RIRCA

Representación Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Cosima y Alison de #OrphanBlack. Clones con personalidad propia

Hace ya más de un año y medio, nuestra compañera Patricia Trapero nos hablaba de la serie Orphan Black (BBC America, 2013- ), todo un descubrimiento para las amantes de los textos televisivos complejos. Desde entonces hemos ido conociendo aquí con más detalle a algunas de sus protagonistas, y se han dedicado ya entradas a Beth, Rachel y MK como los clones de tipo melancólico, y a Sarah y Helena como cara y cruz de una misma historia de lazos biológicos. En esta línea, me acerco hoy a otro par de hermanas del clone club: Cosima y Alison. La científica y el ama de casa. La lesbiana enamorada y la soccer mom suburbial. La enferma del cuerpo y la de la mente volátil. La de las rastas y la del flequillo. La que puede encontrar la solución a su problema genético y la que tratando de ayudar se mete cada vez en líos más complicados.

Cosima Niehaus es uno de los primeros clones de Sarah Manning que conocemos en Orphan Black. Es una de las hermanas que vive en Estados Unidos, donde está  haciendo su Doctorado en Biología. También es la única que tiene los conocimientos para entender realmente la dimensión del fenómeno clon del que es parte, y su trabajo es clave para desentrañar los misterios que se esconden en los laboratorios de Dyad y Topside. Durante las cuatro temporadas emitidas hasta la fecha, Cosima ha ido cayendo progresivamente más y más enferma, hasta llegar su vida a estar en serio peligro. Aun así, no ha perdido nunca la esperanza de encontrar una cura y, como mujer inteligente que es, ha sabido navegar entre alianzas y traiciones para seguir adelante con su misión. En el camino ha perdido no solo salud, sino también a su compañera Delphine Cormier, personaje que se mueve entre la dulzura y la perversidad. Juntas forman una de las parejas homosexuales más novedosas de la televisión actual, alejadas de estereotipias y luchando con uñas y dientes contra lo que se ha dado en llamar el Síndrome de la Lesbiana Muerta.

cosima

En el otro extremo de la representación convencional está Alison Hendrix, probablemente el clon más tragicómico de todos por ahora. Madre adoptiva y esposa en un matrimonio enmarcado en el suburban way of life estilo años cincuenta que aún sobrevive en algunas zonas de EE.UU, tiene todas las marcas del personaje tipo de ese entorno. Está entregada a las tareas de la maternidad tradicional, muestra un punto neurótico y vive como una bomba de relojería. Un adorno de cumpleaños fuera de sitio puede hacerla estallar, y cuando eso ocurre la violencia se desparrama a su alrededor de formas inesperadas. Ha sorprendido al público engañando a su marido de forma descarada, dejando morir con su inacción a una vecina, convirtiéndose en traficante de drogas o haciéndose pasar por alguna de sus hermanas en situaciones comprometidas. Sus dotes de (mala) actriz en los musicales de su comunidad se han convertido en habilidades útiles para sortear a Dyad, a las enfermeras de rehabilitación y a los mafiosos más rudos del lugar.

alison

La presencia física de Cosima y Alison es, como la de otros clones, una prueba de la capacidad camaleónica de Tatiana Maslany. Modernidad y tradición codificadas sobre el mismo organismo para construir dos figuras muy diferentes. Gestos y gestus particulares que dan pistas de quién es quién incluso cuando una hermana se cambia por otra. La cantidad de capas que es capaz de sostener el aparentemente frágil cuerpo de Maslany llama mucho la atención. El juego de personajes superpuestos que a menudo propone Orphan Black añade complejidad a la caracterización y a la interacción entre todas las “sestras” a las que es capaz de dar vida la aparentemente ilimitada Tatiana. Solo espero que la quinta temporada, que se ha anunciado como la última, les dé a todas el final que se merecen. Se lo han ganado.

Hoy se estrena como colaboradora Luiza Dias, alumna de primero de bachillerato artístico del Colegio
Reconozco mi nerviosismo ante el comienzo de la segunda temporada de Westworld. Un nerviosismo motivado
Los escenarios distópicos se han convertido en unos de los ejes principales para la construcción
 

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notice: Undefined index: sab_desc_style in /customers/1/a/4/rirca.es/httpd.www/wp-content/plugins/simple-author-box/inc/class-simple-author-box-helper.php on line 1025