaron en vano, ya que él solito había sido capaz de propinarle una paliza a Majin Buu, incluso convertido en una chocolatina. La verdad es que esta nueva encarnación de Vegetto se ve genial en Super Saiyan Blue y no tarda mucho en poner contra las cuerdas a Zamasu. Por otra parte, resultan especialmente interesantes los constantes aumentos de poder que hace el malvado personaje, otra vez abriendo el cielo rosado e invocando alguna especie de energía divina que incrementa de sobremanera su fuerza. Supongo que tampoco son pocos los que se acuerdan del espantoso aspecto de Bio Broly y las semejanzas con esta otra mitad de barro de Zamasu, un diseño bastante polémico.

14991148_1169334743155493_5972581861011921372_o
Vegetto en Super Saiyan Blue. Otro personaje que no veremos en la fase 3
15000271_1169334859822148_325840450183230387_o
Vegetto vs Zamasu

Una de las grandes sorpresas que nos llevamos durante la emisión del capítulo 66 de Dragon Ball Super fue la duración de la fusión. Hasta donde sabíamos, cuando dos personajes se unían por medio de los pendientes potara, esta permanecía así para siempre. Cuando Goku y Vegeta rompieron la fusión en Z, siempre se había aludido a esa teoría que apuntaba a que un cambio de dimensión podía propinar la ruptura, tal como recordarán cuando ambos entraron al cuerpo del monstruo creado por el hechicero Bibidí. Ahora aparece Gowasu, el nuevo sabio de la serie, para explicarnos que esa ley se aplica solo para los dioses y que, entre humanos, una fusión mediante los aros potara solo puede durar una hora. Nunca un par de aretes había dado tanto para el desarrollo de una historia.

Tampoco podemos ignorar el dato propiciado por el dios pues explicaría, retroactivamente, por qué Vegetto se separó durante el combate contra Majin Buu hace tantos años. Ahora bien, en Dragon Ball Super la fusión ni siquiera llega a tanto, debido al excesivo desgaste de energía, Vegetto permanece muy pocos minutos en pantalla. Eso sí, sus escenas serán ya memorables para todos: el Final Kame Hame Ha, el espectacular despliegue de velocidad y la nostálgica espada de luz hicieron las delicias entre los fans más acérrimos. Además, merece una mención aparte el momento cómico del combate, cuando Zamasu, por enésima vez, comienza a dar su discurso sobre la justicia y la necesidad de eliminar a la raza humana y Vegetto le calla de un puñetazo.

Preguntas en el aire: ¿Entonces donde queda la fusión Metamoru? La principal diferencia entre la unión mediante los potara y la danza radicaba en la duración y en la permanencia de una y otra respectivamente. Ahora eso parece haberse roto restando sentido a la elección de la fusión.

¿A qué transformación pertenece el poder azulado de Trunks? ¿Se trata de una fase previa al Super Saiyan Blue? ¿Por qué es tan poderoso? ¿Y el Super Saiyan Rose…? ¿Es que ya nadie se acuerda de la fase 3 y el Super Saiyan Dios? ¿Cómo avanzan los niveles de combate de Trunks y Vegeta si saltan tantísimas etapas?

bscap4182
La espada de luz de Vegetto en Dragon Ball Z
15000147_1169334936488807_8413583725357343713_o
La espada de luz vuelve

Momento para Trunks

Si algo hemos repetido a lo largo de todas los análisis que le hemos dedicado a la saga de Black Goku, los cuales pueden pinchar a continuación:

El inicio de la saga de Black

Los dioses del universo 10

La saga de Majin Buu, relatada por Trunks del futuro

La identidad de Black Goku

es la cantidad de semejanzas que encontramos con la historia de Cell y los androides. Uno de los momentos más simbólicos de aquellos capítulos fue el que protagonizó precisamente Son Gohan, ahora relegado a un papel que no llega ni a secundario, cuando se convirtió en el auténtico vencedor del Cell Game a través de la obtención del nivel 2. Si tenemos esto en cuenta, entonces tampoco sería de extrañar que sea Trunks del futuro quien aseste el golpe final a Zamasu, pero así lo hace, porque con Vegetto de por medio, pocos pensábamos que fuera el hijo de Vegeta el salvador de la humanidad. En la opinión de un servidor esta ha sido una sorpresa mayúscula, especialmente cuando Trunks reconstruye su espada rota con la energía de una improvisada Genkidama y el poder azulado de Goku y Vegeta. Bravo otra vez Akira Toriyama y Toyotaro, ambos han sabido contentar al fan nostálgico y, encima, por partida doble: bien cediendo el rol protagónico como acudiendo a técnicas del pasado. Solo nos queda pendiente la batalla entre Vegetto y Bills, el sueño de muchos seguidores.

¿Se han dado cuenta de que Trunks ha vencido a todos los grandes villanos de Dragon Ball? Freezer, los androides, Cell y, en cierto sentido, también a Majin Buu, del que impidió su despertar en el futuro alternativo.

15016433_1169334309822203_2201226907944797852_o
Trunks en su particular fase azulada

MEJORA EN LA ANIMACIÓN

Los últimos capítulos de la saga han estado por encima de la media y este último lo confirma, mejorando lo visto en el apartado de animación. Buenos gráficos para el cierre de la historia de Black Goku, la más destacada con mucha diferencia de lo que llevamos de Dragon Ball Super. Ha habido incoherencias y muy pocas explicaciones, en general, pero quedan en un segundo plano ante la importancia adquirida por Trunks. No obstante, y pese a todo, debo decir que este es el camino a seguir. Gracias Akira, me lo he vuelto a pasar en grande. ¡Sigue así Toyotaro!

Por si no fuera poco el misterio que se ha generado en Dragon Ball Super
Hoy en nuestro especial bimensual sobre la filmografía de Quentin Tarantino colabora con nosotros José
Hoy toca hablar de Pulp Fiction. ¿Qué se puede decir de esta película que no
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *